Bulimia ¿Qué es?

bulimia

Con le paso del tiempo, la proliferación de la información con respecto a los estereotipos tanto femeninos como masculinos han impactado la salud física y mental de las personas sin discriminar edad, desencadenando un sinfín de complicaciones en las funciones básicas del organismo, generación de trastornos alimentación hasta indicios de enfermedades degenerativas que implican tratamientos de por vida.

La inexactitud de comprensión de la información que circula por los medios de comunicación o la influencia dado por la presión social de los cuerpos esculturalmente perfectos que en ocasiones provocan desequilibrio emocional por la falta de fortalecimiento del autoconocimiento, en vez de emitir mensajes en pro a la regular actividad física, bienestar y amor propio bajo hábitos saludables equilibrados.

De igual manera, hoy en día ¿Qué significa ser, estar o sentirse saludable? ¿Comer sólo vegetales para conseguir una figura delgada, pero ignorando otros nutrientes vitales para el organismo? ¿Exceder el ejercicio físico para desarrollar músculos, pero posiblemente los órganos estén débiles? Mantenerse en forma implica equilibrar hábitos alimenticios saludables sin excesos ni falencias, además de poner en marcha el cuerpo para reducir el riesgo de contraer enfermedades.

Como efecto dominó, se causan diferentes tipos de trastornos que afectan la funcionalidad individual del ser humano como integrante proactivo en la sociedad, entre ellos se destaca la bulimia.

Qué es bulimia

La alimentación es una acción vital que todo ser humano realiza para mantenerse con vida y funcional día a día, ya que proporciona el nivel nutricional necesario para que el cuerpo produzca energía, mantener las funciones tanto fisiológicas como psicológicas estables, entre otras operaciones que desarrolla el organismo.

La comida en general es deliciosa, saborear en cada bocado la mezcla de alimentos en el que está conformado un platillo es uno de los placeres de sentirse vivo. Tanto así que, comer suele ser el consuelo directo de cierto porcentaje de población mundial que sufre de un trastorno mental, por ejemplo, algunas personas al sentir ansias, tristeza o alto nivel de estrés detonado por alguna situación del ambiente recurren a desbordarse en comer gran cantidad sin medir las consecuencias.

Sin embargo, una vez que la persona ha ingerido a atascos toda la comida posible en donde pierde el control de sí mismo, la persona que sufre del trastorno alimenticio de la bulimia utiliza diferentes formas para sacarla de su cuerpo por medio de producirse el vómito o ingerir laxantes con el fin de evitar aumentar de peso, pues es ello lo que les preocupa, engordar.

Entonces, la bulimia es conocido como un trastorno alimenticio donde la primera preocupación de la persona que padece dicha enfermedad es aumentar de peso, engorde y de cierta forma su cuerpo cambie su estructura física, por ello a pesar de que se alimenten saludable o evitando la comida chatarra, hacen cualquier cosa por evitar que el organismo procese adecuadamente la comida.

Es momento de invertir tiempo en el autoconocimiento, escuchar y actuar saludablemente en pro de nuestro bienestar.

Causas y síntomas de la bulimia

Tanto hombres como mujeres pueden padecer de bulimia a pesar de que, por los cambios hormonales e influencia del exterior, las niñas en la edad de adolescencia y las mujeres jóvenes tienen altas tendencias de someterse a patrones o dietas alimenticias drásticas, puesto que sienten culpa una vez se atragantan de comida.

Exactamente se desconoce una causa que generalice el comportamiento autodestructivo que la bulimia genera, sin embargo, se ha demostrado que existen factores internos y externos que pueden dar inicio al desbordamiento de dicha conducta:

  • Factores genéticos, hace referencia a la composición genética del individuo que ha adquirido por herencia biológica de generación en generación, lo cual puede implicar un desorden neuroquímico que cause el trastorno alimenticio.
  • Factores psicológicos, causado por eventos traumáticos como abuso, el bullying, o por experiencias estresantes en su vida que afectan la autoestima, el carácter, y el equilibrio emocional del paciente haciendo que no se sienta cómodo con su cuerpo.
  • Factores familiares, los parientes influyen directamente en las decisiones que los jóvenes toman, las criticas que mencionan por su peso o estado físico quebrantan la confianza e imagen personal de cada paciente, además como figuras de ejemplo a seguir ellos pueden imitar el comportamiento bulímicos, preocupación en exceso por acondicionamiento físico o por la falencia en fortalecimiento de herramientas personales para enfrentar cambios de la vida.
  • Factores sociales, el ser humano por naturaleza es sociable, por lo tanto, inconscientemente se busca la aceptación de un grupo de personas para pertenecer a cierto circulo social que presentan características similares, por eso, el paciente ha permitido que comentarios sobre su cuerpo influyan en las decisiones perjudicando su salud sin notarlo. Igualmente, el estereotipo de perfección que la sociedad misma impone, han sido motivo para que las personas no sientan confianza consigo mismas.
  • Factores culturales, los estilos de vida son diferentes en todos los países o ambientes donde se desenvuelva la persona, por ejemplo, los bailarines de ballet, modelos, patinadores artísticos, otras profesiones y deportes requieren un cuerpo delgado esbelto por lo que indirectamente forman trastornos alimenticios con tal de cumplir con las exigencias de su actividad física.

Cabe resaltar que frecuentemente los trastornos alimenticios se forman en personas que están rodeadas de una sociedad industrializada donde enfatizan la delgadez como un estilo igualitario a salud y bienestar en donde conducen a dietas extremas y desordenes como la bulimia, el cual es un ideal totalmente irrealista. Entonces, presentan síntomas o señales de alerta tales como:

  • Oculta gran cantidad de comida en la habitación para comerla a escondidas.
  • Ingiere los alimentos fuera de control, desesperadamente, con ansias, como si no masticara.
  • Tiene momentos en que come demasiado y excede en ayunos prolongados.
  • Usa frecuentemente el baño inmediatamente después de comer.
  • Emite olor a vómito puesto que lo provoca, o ingiere laxantes, pastillas para adelgazar
  • Realiza ejercicio en exceso.
  • A pesar de que están delgados y por debajo del peso ideal, de sienten gordos.
  • Aumento de cansancio, fatiga, dolores estomacales, mareos, dolor de cabeza.

Tipos de bulimia

A pesar de que la bulimia es una enfermedad que afecta la nutrición y forma de alimentarse apropiadamente de una persona, se manifiestan etapas con características peculiares que facilitan la clasificación que permite un tratamiento adecuado eficaz para cada uno de los síntomas presentados.

Antes que nada, cada caso de bulimia es diferente y personal, por lo que los síntomas e identificación del tipo pueden varias de acuerdo al motivo, forma de ser y acciones de cada personas que lo padece, ya que de la noche a la mañana no se es bulímico.

Bulimia purgativa o purgante

La culpa suele ser el sentimiento que motiva el comportamiento de un paciente con bulimia, por ello, este tipo surge con episodios de atracones de comida seguido de vómitos auto inducidos casi inmediatamente u otros métodos purgativos como uso excesivo de laxantes o diuréticos.

El bulímico tiene el sentimiento de no controlar la cantidad ni velocidad de lo que ingiere, al tiempo de preocuparse excesivamente por controlar el peso, sentir fatiga, cansancio, ansias, debilidad física, inflamación de la garganta, deficiencias gastrointestinales, deshidratación severa, complicaciones en el sistema renal, desequilibrio de electrolitos causando riesgo de ataque cardiaco, irritación del sistema digestivo, entre otras consecuencias.

Bulimia no purgativa o no purgante

En este tipo de bulimia, el sujeto no se somete a métodos purgativos después de comer en abundancia la comida, sino que acta de tal manera para compensar la ingesta calórica que ha sido procesado por el sistema digestivo, realizando ejercicio físico cardiovasculares por gran cantidad de tiempo que “queman las calorías”, se somete a ayunas por largo tiempo saltándose comidas o ingiere pastillas para adelgazar.

Las implicaciones que llevan al paciente bulímico no purgante es claramente los cambios repentinos digestivos que emplea, lo cual desestabiliza el funcionamiento del organismo, el alto riesgo a ataque cardiaco por la sobrecarga física durante los ejercicios cardiovasculares y la posible deshidratación dado por los largos periodos sin suministrar comida o bebida al cuerpo.

Tratamiento de la bulimia – cómo superar la bulimia

La bulimia es considerada también una enfermedad psicológica, ya que de alguna manera el paciente siente tanta culpa por comer que en sus pensamientos cree que la mejor manera de castigarse por lo cometido es expulsar el alimento de cualquier manera posible.

Por ello, es importante determinar la fase por la que atraviesa una persona que padece de dicho trastorno por medio de un diagnostico exhaustivo. El ciclo bulímico se repite consecutivamente: atracón de comida, aparición de sentimiento de culpa lo cual pasa a la provocación de expulsión, estado de preocupación.

Ahora bien, los tratamientos que psiquiatras emplean generalmente para controlar los comportamientos que causa la bulimia son alternados entre suministro de fármacos antidepresivos y psicoterapias cognitivas – conductuales.

Entre las psicoterapias guiadas por el psiquiatra, se incluye el núcleo familiar como red de apoyo principal, por lo que, en conjunto con terapias grupales, tratamientos basados en la familia y terapias interpersonales individual, se pretende que el paciente reconozca aspectos positivos en el autoconocimiento y autoestima, tanto de su propia vida como del exterior.

Consecutivamente, los medicamentos recetados pueden traer efectos secundarios que, aunque resulten beneficiosos durante el tratamiento, existen altos riesgos presentes a largo plazo, por lo tanto, consultar a un grupo profesional en el área es lo más factible antes durante y después del proceso.

Teniendo en cuenta que la enfermedad es originada por un desorden alimenticio e involucra los métodos nutricionales, es imperativo la presencia de un nutricionista durante el tratamiento que enseñe, oriente y ayude al paciente en el diseño de planes alimenticios balanceados con ejercicio, con el fin de subir un escalón a la vez que lleve a la completa recuperación

En tanto, no existe una formula exacta para prevenir del todo este tipo de enfermedad, pero es posible fomentar la creación de actividades lúdicas informativas desde la casa, en centros educativos, organizaciones empresariales y entes gubernamentales, ya que es una enfermedad en con alto riesgo que puede padecer cualquier niño, adolescente, joven o adulto, ya sea hombre o mujer.

Diferencia entre anorexia y bulimia

La preocupación por la imagen personal ha estado de la mano con la figura delgada del cuerpo que durante años la sociedad ha impuesto que es sinónimo de salud y bienestar. No obstante, una persona que pesa por debajo de su peso ideal puede sufrir diferentes complicaciones musculares que un sujeto que su peso es regular

Así, los trastornos alimenticios de anorexia y la bulimia, las personas bajo su inestabilidad emocional piensan que comer los engordará y dañará su imagen, como si fuera un impulso maniático con respecto a la alimentación.

Eventualmente las personas que padecen de bulimia sufren igualmente de otro trastorno alimenticio como la anorexia, puesto que los síntomas que se manifiestan sueles tener los mismos patrones, sin embargo, es posible encontrar diferencias notorias entre estos dos trastornos dado por cómo se comportan frente a la comida.

Por un lado, la anorexia ser refleja en el miedo o preocupación a engordar, verse en un espejo y sentirse gordo, por lo que deja de comer voluntariamente, siguiendo un patrón como estar obsesionado con su peso, imagen personal, se saltan comida, se pesan varias veces al día, ocultan la comida como sea necesario, esparcen la comida en el plato o dejan caer al piso gran cantidad para simular que han comido, entre otras acciones que rechacen la ingesta de alimentos.

Al igual que la bulimia es originada por múltiples factores, entre ellos la baja autoestima que afecta el estado de ánimo, concepto sobre vivir y otras cuestiones existenciales.

Por otro lado, los bulímicos sienten ansias de comer, pero a la vez culpa por hacerlo al miedo de engordar, lo que los lleva a tomar represalias contra ellos mismos para eliminar de su cuerpo las calorías que creen que consumieron por medio de auto provocación de vómito, ingesta de laxantes o exceso de ejercicios físicos cardiovasculares.

Sin importar el trastorno alimenticio por el que se padece, los daños a la salud son perjudiciales. ¿vale la pena?

 

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea