Síndrome del emperador: ¿Qué es?

sindrome del emperador

No existe manual alguno para llevar a cabo la paternidad ni la maternidad, puesto que la crianza de un nuevo ser humano conlleva tanta responsabilidad, dedicación, paciencia, esfuerzo, y sobre todo el amor incondicional sobre la vida de un pequeño Ser.

Por ello, es un trabajo de tiempo completo en donde se pretende hacer lo mejor para la educación, crecimiento y desarrollo psicomotor del menor, sin embargo, no hay una formula secreta que indique cómo ser un excelente padre o una madre perfecta, lo que durante el camino del conocerse mutuamente se va esclareciendo el rol que cada uno de los integrantes de la familia tiene.

Como consecuencia, durante el proceso del camino de relación entre padre/madre e hijos, existen probabilidades de perder el control, de desviar los métodos de enseñanza positivos, lo que genera falta de autoridad y respeto por parte de los menores ante sus mayores, en resumen, se provoca un caos educativo que puede percutir a lo largo de sus vidas.

Qué es el síndrome del emperador y cuáles son sus síntomas

El síndrome del emperador hace referencia como su nombre lo indica a la potestad que tiene una persona sobre otra, en este caso suele incorporar a los niños y/o adolescentes que tienes comportamientos manipuladores hacia su padre o madre hasta el punto de dominarlos.

Dichas conductas son llevadas a cabo cuando el menor se enfrenta a una negación o prohibición de un acto o comportamiento que esté haciendo mal y sus responsables intenten corregir, de tal manera que no tienen la capacidad empática de ponerse en el lugar de la otra persona con tal de complacer sus ideas.

Por ejemplo, ¿alguna vez has presenciado en un espacio público el fastidioso llanto injustificable que un niño/niña hace en frente de sus padres para conseguir lo que quiere inmediatamente? Bien, ese tipo de “show” es una de las tantas actitudes manipuladoras que pueden ser indicios de que el menor padezca el síndrome del emperador.

Con el pasar del tiempo, se crea un circulo vicioso conductual entre padre/madre e hijos en donde presentan falencias al gestionar, identificar y expresar asertivamente sus emociones, por lo que aumentan los pensamientos de “merecer” mientras se quebranta la crianza de principios y valores.

Actualmente los niños quieren obtener cualquier cosa de manera inmediata, sin tener que esperar con calma o mantener la paciencia, de tal manera que el niño siente que tiene autoridad sobre los demás por la confianza que se le ha otorgado. Por ello, presenta síntomas notorios tales como:

  • Suelen imponerse, desafiar, entrometerse en opiniones de los demás y a sus padres frente a otras personas, sin escrúpulos, sin empatía e insensibles.
  • Carecen del sentido de la responsabilidad, la culpa cuando hacen algo indebido, baja tolerancia lo que aumenta su frustración.
  • Suele desatar ataques de ira, gritos, hasta insultos cuando no se le concede lo que pide.
  • Son egoístas, exigiendo la atención de todos, caprichosos, sin remordimiento y dependencia a sus mayores con constantes ataques de enfado y tristeza.
  • Actos rebeldes, discutiendo normas sociales con cualquier representación de autoridad.

Síndrome del emperador en adultos

A lo largo de los años se ha pensado que dicho síndrome solo es dado en la etapa de niñez y adolescencia dado la inmadurez mental de discernimiento sobre la visión del mundo que presentan, sin embargo, en la actualidad se empiezan aparecer en los adultos con comportamientos tal como un niño lo haría.

A pesar de que es poco común que se evidencie el síndrome durante la etapa adulta, quienes lo padecen expresan toda la ira acumulada en una violencia plenamente desmesurada, de tal manera que perjudican gravemente a ellos mismos como a quienes lo rodean, por ejemplo, un adulto que no haya conseguido cumplir con una meta que se propuso y padezca del síndrome del emperador, puede sentirse fracasado, frustrado, lleno de ira ya que no se le concedió lo que quería, de tal manera que explota con su familia o amigos.

Este síndrome se refleja también en los magnates que creen merecer todo por el simple hecho de ser ellos, poseer dinero, ya que se les deja ser permisivos sin restricciones.

Síndrome del emperador en niños

Durante la infancia, el niño es una esponja que absorte todo tipo de experiencias en donde procesan la información para dar una respuesta a partir del ambiente en que se rodea, por ende, el trato que se le otorga al infante durante su crecimiento, es decir, el exceso en permisividad frente una actividad, el grado de responsabilidad a medida que desarrolla su rol en la familia y las sociedad, la ausencia de límites o normas estableciendo principios por parte de los mayores responsables o el ejemplo en actitudes en frente a ellos con otras personas.

Así pues, a pesar de que la víctima son los padres, ellos mismos inconscientemente dan pie a la creación del síndrome en sus menores, por lo que depende de ellos mantener el equilibrio entre animar a que se desarrollen como personas con carácter al permitirles ser, mientras les colocan límites asertivamente.

Tratamiento del síndrome del emperador

Encontrar una solución a dicho problema consiste en que todos los involucrados den el primer paso al reconocer los errores que han cometido a través de la voluntad de asistir a consulta psicológica el cual se emplean psicoterapias tanto individuales con cada uno de los miembros tantos familiares al expresar sus sentimientos abiertamente en un ambiente seguro, libre de prejuicios y dispuesto a escuchar a cada uno de los integrantes.

De tal manera que, al aplicar la psicoterapia como tratamiento al síndrome del emperador, les compete a todos, en donde se les reeduca tanto al niño como al adulto técnicas de comunicación, gestión emocional grupal e individual, asertividad a la hora de establecer limitantes conductuales, fomentar la colaboración, mejorar la reciprocidad de las relaciones, entre otros aportes, con el fin de mejorar el vínculo padre – madre – hijos.   

Recuerda que ningún amor es tan grande como el que una madre o padre siente por su hijo o hija.

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea