Sustancias psicoactivas: ¿Qué son?

sustancias psicoactivas

En algún momento de nuestra vida, se ha escuchado hablar sobre las drogas y los daños que tanto su consumo como la transformación industrial para su comercialización, han provocado en la historia de la humanidad.

El concepto de lo que son las drogas comúnmente se conoce, pero lleva consigo variedad de nombres dado los múltiples efectos que su ingesta conlleva, ya sea narcóticos, soporífero, estupefacientes, sustancias alucinógenas, sustancias psicoactivas, sin importar de la manera en que se hagan denominar, todas hacen referencia a una misma familia de caos en la salud física y mental de toda la población.

Las sustancias en cuestión son completamente ilegales a nivel internacional por causa de la toxicidad, riesgo a la salud pública, alteración del orden en la conducta humana

La fabricación de muchos narcóticos, son provenientes de plantas naturales por el cual, en sus hojas, tallos, raíces o flores, contienen alto nivel de toxicidad para estimular el organismo, por tanto, eran usadas en épocas antiguas para diferentes fines ya sean medicinales, curativos, analgésicos, rituales, entre otros actos donde se requerían.

Con el pasar del tiempo, la masificación que el consumo de droga ha conseguido, se debe al alto nivel de adicción que estas generan.

Sin embargo, es preciso afirmar que existen drogas tanto legales como ilegales reconocidas mundialmente y, por lo tanto, algunos países permiten la fabricación, comercialización y consumo de estas.

Por ejemplo, en Latinoamérica existen países donde han legalizado el uso del Cannabis para fines medicinales, mientras en otros países de ninguna forma posible es legal su consumo. De igual forma, se refiere a una droga legal al hablar del alcohol, permitida mundialmente a pesar de las consecuencias provocadas por consumo en exceso.

Qué son las sustancias psicoactivas

Ahora bien, las sustancias psicoactivas son todos aquellos compuestos químicos que afectan directamente el sistema nervioso central inhibiendo el correcto funcionamiento vital, alterando el estado de ánimo, consciencia, razonabilidad, acciones y toma de decisiones.

Entonces, las sustancias psicoactivas como su nombre lo indica, activa el normal desarrollo de la psico o estado mental de cada individuo una vez son consumidas con alta probabilidad de crear dependencia casi de inmediato, una vez se encuentre en el organismo.

Las sustancias psicoactivas pueden ser suministradas por diferentes vías, no obstante, cualquier tipo de narcótico el cuerpo queda expuesto a consecuencias irreparables:

  • Vía oral: Se trata de las famosas pastillas o píldoras que contienen cierta cantidad de la droga, por lo tanto, se suministra por medio de la boca al tragarlas llegando al sistema digestivo.
  • Vía nasal: La presentación de algunos estupefacientes son en polvillo, por los que son inhalados por la nariz hasta llegar al cerebro.
  • Vía intravenosa: Se basa en inyectarse la droga líquida directamente en las venas o musculo groso para aumentar las sensaciones que causan los efectos secundarios.
  • Fumar: Por medio de cigarros, tabacos o, porros artesanales. Se queda el envoltorio con la hierba dentro para inhalar el humo que genera, llegando a los pulmones.

Así, toda sustancia psicoactiva afecta considerablemente desde el primer uso la salud general del organismo y colocando en peligro de todas aquellas personas que lo rodean.

Las drogas, no sólo afecta a quien lo consume desencadenando un sin fin de enfermedades físicas y mentales que perdurarán por toda la vida si o se accede a un tratamiento de rehabilitación adecuado.

De igual manera ocurre ocasionando como daño colateral al círculo familiar, social, académico y laboral, ya que incrementan los problemas por causa de los comportamientos anormales de consumo.

Al mencionar este tipo de sustancias, es poco probable pensar ¿Qué motivó a los drogodependientes a abusar de narcóticos? Son diferentes los motivos que impulsan a niños, jóvenes o adultos a consumir sustancias psicoactivas, puesto que depende de factores tanto individuales de cada ser humano como externos medio ambientales.

Una razón exacta por la que una persona consume droga aun es desconocida, sin embargo, suele deberse por:

  • Influencia por circulo social o por presión de amistades que son consumidores.
  • Curiosidad con intención de experimentar.
  • Influencia del ambiente familiar, es decir, que tengan familiares inmediatos que consuman drogas en el lugar de residencia.
  • Para alejarse de los problemas del día a día, es decir, si tiene mucho estrés o presión en el trabajo, área académica o incluso familiar, recurren al consumo de narcóticos.
  • La falta de información por parte del sistema educativo para fomentar programas de prevención al uso de sustancias psicoactivas.
  • Relación genética, biológica, puede ser hereditario.
  • Baja autoestima
  • Perdida o falta de valores desde infancia.
  • Bajo rendimiento escolar
  • Uso inapropiado del tiempo libre
  • Trastornos mentales y demás enfermedades psicológicas.
  • Tiene mayor acceso a la droga que frecuenta

Tipos de sustancias psicoactivas

Con el pasar del tiempo, el ser humano ha sacado provecho económico del alto grado de adicción que causan los estupefacientes hasta el punto de evolucionar su fabricación. Por ello, se clasifican según los efectos que causan de la siguiente manera:

Según sus efectos sobre el sistema nervioso central.

Pueden ser todas aquellas que actúan negativamente directo en el sistema nervioso. Son entonces:

  • Estimulantes, avivan la actividad mental aumentando el ritmo cardiaco y demás órganos. Entre esta clasificación se encuentra la cocaína y anfetaminas.
  • Depresores, disminuye la puesta en marcha de cuerpo, es decir coloca lento la actividad mental. Entre este tipo se manifiesta el alcohol.
  • Alucinógenos, distorsiona la percepción de la realidad del individuo y mecanismos sensoriales. Dentro de esta categoría resalta el cannabis, LSD, éxtasis, heroína.

Según su proveniencia, origen o fabricación.

La manera en cómo se desarrolla una droga puede variar de acuerdo con los elementos integrados para su fabricación o la materia base en que es elaborada:

  • Origen natural, aquellas que no contienen componentes añadidos, ni pasa por procesos industriales, manipulación o proceso químico adicional, puesto que su nivel de toxicidad es suficiente a lo natural. Entre estos se encuentran el cannabis o ciertos hongos.
  • Sintéticas, Elaboradas en laboratorios a través de procesos químicos y demás sustancias añadidas para crear una nueva sin ningún componente natural presente.

Según el estado legal.

Este tipo de sustancias psicoactivas depende del permiso legal que cuenta cada una en un determinado país, es decir, las ilícitas que son las prohibidas, y las lícitas que cuentan con libre consumo o restricción de comercialización dependiendo de especificaciones gubernamentales.

Cabe resaltar que cada vez los traficantes de drogas diseñan nuevas sustancias aumentando a su vez la intensidad de adicción, método de uso, presentación y hasta con diferentes componentes tóxicos adulterados por lo que al final de cuentas el drogodependiente no tiene ni idea de lo que está suministrándole a su cuerpo.

Efectos de las sustancias psicoactivas

Es preciso apuntar que cada droga tiene composición química diferente, sin importar que algunas de ellas cuenten con la misma base natural o inorgánica, lo que las hace diferente una de otra son las sustancias añadidas, modo de fabricación, tiempo de durabilidad del efecto, método de consumo hasta intensidad toxicidad para causar adicción.

Los efectos que causa las sustancias narcóticas en el organismo una vez consumidas son altamente estimulantes:

  • Modifica la conciencia plena o realidad del momento exacto, generando sensación de estar en otro lugar poniendo a funcionar la imaginación, estimulación de la creatividad
  • Disminución de la sensación de fatiga, aumenta la seguridad en uno mismo.
  • Intensificación de los sentidos, conexión con uno mismo y con el exterior.
  • Exaltación, euforia, excitación, alegría, emoción, aumento en niveles de adrenalina.
  • Sensación de bienestar, relajación, tranquilidad.
  • Algunas aumentan la concentración y rendimiento para realizar actividades físicas o intelectuales.
  • Sensación de placer, alivia el dolor físico o emocional.

Pero como todo lo que sube tiene que bajar, una vez termina ese efecto alentador de sensaciones únicas, el consumo deja secuelas devastadoras:

  • Adicción
  • Enfermedades físicas, insuficiencia renal, enfermedades del hígado, padecimiento de enfermedades crónicas de pulmón, alto riesgo de padecer cáncer, lesiones musculares, lesiones articulares, hemorragias internas, sobredosis, problemas cardiovasculares, taquicardia, paro cardio respiratorio, afectaciones cardiacas, venas o vasos sanguíneos reventados, presión alta, enfisema, infecciones, malformaciones.
  • Alto riesgo de contraer sida, VIH, Hepatitis B, hepatitis C, enfermedades de trasmisión sexual.
  • Muertes provocadas por accidentes, por peleas callejeras u otra causa mientras se encuentre drogado, problemas con la autoridad o legales causando cárcel o pago de multas por consumo y alteración del orden público.
  • Pérdida de relaciones sociales, alejamiento, apatía, pérdida de relaciones laborales, despido del propio trabajo, disminución del rendimiento académico y deportiva.
  • Disminuye la atención, coordinación, problema de aprendizaje, afecta la memoria, revivir experiencias traumáticas, complicaciones neurológicas.
  • Suicidio, daños psicológicos, psicosis, esquizofrenia, delirios, pánico, ansias, indicio de trastornos mentales, trastorno del sueño, pérdida del control, trastorno bipolar o del estado de ánimo, trastornos alimenticios, desnutrición.
  • Daños en el sistema digestivo, dolor de estómago, vómitos, mareos, náuseas, desmayos, convulsiones.
  • Envejecimiento de la piel, enfermedades dérmicas, aparición de manchas en la piel, coloración de dientes amarillos.
  • Estado de coma o muerte súbita.

Cómo prevenir el consumo de sustancias psicoactivas

Todo aquello que nos haga sentir bien, de cierta manera intentamos aferrarnos a ello para volver a tener aquella sensación de bienestar o de felicidad, sin embargo, las drogas engañan.

Las drogas pueden afectar la vida tanto de hombres y mujeres de cualquier edad, raza, religión, ideología, nivel educativo o clase socio económica, ya que, el propio organismo siente la necesidad insaciable de recurrir al consumo de sustancias estupefacientes frecuentemente, es decir que el deseo de ingerir la droga crece cada vez más.

Por tal motivo, es importante difundir programas informativos verídicos sobre el consumo de narcóticos, de tal manera que sean implementados obligatoriamente por parte de instituciones educativas, organizaciones empresariales de diferentes sectores económicos, entes gubernamentales entre otros.

Aun así, la mejor forma de prevenir a toda persona de evadir el uso de las drogas, es con cariño, afecto, atención y sobre todo dedicarle el tiempo que sea necesario, así los niños por ejemplo, no sentirán un vacío por parte de sus padres durante la infancia que al crecer y tornarse jóvenes, tendrán las herramientas emocionales suficientemente capacitadas para tomar decisiones acorde al beneficio de su larga calidad de vida, en pro a su salud y de los demás al preferir evitar el uso de estupefacientes.

Pero no se puede negar que el apoyo por parte de familiares, amigos o personas cercanas es indispensable para hacer sentir valorados y comprendidos a todos aquellos que tomaron el camino errado al consumir las drogas, pero decidieron detenerse al aceptar rehabilitación física, espiritual y mental, para experimentar una vida libre de un ambiente tóxico que una vez su cuerpo habituó.

Con el fin de prevenir el consumo de sustancias psicoactivas, es preciso considerar las señales que todo drogodependiente inicial arroja, así si eres padre, madre, hermano, otro familiar, amigo, pareja sentimental o colega de trabajo, es probable que puedas notar los siguientes síntomas para ofrecer la ayuda necesaria lo más antes posible:

  • Como persona ermitaña, tiene tendencias a estar solo, alejarse de las personas o en su defecto apartarlas de su lado.
  • Presenta cambios constantes de comportamiento, como si actuara misterioso, muy animado y de repente todo cambia a tristeza.
  • Se intensifican las dificultades para tomar decisiones coherentes y hacerse responsable por sus actos.
  • Comienza a disminuir el rendimiento y proactividad en el área laboral o escolar, evitando reuniones con amigos y familiares.
  • No frecuenta las amistades conocidas, cambia repentinamente de amistades.
  • Disminuye el interés por las actividades que solía realizar, ya sean artísticas o deportivas.
  • En casos extremos, presenta trastornos del sueño, ya sea que duerme demasiado o no duerme casi.
  • No tiene dinero, no le es suficiente, ya que todo lo que consigue lo gasta en droga.
  • Tiene a adelgazarse drásticamente pues come menos.
  • Comienza a decir mentiras hasta volverse un profesional en engañar a los demás.
  • Al necesitar dinero para comprar el vicio, hace cualquier cosa por conseguirlo desde hurtar en pequeñas proporciones en la casa, robar a otras personas en la calle o involucrarse en malos pasos con personas peligrosas, causando ansias en su comportamiento.

Recuerde que la comunicación es esencial para resolver cualquier conflicto que se presente, escuchar, permitir hablar y sobre todo dirigir los pensamientos a otras personas de manera asertiva, es la clave para el primer paso a prevenir el uso de sustancias psicoactivas.

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea