Cómo dejar de fumar definitivamente

dejar de fumar

Actualmente se han venido desarrollando numerosas campañas que advierten las lamentables consecuencias que trae el consumo del cigarrillo para la salud, tales como complicaciones respiratorias, enfermedades cardiovasculares, y algunos tipos de cáncer, y esto ha ayudado a crear conciencia, entre los jóvenes, logrando que muchos sitios públicos se declaren libres de humo, y que en general el fumar se haya empezado a ver como una práctica no muy sana ni agradable.

A pesar de esto todavía existen personas que fuman, y es que dejar el hábito de fumar, aunque no es fácil, es un objetivo que se puede alcanzar, si existe la fuerza de voluntad y la motivación necesaria para hacerlo.

Lograrlo requiere del compromiso consiente del individuo y del apoyo de quienes lo rodean, para poder alcanzar esta meta, se debe iniciar por hacer un plan identificando cuáles son los momentos y circunstancias en que se sienten más deseos de fumar, empezando a evitarlos, es también muy importante por supuesto, limpiar sus espacios de cualquier tipo de cigarrillo, empezar a practicar ejercicio físico  y diferentes actividades que mantengan la mente ocupada, para que no exista el peligro de sucumbir ante la ansiedad de volver a fumar.  Ya que los estados de ansiedad se presentarán irremediablemente por que el cuerpo esta acostumbrado a la dosis de nicotina.

Cómo dejar de fumar cigarrillo

Cuando se empieza a fumar, generalmente en la adolescencia se hace por probar muchas veces no se es consciente de lo adictiva que puede llegar a ser esta práctica, debido al componente que lleva que es la nicotina.

La nicotina se define como una droga que se encuentra en las hojas de la planta del tabaco y que también se puede producir artificialmente, que es altamente adictiva ya que produce sensaciones placenteras pero muy cortas lo que hace que se siga fumando cada vez más.

Ser adicto al cigarrillo, implica que cada vez se van a consumir más cigarrillos al día, ya que en el acto de fumar la nicotina asciende a los pulmones y se distribuye por el torrente sanguíneo hasta llegar al cerebro, y es ahí donde se experimenta esa sensación placentera por una fracción de segundos, generando el deseo compulsivo de volver a sentir la misma sensación. 

Así que decidir dejar el cigarrillo de un momento a otro puede generar graves episodios de síndrome de abstinencia con los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Sudoración excesiva
  • Cambios de humor, con tendencia a la irritabilidad
  • Insomnio
  • Mareos
  • Taquicardias
  • Aumento de la presión arterial
  • Aumento de peso

Sin embargo, son síntomas que con un poco de voluntad y manteniendo la mente ocupada, se pueden sobrellevar, hasta llegar a superarlos y alcanzar la meta de dejar el cigarrillo.

Se debe evitar repetir los comportamientos que conllevan al deseo de fumar, o por lo menos cambiarlos por otras actividades en que el fumar cigarrillo no sea una posibilidad, como por ejemplo practicar un deporte.

Se debe tener muy presente que la posibilidad de caer nuevamente en el hábito, está latente, pero si se llega a dar, no se puede perder todo el esfuerzo realizado, se deberá empezar de nuevo, estableciéndose metas a corto plazo en un principio, que, al conseguirlas, permitirán plantearse una cada vez más difícil.

Los logros y las dificultades de este proceso se deberán ir registrando con el fin de poder tener una secuencia y observar cuales son los momentos que tienen más riesgo para que exista la posibilidad de volver a fumar.

Existe una terapia llamada de remplazo, para aquellas personas a quienes les cuesta mucho desprenderse de la adicción a la nicotina, dicha terapia consiste en suministrar al fumador pequeñas dosis de nicotina en gomas de mascar, parches, y hasta pastillas para chupar.

El dejar de fumar toma tiempo, y este margen de tiempo depende en muchos casos de la cantidad de cigarrillos que se estaban consumiendo y de la edad en que se empezó a consumir, ya que entre más joven se haya iniciado esta adicción, más arraigada estará en el organismo y en la mente del fumador.

En conclusión, aunque el dejar de fumar, puede tomar tiempo, y aparentemente ser un poquito difícil de lograr, si existe la decisión consiente y la fuerza de voluntad se puede lograr, sin terapias, ni fármacos, solamente con el deseo de dejar el habito se logra avanzar en esta determinación.

Cómo dejar de fumar bazuco y marihuana o cualquier hierba

Otro riesgo que conlleva el fumar es que es el primer paso para  llegar a otras adiciones más graves y complicadas , como la marihuana , la cocaína y el bazuco , no es regla que quien fuma cigarrillo,  consuma también estas drogas pero si es más posible que un fumador se interese por  probar estos alucinógenos , ya que el placer que le aporta la nicotina, se vera multiplicado ante el uso de estas drogas , y es así como un fumador común , en cualquier noche de tragos, o ante  la invitación de un amigo a probar nuevas sensaciones , se deja llevar y sin darse cuenta, se sumerge en el oscuro mundo del consumo de estas drogas que se apoderaran de su voluntad , de su vida , de su salud , llevando lo muy seguramente al caos. 

La marihuana es una droga que se produce de una planta, y que produce efectos alucinógenos, afectando el sistema nervioso central, sin embargo, es una droga natural, que, aunque produce adicción y dependencia es menos destructiva que el bazuco, el cual es una sustancia artificial, la cual se hace con base de coca, cemento, bicarbonato de sodio, metanol y querosén, que generan alucinaciones y alteraciones muy intensas del sistema nervioso central, produciendo consecuencias significativas en el organismo y en el aspecto físico del adicto.

Dejar la adicción a drogas como el bazuco, o la marihuana es mucho más difícil, debido al nivel de tolerancia a estas drogas que va generando el organismo, necesitando cada vez consumir más droga, para experimentar las mismas sensaciones que un principio, se podían sentir con un nivel menor de consumo.

Generalmente la adicción a este tipo de drogas empieza a afectar las relaciones en su medio, familiar, laboral y social, debido a que el único interés que motiva al adicto, es el consumo de la droga que calma su ansiedad, haciendo todo lo que le toque por conseguirla, incluso en contra de su bienestar o el de su propia familia.

Estos comportamientos obsesivos e irresponsables en algunos casos, empezarán a tráele al consumidor de estas drogas alucinógenas muchos problemas de todo tipo hasta de tipo legal, en muchas ocasiones terminan involucrados en riñas y conductas ilegales. Ante este panorama tan desolador y auto destructivo existen el momento determinado para elegir entre la rehabilitación o la destrucción total. 

Para lograr dejar la adicción al bazuco y a la marihuana se requiere en un primer lugar, que el adicto reconozca que tiene un problema, que no puede controlar la adicción, por el contrario que su adicción lo controla a él, si existe esta primera condición, existen posibilidades de alcanzar la meta de superar la adicción, pero si no existe una conciencia del problema por parte del adicto no se puede llegar a nada, nadie puede hacer nada por el si no es consiente de su problema.

Además del deseo del adicto de superar la adicción y la conciencia del problema, se necesita el apoyo de la familia y los amigos, en ese momento en que decide empezar a buscar ayuda profesional, intentando rodear al adicto de cariño y frases motivadoras, y buscando un sitio adecuado, un centro de rehabilitación, que le permita en una primera instancia pasar por el proceso de desintoxicación, y con el  apoyarlo durante el  síndrome de abstinencia, que en estos tipos de adicción se manifiesta muy fuerte, presentando incluso:

  • Episodios delirantes, (delirios de persecución, alucinaciones)
  • Temblores
  • Sudoración Excesiva
  • Taquicardia

Ya después de esta etapa el centro de rehabilitación, empezará con su grupo interdisciplinario de profesionales a ofrecer las diferentes terapias y los distintos acompañamientos psicológicos y espirituales, que le permitirán al adicto sanar su mente y sus emociones involucradas en la adicción, para así empezar a sanar el cuerpo.

Igualmente fortalecer su vida espiritual lo ayudará a enfrentar los momentos de debilidad que puedan presentarse durante y después del tratamiento, y empezar a construir una relación don Dios a través de la Fe y la oración, alcanzar la paz suficiente para enfrentar sus propios demonios. Seguidamente empezarán las diversas terapias ocupacionales que ayudaran al paciente a reafirmarse como una persona productiva, capaz, y eso le ayudará con su autoestima, y la autoconfianza para iniciar su reintegración a la sociedad.

El tratamiento es totalmente personalizado en el sentido que de acuerdo a su historia personal se establecerá el tiempo que debe durar, el número de terapias y el tipo de cada una de ellas, el acompañamiento familiar durante el tratamiento y su participación en las terapias, también estará definido por los profesionales del centro de rehabilitación de acuerdo a lo que más le convenga al paciente.

Luego empieza la etapa de reintegro a su vida normal, con seguimiento de los profesionales del centro, durante un periodo de tiempo determinado y hasta tener la seguridad que esta en plena capacidad de afrontar las presiones del medio sin recaer, hasta entonces se le hará un seguimiento.

Toda esta descripción del trabajo que se hace en un centro de rehabilitación, nos muestra que las condiciones para dejar el consumo de drogas como el bazuco y la marihuana están dadas desde que exista un compromiso real del adicto en conseguir liberarse de esta dependencia, por consiguiente, SI SE PUEDE DEJAR LA DROGA.

¿Es posible dejar de fumar para siempre?

A través de este articulo hemos analizado, la posibilidad de dejar la adicción, hemos visto que algunas de ellas son más fuerte que otras por que desde su inicio, van destruyendo el organismo y la mente de quien los consume, pero de igual manera hemos podido analizar que la solución a estos problemas esta dentro de nosotros mismos, que un paciente adicto con fuerza de voluntad y con ayuda  familiar y profesional puede llegar a superar la dependencia, y que el caso de cigarrillo  tiene   muchas posibilidades de superarse que las otras drogas, que hay que esforzarse y motivarse para conseguirlo.

Hay que aplaudir el logro de las pequeñas metas, que sumadas una a una permitirán alcanzar el logro mayor, alcanzar la rehabilitación total de las drogas y del cigarrillo Por eso a la pregunta ¿es posible dejar de fumar para siempre? La respuesta es un categórico SI, SI SE PUEDE,  requiere esfuerzo, fuerza de voluntad y mucha determinación, pero se puede, y hay que logar la meta por salud, por probarnos a nosotros mismos que tenemos el control de nuestras vidas, que no somo dependientes de un hábito que hoy puede generarnos segundos de placer, pero que en un futuro no muy lejano puede garantizarnos enfermedades muy complicadas que pueden llevarnos hasta la muerte.

La mejor manera en que podemos contribuir para que nuestros hijos y todas las futuras generaciones es seguir haciendo prevención de todos los efectos nocivos que trae el cigarrillo a la salud del que fuma y del que lo rodea.

Quizás te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea