Tips sobre cómo controlar los celos y la desconfianza

cómo controlar los celos

El celo es un sentimiento biológicamente natural el cual nos causa un tipo de malestar físico, emocional y comportamental, generado por la sospecha que se tiene ante acciones de personas que consideramos importantes para nosotras al tener un vínculo o conexión sentimental, amistosa o familiar. Es decir, generalmente es común encontrar casos de celos en relaciones sentimentales, ya sea por experiencia propia o por personas conocidas con situaciones semejantes como por ejemplo que la pareja sea cariñosa con algunos de sus amigos.

Dado que cada persona es un mundo independiente completamente diferente con pensamientos únicos y experiencias individuales, los celos pueden ser provocados por variedad de razones, desde los traumas por vivencias de infancia que no han sido tratadas desde raíz, por rasgos de personalidad mal tratados, vivencias negativas en sus relaciones sociales que han dejado huella en su mente, afectando sus futuras relaciones, o por algún otro motivo que interfiere en el desarrollo personal e interpersonal.

Si bien, los celos son una reacción natural que se desata tras la sensación de incertidumbre o falla en la relación que se tenga con alguna persona, manifestándose como aquel constante pensamiento de “no soy suficiente”, “me va a cambiar”, “voy a ser traicionado/a”, “me van a abandonar”, entre otras ideas locas donde creemos perder el control de la situación, pues a nadie le gusta sentir dolor y el cerebro actúa de manera inmediata como método de sobrevivencia al alarmar con el sentimiento de celos.

Entonces, como a ningún ser vivo le agrada sentir dolor, su método de defensa se activa para prevenir un posible sufrimiento por otra persona, mezclando variedad de emociones ansiosas por controlar las acciones de la otra persona, pero como consecuencia genera un impacto negativo en la relación y al intensificar el malestar patológico puede ser indicio de un tipo de trastorno que altera el bienestar personal.

¿Por qué siento celo y desconfianza?

Tener esa sensación de que te van a lastimar por algo sospechoso que viste o te enteraste, sentir que se está perdiendo a alguien o ser reemplazado por alguien más, puede causar un descontento personal en nuestro día a día.

Dicen que sentir celo es sinónimo de inseguridad de lo que somos, hacemos, pensamos y sobre todo de la otra persona, puesto que suele ser difícil entregar cierta parte de nosotros a alguien más mientras nos encontramos en el proceso de autoconocimiento, en pocas palabras nos sentimos vulnerables. Pues bien, sentir celo significa perder un poco de la propia seguridad que influye en la relación de confianza que tiene con demás personas.

La verdad es que nunca terminamos de conocer las verdaderas intenciones de una persona, por lo que la posibilidad de ser traicionado, decepcionado, engañado o perjudicado de alguna manera por el otro, siempre estarán de puertas abiertas, por lo que estar en un estado de preocupación constante puede enfermar, de tal forma que depende de cada uno que brinda su confianza en la manera en cómo enfrenta cada situación en tomar la mejor decisión en cuanto al bienestar propio.

Quizá seas la persona más segura de ti misma sólo en palabras, pero sentirlo es una cuestión diferente cuando se trata de compartir tus emociones con otra persona. De hecho, se puede sentir celo y/o desconfianza por que una parte de ti no siente plena seguridad en el otro pues de vez en cuando dudas de tus propias habilidades o pensamientos.

Sientes celos y desconfianza por miedo, ya sea a perder a alguien o a algo.

Conducta de una persona celosa y desconfiada

Por mucho que una persona diga “no soy celosa”, es por que no se ha encontrado en una situación que sienta desagrado hacia el actuar de otra persona en la que se encuentre en una relación en dónde, compartan un vínculo comprometedor, puesto que de cierta manera sentir celos hace parte de los sentimientos que todo ser humano puede experimentar, todo depende del grado de intensidad el cual es manifestado.

Por ende, una persona celosa muestra inicialmente una sutil desconfianza de la otra persona, como si dudara de todo lo que le dijera, hiciera o con las personas que se rodea, sintiendo a la vez que pierde el control sobre la relación, de tal manera que conlleva a sentimientos angustiantes conllevándolo a comportamientos de vigilancia constante.

Claramente, se debe identificar qué tipo de relación se lleva, pues los celos en pareja no tendrán la misma reacción que la desconfianza ante un amigo.

Por ello, la persona celosa dentro de una relación suele tomar posición autoritaria de invadir su privacidad al revisar redes sociales, mensajes de textos, personas o lugares que frecuenta con tal de controlar la vida del otro.

¿Cómo controlar los celos y la desconfianza?

Para el ser humano, resulta más fácil actuar impulsivamente sin pensar detenidamente en las posibles consecuencias de sus actos por el hecho de ser guiados por la emoción del momento que ha sido causado, por tal motivo, es necesario saber manejar los celos o la desconfianza hacia otra persona:

  • Aceptar que se puede sentir celos de manera moderada es el primer paso para controlas dicho sentimiento que ha causado un malestar previo, de tal manera que se identifica al colocarle nombre a aquella situación que te causa celo.
  • Seguidamente, se genera una crítica individual desde la razón, es decir, comenzar un cuestionamiento de las emociones surgidas a partir de la situación específica como ¿Vale la pena sentir celos por esto?, más no desde la posición invalidante de la emoción, sino desde una postura objetivamente. Es decir, pensar claramente la verdadera razón que causó el malestar: ¿Siento celos porque mi pareja está hablando con alguien más? ¿Por qué es malo que mi pareja hable con alguien más?
  • Luego, se responde válidamente ante la emoción surgida: ¿Debería sentir celos ahora porque mi pareja no me está dando mi lugar?
  • En ese sentido, se actúa a favor de la comunicación, es decir que es importante hacerle saber asertivamente a esa persona lo que te causa malestar, sin necesidad de prohibir, ya que la otra persona no es adivina de lo que se está sintiendo ni el por qué, con el principal objetivo de solucionar el problema que puede ser creado por el pensamiento propio.
¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea