Consumo de drogas en el embarazo

consumo de drogas en el embarazo

Para la mayoría de las mujeres, el embarazo es una de las etapas de su vida más gratificantes por tener la dicha de llevar dentro de ellas la formación de una nueva vida. Pero de alguna manera, el consumo de drogas frecuenta su existencia, lo que imposibilita el correcto funcionamiento tanto del bebé como de la madre.

Durante la etapa del embarazo, la madre transmite todo lo que come, bebe, hasta los cambios de ánimo influyen en el crecimiento de una nueva vida que se gesta dentro de la madre, es decir que, los nutrientes que absorbe por tomar agua, los recibirá tanto la madre como el feto, de igual manera acontece si consume bebidas alcohólicas, los alucinógenos y demás sustancias, ocasionan daño en el desarrollo de este.

Se conoce como droga a todo tipo de sustancias que cumple la función de estimular el sistema nervioso central, afectando directamente el cerebro y deteriorando demás funciones vitales del cuerpo humanos, además de ámbitos sociales, familiares, académico, laboral y legal de la vida humana, donde factores individuales y grupales influyen en el abuso de estupefacientes.

Por ello, la madre es la principal responsable de la vida que se encuentra creciendo dentro de ella, de su estabilidad emocional y nutrición mucho antes de que se dé a luz, por lo que evitar cualquier tipo de droga, fumar y el consumo de alcohol es obligatorio para prevenir malformaciones o pérdidas involuntarias del bebé.

Se trata entonces de proteger y velar por el bienestar de la nueva vida en formación, fuera de un ambiente de vicios y drogas.

Influencia y efecto de las drogas en el embarazo

El consumo de drogas por cualquier que sea el método de ingesta no es saludable para ningún ser humano, menos si se encuentra en gestación, pues se producen daños a la salud y aumentan los riesgos de muerte.

El feto depende de la madre para sobrevivir hasta su nacimiento, por ello, la realidad que representa el consumo de drogas en el organismo implica doble daños en el sistema nervioso central, sistema cardiovascular, estabilidad emocional y psicológica, funciones respiratorias, rendimientos motrices y articulares, entre otros.

La presencia de drogas psicoactivas durante el embarazo puede ser causado por dependencias que la persona gestante ya padecía con anterioridad, por desconocimiento del estado de embarazo en el que se encuentra, por influencias de terceros por falta de información al pensar que no interfiere con el embarazo, susceptibilidad de la pareja o personal, entre otras causantes de trágicas consecuencias donde el que más sufre es la vida humana en crecimiento en el vientre.

Sucesivamente, los efectos de la droga impiden el razonamiento lógico de las personas, por tanto, quienes la consumen al inicio pueden sentir gran exaltación, pero una vez termine el efecto secundario, la depresión en la que cae es feroz. En mujeres embarazadas, las hormonas juegan en contra intensificando los efectos negativos que se generan, por lo que se incrementan los riesgos fatales.

Es importante tener en cuenta que por el bienestar propio y de su bebé, dejar de consumir es la opción más saludable. Puede ser difícil dejarlo, pues modificar hábitos de un día para otro no es fácil, pero una vez conociendo los efectos perjudiciales que causan las drogan a corto y largo plazo, es momento de dar el primer paso tanto por ti como por el bebé.

General un cambio radical positivo para comenzar una nueva vida que crece en el vientre, depende de ti.

Consecuencia de las drogas en el embarazo

Se debe tener claro que las consecuencias de consumir drogas para la persona que está gestando no son iguales en cuanto al bebé. Por un lado, la madre durante el embarazo puede sufrir de:

  • Aborto espontáneo prematuro por desprendimiento prematuro de placenta, preeclampsia.
  • Infección por hepatitis B, VIH o SIDA
  • Desnutrición o problemas alimenticios.
  • Alucinaciones, convulsiones, liquido en los pulmones, sangrados espontáneos.
  • Daño cerebral, ataque neurológico, paranoia, delirios, atentar contra su vida o del bebé em el vientre.
  • Riesgo de sobredosis.

Por otro lado, las afectaciones que recaen sobre el bebé pueden ser tanto antes como después de su nacimiento dadas las secuelas que se han dejado:

  • Afecta el tamaño normal proporcional del feto, de sus órganos y su peso
  • Afecta la función regular del corazón, los pulmones, y sobre todo del cerebro del infante.
  • Aumenta riesgo de malformaciones congénitas como paladar hendido.
  • Defectos varios como en la columna vertebral, en el esófago, malformación de ano, rotura de la pared abdominal y cerebral, alteraciones cardiovasculares y circulatorios, anomalías renales, urinarias y reproductivos.
  • Formación de síntomas de abstinencia dado por el consumo frecuente del progenitor.
  • Alteraciones genéticas.
  • Desequilibrios emocionales y déficit de aprendizaje, atención e hiperactividad.
  • Trastornos psicológicos, de personalidad, de relacionamiento social y alteraciones cognitivas-conductuales.
  • Nacimiento prematuro o muerte fetal.
  • Lesiones neurológicas o neuropsiquiátricos.
  • Transmisión de infección materna o paterna por hepatitis B o VIH, Sida.

Se aclara que existen fármacos que cuando la persona gestora del feto una vez suministrados, crea dependencia que en su abuso pueden conllevar a las mismas consecuencias negativas de su ingesta, perjudicando la integridad y salud tanto física como psicológica de ella misma como del feto.

Por lo tanto, se recomienda asistir a un médico y monitorear la salud general de la madre como del bebé, buscar ayuda o apoyo para vivir una vida plena durante y después del embarazo.

Cabe destacar que la frecuencia de consumo, el tipo de droga, la cantidad consumida y el tiempo que lleva ingiriendo antes, durante y después del embarazo, varían las fatales consecuencias para el bebé y la madre. No obstante, el consumo de drogas y/o alcohol causan daños y alteraciones en el embarazo y para toda la vida.

Para beneficio de todos los involucrados durante el embarazo, es dejar tan pronto como sea posible los malos hábitos, vicios, dependencias y adicción del consumo de drogas que resultan ser perjudiciales para la integridad y salud en general, así se prolonga la vida y se asegura un futuro saludable.

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea