Las mejores técnicas de modificación de conducta

En el mundo de la psicología, el desarrollo del concepto de la conducta es un tema complejo de tratar que ha sido estudiado desde remotas épocas antiguas, dada la variedad de lenguaje tanto corporal como verbal que el ser humano ha implementado a través de los años como método de comunicación, de tal manera que la conducta humana está guiada por fenómenos determinados por medio de la observación para su fácil comprensión al ser detectados.

En ese sentido, la conducta humana es un concepto tan complicado e individualmente denominativo el cual hace referencia al hecho de etiquetar una serie de actitudes, acciones e impulsos guiados por el instinto controlado de cada persona, es decir, mi reacción frente a una situación especifica no será la misma al de otra persona que se encuentre enfrentando una similar, puesto que los antecedentes personales de vida, las enseñanzas de infancia por parte de los padres con respecto a los valores y principios, entre otros aspectos interpersonales regirán ciertos parámetros de conducta y/o comportamiento sobre un suceso o personas.

Dicho lo anterior, la psicología como estudio a la mente humana ha fortalecido la capacidad científica e investigativa de categorizar aquellas conductas individuales de manera general la cuales son consideradas desadaptativas dentro de un orden social previamente establecido a través de los años, por lo que se procede a modificar dichas conductas que perjudican la integridad del individuo y su productividad en la sociedad.

Por ende, se recurren a técnicas psicológicas con el fin de modificar la conducta humana que genera malestar inconsciente al ser humano con tal de brindarle una mejor calidad de vida prolongando su existencia en la tierra. ¿Por qué nos comportamos así? ¿Qué nos hace ser así? Son un par de preguntas que, al concientizarnos de nuestros actos ya sea por que las personas a nuestro alrededor en repetidas ocasiones nos lo mencionan o de alguna manera nos genera malestar incontrolable, comenzamos a contemplar en que es necesario cambiar.

¿Qué es la modificación de conducta?

Aunque no parezca, los seres humanos tendemos a imitar a otros personajes que por nuestra vida han pasado y dejan un grado de admiración hacia ello que nos impulsa a tomarlo como ejemplo para “ser” de esa manera especial, además, a medida que vamos creciendo mientras se tiene constante interacción con el exterior que nos rodea, se suele adaptar posturas mentales, comportamientos y conductas que generan malestar personal y daño social.

Así mismo, existen miles de tipos de personas con diferentes conductas en donde sus rasgos de personalidad proporcionan información suficiente para categorizar el tipo de conducta desadaptativa que están teniendo por un tiempo prolongado.

Por ejemplo, existen niños donde al no obtener lo que quieren en el momento inmediato, su primera respuesta es llorar a tal punto de gritar donde comienza a hacer movimientos bruscos con su cuerpo sin importar el lugar en donde se encuentre, como se le diría coloquialmente “hace pataleta”, igualmente cuando otros menores realizan la misma reacción ante un acontecimiento como “no querer comer”. Por tanto, se categorizan la conducta sin importar el estimulo que los llevó a ello, pues se verá analizada después.

Entonces, la implementación de la modificación de conducta consiste en la intervención psicológica con el principal objetivo de disminuir, revertir o eliminar cualquier tipo de conducta desadaptada instauradas en el proceso mental del ser humano para resolver problemas personales y sociales que le han generado malestar inconsciente, de tal manera que proporcione un mejor funcionamiento de las capacidades humanas.

En tanto, las intervenciones de modificación de conducta intentan corregir a través de mediciones de comportamientos el hecho de desaprender para reaprender nuevamente una nueva forma de reaccionar ante una situación, solucionar un problema asertivamente y comunicar de forma positiva sus sentimientos hacia el exterior, además de transformar la percepción del entorno que ocasiona ciertos estimulo que influyen en el comportamiento, con el propósito de mantener el equilibrio entre el pensar y actuar.

¿Qué técnicas se emplean para la modificación de conducta?

Ahora bien, teniendo conocimiento básico sobre la modificación de conducta, es necesario aclarar que, al ser una intervención psicológica, antes de comenzar es primordial realizar un análisis o evaluación de la persona de manera general y específica, es decir, conocer cada detalle de su vida, su personalidad, posibles reacciones ante ciertas situaciones previamente diseñadas en un instrumento de medición entre otros aspectos científicamente comprobados y estudiados.

Si bien, las técnicas empleadas durante las intervenciones son legibles, prácticas y agradables para el ser humano con tal de ayudarles psicológicamente al promover nuevas formas de comportamiento, en donde algunas nuevas conductas suelen sobreponerse a unas existentes y en donde la persona entra en conflicto interno, sin embargo, el proceso le permite establecer métodos de asimilación durante la adaptación.

  • Moldeamiento

    Esta técnica consiste en diferentes procedimientos en el que sucesivamente se fortalece una conducta especifica a la cual se apunta para alcanzarlo. En ese sentido, es necesario prestablecer una conducta base para ser reforzada mediante diferentes actividades, es decir, como una pieza de arcilla, se le va dando forma de acuerdo con lo que se quiere moldear, ya sea un florero, vasija o algún otro elemento, funciona de la misma manera la modificación de conducta a través de la presente técnica con tal de que prevalezca en el tiempo. Así, la interacción del ambiente juega un papel fundamental en cuanto a la forma en cómo el sujeto responde ante un estímulo, las cuales serán consecuencia para ser reforzadas.
  • Encadenamiento

    Consiste en reforzar las conductas adaptadas con las que el individuo cuenta preestablecido de tal manera que pueda gestionar la combinación de cada una de ellas de manera asertiva, ya que el principal objetivo es crear una unidad humana integral entre sus comportamientos anteriores que funcione como una nueva conducta ordenadas y coherentes. Tal como armar un rompecabezas donde existen piezas que no logran encajar en la imagen con facilidad, pero a medida que se va formando la figura, todo va tomando la forma correspondiente, es decir que una lleva a la otra para generar una combinación armoniosa, así funciona esta técnica, el cual cada conducta se refuerza con tal de estimular la siguiente de manera independientes como en cadena, una tras otra.
  • Refuerzo positivo

    Tal como su nombre lo indica, se refiere a todo acto de refuerzo a una conducta existente o manifestada de manera inmediata, a través de premios con tal de causar un estimulo positivo para que el individuo pueda volver a repetirlo, es decir que cada vez el sujeto actúe de manera apropiada, este será recompensado, de tal manera que genera una nueva configuración en su cerebro a medida que se vuelve un hábito conductual, por ejemplo un abrazo, una felicitación o reconocimiento por su buena labora, así se motiva a continuar comportándose apropiadamente. Dicha técnica es utilizada para domesticar o entrenar a animales con el fin de provocar un cambio de comportamiento.
  • Refuerzo negativo

    A diferencia de la técnica anterior, este tipo de refuerzo consiste en el quitar, prohibir, cohibir, retirar, reprimir u otro acto negativo donde causa un sentimiento desagradable a la persona de modo que existe una posibilidad en donde se reprima alguna conducta especifica en la cual se centra el refuerzo, es decir, suponiendo que un adolescente se comporte de manera inapropiada con sus padres, los adultos recurren a quitarle el celular u alguna otra cosa que sea importante para él de tal manera que “aprenda” a no volverlo hacer si quiere seguir con los privilegios que cuenta normalmente.
  • Reforzamiento intermitente

    Teniendo en cuenta las dos técnicas empeladas y descritas anteriormente, la presente técnica se trata de incluir tanto el refuerzo positivo como el refuerzo negativo de manera intermitente y ocasional a medida que la conducta que se quiera corregir aparezca, es decir que en este caso no se está reforzando una sola conducta desadaptada, sino varias conductas en conjunto, entonces se recurre al premiar aquellos comportamientos donde se requiera alentar y a castigar los que son considerados negativos dentro del entorno en que el individuo a tratar se encuentre. Por ejemplo, los padres suelen premiar cuando el hijo obtiene buenas calificaciones en la escuela ya que su comportamiento ha sido excelente, sin embargo, cuando se comporta con groserías sin motivo alguno, es reprimido de alguna forma según sea la educación que lleve.
  • Retirada de refuerzos

    Las tres técnicas anteriores evidencias la presencia de un estimulo ya sea negativo o positivo efectuado continuo u ocasional, sin embargo, esta técnica de modificación de conducta implica la extinción de cualquier tipo de refuerzo utilizado antes procurando que la conducta se corrija por sí sola con el pasar del tiempo por completo de manera gradual para una conducta en concreto.
  • Refuerzo acompañado

    Esta técnica se basa en emplear una persona que acompañe durante el refuerzo de la conducta a tratar de manera gradual por medio de ayudas verbales o físicas, con el propósito de convertirla en una conducta deseada, en ese sentido, con el pasar del tiempo el sujeto va tomando consciencia por si solo de su conducta a medida que el refuerzo se va retirando, hasta llegar al punto de no recibir ningún tipo de ayuda.

A partir de lo anterior, se logra comprobar que en la psicología se emplean diferentes técnicas funcionales para modificar la conducta humana la cual ocasiona malestar en los diferentes ámbitos de su vida y en la actualidad son utilizados por terapeutas durante sus intervenciones o en la vida cotidiana en el trabajo o como padres.

La modificación de conducta en la infancia y adolescencia

Durante esta etapa de la vida donde acontece todo y al mismo tiempo nada, en donde los menores de edad suelen ser una esponja absorbente de todo tipo de estimulo del exterior que los rodea, son mas sensibles y vulnerables a dejarse influenciar por lo el mundo, acontecimientos, personas, sociedad en general, por lo que en ciertos casos, por mucho esfuerzo en brindarles una educación correcta la cual reciban desde el hogar, existen ocasiones donde prevalecen conductas desadaptadas o rebeldes que van en contra de un orden predeterminado en el proceso de forjamiento de carácter, personalidad, estabilidad emocional, entre otros aspectos personales que son vitales para Ser un ser humano proactivo en sociedad.

Para nadie es un secreto que existen niños y adolescentes que “se tuercen” optando por malos caminos comenzando por pequeñas manías como mentir, desobedecer, insultar, mostrarse gravemente agresivos, sin valores ni principios claros, pues creen que pueden llevarse el mundo por delante por que todo lo tienen permitido. Es por tanto que los adultos responsables o educadores que se dan cuenta de dichas conductas antisociales tratan de corregir, controlas y/o modificarles con el fin de que no se intensifiquen a medida que pasa el tiempo en las demás etapas de la vida que tienen por delante, pues disminuirá el riesgo de que se infrinja daño y al prójimo.

No obstante, el cambio de conducta a partir de las técnicas empleadas para su modificación es un proceso que requiere tiempo, paciencia y mucha dedicación tanto personal como del círculo de personas de apoyo que los rodea, ya que la constancia será fundamental para el desarrollo de una nueva etapa de vida libre de condicionamientos conductuales perjudiciales.

Entonces, se considera una intervención completa cuando responsablemente se evidencia un cambio de conducta a partir de la aplicación tanto de sistema de métodos, procedimientos y estrategias de aprendizaje.

Cabe destacar que la modificación de conducta o cualquier otra manera de educación no se consigue a través de la violencia, por ello, se emplean técnicas que vayan de acuerdo con la edad, proceso, intensidad e historial individual de cada paciente que lo requiera.

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea