¿Siento que no puedo más?, ¡Sí puedes más!

siento que no puedo mas

Todos tenemos un día de días.

Existen días que, al despertar nuestro cuerpo se siente demasiado pesado como para levantarse de la cama, por lo que preferimos quedarnos acostados viendo hacia el techo pensando en el vacío del silencio y cuando finalmente se decide salir de la cama la pesadez vuelve como si se tuvieran atados a los tobillos unas enormes rocas que se arrastran en cada andar. Pereza, flojera, sin ánimos ni ganas de nada, así de sencillo.

A medida que pasa el día, por muchas veces que se intente, no encontramos manera alguna de que esa sensación de desánimo desaparezca de nuestros pensamientos afectando nuestra forma de actuar considerablemente, pues no logramos ser productivos adecuadamente en la escuela, en el trabajo, incluso durante en el tiempo libre cuando pasamos tiempo en familia o con amigos, ya que no tenemos ganas de nada, surge la sensación de no poder más.

El hecho de sentir que no podemos más puede ser causado por diferentes motivos los cuales al fin de todo, son la acumulación de una serie de eventos desafortunados los cuales desgastan la mente, el estado de ánimo y en su defecto debilita nuestro cuerpo. En otras palabras, la carga emocional que enfrentamos en un tiempo prolongado conlleva a la improductividad personal en la rutina matutina dado que no tenemos conocimiento exacto para gestionarla adecuadamente.

Como la última gota que rebosa la copa, es la causa del sentir que no somos capaces de poder más, de estallar en llanto, de explotar de rabia, de soltar todo el estrés, angustia, ansiedad, y emociones negativas de alguna manera, por lo que una vez que te liberes entenderás que, si puedes, que Dios te concede fortaleza diariamente para continuar en el camino.

Ya no puedo más con mi vida, ni el trabajo, nada.

Todos pasamos por experiencias negativas que marcan considerablemente nuestra vida, y que colocan un punto de referencia de un “antes” y “después” de nosotros mismos, por ejemplo, gran cantidad de personas alrededor del mundo sufren de enfermedades degenerativas que luchan contra ello día tras día intentando sobrevivir a la batalla, donde no solamente son los que padecen quienes sufren, sino sus familiares. De esa manera, hay momentos de declive donde sienten que no pueden seguir pues pensamientos desmotivadores invaden su mente, pero hasta el final, son tan fuertes de seguir luchando para poder sentir y estar con sus seres queridos.

Claramente, es un ejemplo desgarrador pero real.

No poder más aparece en todos los ámbitos de nuestra vida, desde aspectos personales como crisis existenciales al no conocer el rumbo de nuestro camino y darle muchas vueltas al mismo asunto; en circunstancias del plano familiar y/o amoroso al no poder más soportando maltratos o ser la persona que es el apoyo emocional de todos a tu alrededor sin preocuparte de los tuyos antes.

De cualquier manera, el sentir que no podemos más crece como una presión insoportable en el pecho reflejado en el querer dormir todo el tiempo. Aunque crees no poder más, sigue de pie manteniendo la valentía, pues es otro obstáculo más en el camino dispuesto a ser saltado. Eres capaz, créelo.

Sin duda alguna los altos niveles de estrés, ansiedad, frustración, estancamiento y angustia que enfrentamos día tras día causan un desequilibrio emocional al punto de quebrantarnos física y mental, dada las responsabilidades, la presión o los malos tratos que se enfrentan en el área laboral o escolar.

No puedo más. Nadie está hecho para soportar condiciones donde no se siente bien, pero siempre existe una solución apropiada a todo malestar con tal de cambiar tu situación actual. No permitas que tu autoestima disminuya ya que puede causar trastornos emocionales causando daños en tu salud en general.

Es momento de sentarte seriamente contigo mismo y reflexionar que tu vida es valiosa tanto como tú como ser humano, pues eres importante para muchas personas a tu alrededor que se preocupan por tu bienestar. Es momento de pensar en ti, cuidar de tu salud mental. ¡Ánimo, Dios está contigo!

¿Qué hacer si no puedo más?

Nuestra mente actúa como un mecanismo de defensa que se activa automáticamente nos sentimos en peligro, ocultándonos nuestro verdadero sentir, a veces este hace que huyamos de todo tipo de problemas, escondiendo las heridas, dolor y daño causado por nosotros mismos al dejar que otras personas o situaciones influyan en cada uno, sin enfrentarlo desde raíz. Error común.

Con tal de que impidamos ser controlados emocionalmente por la mente y caer en un estado de tristeza profundo ocasionando depresión, es necesario prestar atención a nosotros mismos con el fin de tomar acción inmediata para gestionar correctamente dicho sentimiento de desgane:

  • Aprende a escucharte, en ocasiones nos colocamos en piloto automático sin identificar lo que está pasando con nosotros cuando miles de pensamientos en un mismo tiempo bombardean nuestra mente, por tanto, aparta todo el ruido y aprende a identificar la o las situaciones que te han llevado a ese estado, también cómo te hicieron sentir, las emociones que debiste sentir en ese momento, pero aplazaste. Escucha con atención lo que tu cuerpo y mente te tienen para decir, te dará la respuesta de lo que necesitas sin ser impulsivo.
  • No te fuerces, si tu agotamiento te tumba a la cama, date tu tiempo a reflexionar y descansar si te hace sentir mejor. Desahógate a tu manera. Todo aquello que necesitas hacer, hazlo, desde gritar hasta llorar. Analiza con calma lo que te está causando malestar, tomando tiempo sólo para ti.
  • Busca soluciones, una vez analizado tu situación actual, piensa en la manera como te quieres sentir: tranquilidad, calma, paz, alegría, despreocupación, o cualquier otro sentimiento positivo. Todo aquello para subir tu autoestima.
  • Actúa, toma la decisión de actuar pensando en que mereces tranquilidad y felicidad tanto mental como física, entonces haz aquello que crees viable como solución para alcanzar ese estado de renovación. ¡Si puedes!

Mientras sigas respirando, hay tiempo y, por ende, hay vida. No se puede aparentar estar bien siempre, y eso está bien.

Quizá te interese:

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea