Consecuencia del consumo de drogas

consecuencia del consumo de drogas

Las drogas y su consumo han estado presente en la historia de la humanidad empleada por culturas para diferentes usos, sin embargo, con el paso del tiempo el daño humano y ambiental que se ha generado por fabricarlas, comercializarlas e ingerirlas ha aumentado severamente. Dichas drogas, también conocidas como alucinógenos, estupefacientes, psicoactivas, depresores o estimulantes, son todas aquellas sustancias toxicas que el individuo introduce en su organismo produciendo una alteración en el sistema nervioso central, por medio de cualquier forma: vía oral tragándolas en forma de pastillas o pepas; inhalándolas hechas polvillo, humo, gases deteriorando del tabique nasal; o inyectándoselas en diferentes partes del cuerpo en estado líquido, así de cualquier manera siempre encuentran la forma de llegar al torrente sanguíneo.

El impacto que representa el consumo de sustancias estupefacientes modificadas químicamente con el fin de manipular el bienestar en el ser humano representa un deterioro creciente biológico, social, económico y en la salud pública en general a nivel local, nacional e internacional, así mismo, ha causado el incremento de delincuencia e inseguridad donde cobra un alto costo con pérdida de vidas humanas. De modo que, el uso de drogas depende de una variedad de elementos sociales como entorno familiar, educación, amigos, pareja hasta individuales, económicos, biológicos y psicológicos, en cada persona.

Así, el consumo de drogas depende de la voluntad cada persona, ya que entre los efectos que provocan es que pueden producir es emociones intensas de euforia, alegría, placer que estimulan el sistema nervioso que el individuo piensa en “sentirse bien y mejor”; otras personas las utilizan para reducir su nivel de estrés, ansiedad, depresión, aumentar su concentración, relajación, estatus social, autoconfianza, energía, o simple curiosidad. Sin embargo, al finalizar el efecto que se genera durante ingesta, causa como contrapartida en el organismo todas las sensaciones contrarias, es por ello por lo que deciden seguir la ingesta.

Cuando el individuo es recurrente a la búsqueda incesable de consumir por la insatisfacción que su propio organismo le genera y lo lleva al abuso compulsivo del consumo de dichas sustancias tóxicas sin pensar en las secuelas que le producirán hasta mucho después de su recuperación, conlleva al trastorno adictivo crónico conocido como la drogadicción, pues la alteración en el cerebro que le causan al sujeto crea cambios en el funcionamiento vital del mismo, como comer, dormir, caminar, incluso respirar.

Las consecuencias del consumo de las drogas que pueden ser graves

Por tanto, para el cuerpo humano provoca graves consecuencias perjudiciales para la salud que, sin la ayuda, apoyo, desintoxicación y tratamiento adecuado, pueden durar toda la vida y causar la muerte:

  • Enfermedades respiratorias. Algunas drogas tienen efectos secundarios que incluyen fuertes presiones en el pecho y en los pulmones, falta de aire, paros respiratorios y neumonía.
  • Debilidad del sistema inmunitario. Causados por la concentración de químicos en las drogas, el consumidor o adicto es más susceptibles a contraer enfermedades e infecciones de todo tipo.
  • Dificultades cardiovasculares y cardiacas. De alguna forma, todas las drogas introducidas en el organismo encuentran la manera de llegar al torrente sanguíneo, alterando la labor normal del corazón, pues varia la presión arterial. Así, causa ataques cardíacos, convulsiones, infecciones en los vasos sanguíneos, alteraciones cardiacas, paros cardiacos, taquicardia.
  • Alteraciones neurológicas. Los mensajes químicos que existe entre las neuronas son alterados artificialmente reprimiendo la coordinación, control y acción de funciones específicas y esenciales del cuerpo. Degenera y debilita diferentes partes cerebrales tales como el tallo cerebral, el sistema límbico que controla el estado de ánimo, la corteza cerebral donde se encuentra el centro de mando del cerebro, los neurotransmisores y los receptores.
  • Déficit y deterioro del habla, escucha, gusto, vista, olfato y procesamiento de información.
  • Daños psicológicos. Producen con el tiempo presenta paranoia, alucinaciones, esquizofrenia, depresión, ataques de pánico, ansiedad, de personalidad, estados de ánimo, humor y distorsiones en el sueño.
  • Enfermedades gastrointestinales. Debilitando el sistema digestivo por medio del desorden alimenticio, desnutrición, ulceras.
  • Reducción de acciones motoras debilitando la fortaleza muscular del drogodependiente.

Además, la afectación de las relaciones sociales en el ambiente familiar, amistad, sentimental y/o laboral, son consecuencia del uso prolongado de las drogas:

  • Disminuye la atención en actividades recreativas, aficiones o actividades favoritas que se frecuentaba realizar.
  • Aumenta la agresividad, incita al desorden público y marginación. Violencia doméstica y/o laboral
  • Riñas, homicidios, asaltos para satisfacer la necesidad de consumir droga dada a la dependencia que el organismo causó.
  • Deudas financieras, bancarrota, miseria, pobreza.
  • Vender o intercambio de servicios sexuales para conseguir droga.
  • Conductas antisociales. Abandono y alejamiento del circulo social cercano
  • Cambio de patrones de sueño, de comida, actividades rutinarias.
  • En mujeres embarazadas, defectos al bebé, problemas de aprendizaje, nacimiento prematuro, malformaciones, muerte.

Las drogas sin pensarlo se pueden apoderarse rápidamente de la vida de una persona. Con el frecuente consumo existen altas posibilidades que algunos comiencen a crear una dependencia física y psíquica de consumir mayores cantidades y disminuir la capacidad de autocontrol empero aquellos riesgos asociados al consumo varían para cada sustancia, entre las más comunes:

Alcohol

Todas bebidas con contenido alcohólico, a pesar de ser legales, hacen parte de un tipo de droga, puesto que al beber una excesiva y prolongada cantidad puede poner en riesgo de salud, creando una adicción a la sustancia y problemas como:

  • Alcoholismo prolongado daña las neuronas, falta de memoria.
  • Inflamación y deterioro del páncreas e hígado, Inflamación del esófago y estómago.
  • Desnutrición y falta de apetito, problemas de sueño o empeorarlos.
  • Cáncer de esófago, hígado, colon, cabeza y cuello, senos y otras áreas.
  • Descontrol de la presión arterial y deshidratación.
  • Ataques al corazón, alteraciones cardíacas.
  • Afecta la capacidad de razonamiento, visión, equilibrio, coordinación.
  • Aumento de violencia, agresividad, alteración de humor, irritación.
  • Accidentes automovilísticos.

Cannabis o marihuana

El cannabis o marihuana, es una de las drogas más consumidas a nivel mundial, el cual altera el sistema nervioso causando un estado de “relajación”, usualmente en porros con consecuencias negativos cuando el efecto pasa:

  • Reduce capacidades motrices que necesiten coordinación y concentración, ya sea conducir, estudiar, hacer ejercicio físico, deporte o actividades cotidianas
  • Afecta la capacidad de memorización, causando lentitud en el pensamiento, ansiedad, ataque de pánico, cambios de personalidad o sentirse que es otra persona,
  • Durante el consumo, al llegar con alta velocidad al cerebro y sangre, su efecto es inmediatos sin importar el método, por lo que pueden durar entre dos a tres horas.
  • Afectación del severo en el aparato respiratorio. Ocasionando bronquitis o el asma, arritmia cardiaca.
  • Estado irreal de la mente, malestar de la garganta, escalofríos, resfriados seguidos.
  • Algunos porros pueden están combinadas con sustancias químicas desconocidas, desarrollando cáncer en los pulmones por la inhalación.
  • Tabaco o cigarros.

A pesar de que el tabaco o cigarro sea una droga legal que en la sociedad ha sido aceptada y comúnmente compartida durante reuniones sociales convirtiéndose en algunas partes del mundo como un hábito, pero el fumar deja serlo al momento en que la actividad se convierte en un dependencia o necesidad inconsciente del cuerpo. Esto se da producto a la exposición que la persona tiene a la sustancia, también de la facilidad que permita acceder a ella, sin embargo, no deja de perjudicar la salud no solo del fumador, sino además de aquellos que están expuestos al humo exhalado, conocidos como fumadores pasivos.

  • La principal y conocida consecuencia del consumo de drogas como el tabaco o cigarros, es que pueden causar serios problemas de salud pulmonar y tos seca severa por irritación en la garganta, esófago y laringe al inhalar el humo toxico en los pulmones.
  • Sentido del tiempo alterado, apatía, sentidos alterados, ansiedad, dolor de cabeza, irritabilidad.
  • Altas probabilidades de padecer un infarto, bronquitis, neumonía, dilatación pulmonar, cáncer de pulmón, hipertensión arterial, trombosis, hemorragias o embolias, úlcera gastrointestinal, gastritis crónica, cáncer renal o de vías urinarias, sufrir osteoporosis.
  • La estimación de tiempo de vida de un fumador activo es entre 10 a 15 años menos que aquellos que no fuman por la dependencia a la nicotina.

Cocaína o anfetamina

La cocaína es una de las drogas ilegales más conocidas a nivel mundial, ya que la estimulación que genera es potentemente adictiva y otras adversidades a la salud afectando directamente al cerebro independientemente de la forma de consumo, ya sea oral, intravenosa, pulmonar, o nasal. Del mismo modo de rapidez con la que llegan los efectos de la cocaína al cerebro, aumenta el daño de sus contrapartidas:

  • Aumento de depresión, desmayos, somnolencia, aislamiento social, retraso.
  • mental, irritabilidad, paranoia, delirios, debilidad muscular y en los huesos.
  • Alteración neuronal, sudor en exceso, mareo, náuseas y vómitos, ideas de suicidio.
  • Incremento del ritmo cardiaco y mortales ataques cardíacos, hasta provocar convulsiones y derrames cerebrales, dejando el cuerpo en estado vegetal.
  • Perdida del apetito y aumento del sueño, comportamientos violentos, altivos.
  • Paro respiratorio, muerte súbita.

Cuáles son las consecuencias del consumo de drogas a temprana edad

consecuencia del consumo de drogas a temprana edad Actualmente, la juventud en general, especialmente los niños y adolescentes están rodeados constantemente de mensajes que promueven las drogas por medio de internet, canciones, películas, redes sociales y demás medios de comunicación, a lo que, sin la apropiada información y educación respecto al tema en cuestión, son más propensos a sentir curiosidad y querer experimentar el uso de las drogas sin tener el pleno conocimiento de las graves afectaciones que le causan a su bienestar.

No obstante, el consumo de estupefacientes a temprana edad como en niños o adolescentes, puede ser causado principalmente por el ambiente en que lo rodea, presión o aceptación social, exceso de autoridad, impulso de “querer crecer” prematuramente, falta de identidad, entre otros factores que los conlleva a una serie de peligrosas consecuencias además de las antes ya mencionadas:

  • Sentimientos depresivos y problemas de ansiedad, y baja autoestima.
  • Deficiencia en el aprendizaje, bajo rendimiento escolar, agresividad.
  • Disminución de la capacidad motriz.
  • Desarrollo corporal retardado, trastornos de salud mental y físicos.
  • Trastornos alimenticios, desnutrición.

En jóvenes, a pesar de tener consciencia de sus actos, conocimiento de los posibles daños que generan y dada la legalidad que algunas drogas presentar en diferentes partes a nivel mundial como el alcohol y el tabaco y/ marihuana, por lo que la falta de criterio personal, vida universitaria, curiosidad a lo desconocido, escapar de la realidad, querer desaparecer “dolor” para sentirse “mejor”, facilidad de adquisición como fiestas o lugares de ocio nocturnos, incitan al uso ocasionando daños a corto y largo plazo que ponen en riesgo su salud y bienestar:

  • Anormalidades cerebrales como corteza perforada, violencia, actividad sexual temprana, riesgo de psicosis, demencia, alucinaciones.
  • Alteraciones emocionales, falta de motivación, incapacidad de tomar decisiones, disminuir las capacidades de reacción.
  • Crea dependencia, adicción excesiva.
  • Comportamiento riesgoso e impulsivo.
  • Alto riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y vandalismo.

Consecuencias del consumo de drogas en adultos

La etapa de adultez, la cual se supone tener una percepción de los riesgos más claros, es el porcentaje más alto de consumo en las etapas de vida humana, por ende las consecuencias asociadas al abuso del consumo de las drogas pueden provocar entre otras enfermedades irreparables nocivas para la salud, tales como Sida o Hepatitis, ya que, al inyectarse la sustancia química, corren el riesgo de que la aguja se encuentre infectada y como secuela, la sustancia introducida en el torrente sanguíneo al estar el organismo con el sistema inmune débil acelera el proceso de contaminación. Así mismo, generalmente en adultos de avanzada edad se convierte en un consumidor de sustancias tóxicas pasivo, puesto que el humo toxico que inhalan por fumadores de sustancias químicas en su entorno, el cuerpo está mas propenso a empeorar las enfermedades o trastornos existentes que padecen.

Finalmente, es de alta importancia informarse, educarse y ser conscientes de las implicaciones a las que conlleva el consumo de drogas, aun así, con la ayuda profesional incrementa la posibilidad de prevenir, enfrentar y salir de la adicción. El uso de cualquier tipo de drogas o sustancias que alteren la conducta natural del organismo es perjudicial para la salud.

Quizás te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea