Recomendaciones para regular las emociones

como regular las emociones

En ocasiones, es posible que algunas personas se quiebren en llanto “sin razón alguna” visible, pero la verdad de la situación es que si existe un motivo detrás de cada lágrima derramada, puesto que tal acción es el reflejo de la acumulación de muchas emociones juntas las cuales han sido guardadas por largo tiempo, por ejemplo, un bebé que no puede comunicarse con palabras, emite el llanto para expresar un descontento como dolor o algún malestar físico, mientras que los adultos tienen la capacidad de administrar lo que están sintiendo en un determinado momento.

Se supone que, al pasar el tiempo, todas las personas aprenden a gestionar las emociones que se manifiestan a partir de un estímulo almacenado en su memoria por experiencias de infancia, de tal manera que puedan reconocer la forma adecuada de actuar tanto para sí mismo como para la sociedad.

Un claro ejemplo es cuando somos niños, al caer de la bicicleta en repetitivas ocasiones mientras estamos aprendiendo puede generar descontento, frustración, tristeza, incluso enojo, a tal punto de llorar, patear la bicicleta o recurrir a otra forma impulsiva emocional. Sin embargo, al crecer y encontrarse con una situación similar que genere ese tipo de emociones negativas, lo más probable es que en el transcurso de los años se debió haber aprendido estrategias adecuadas con el objetivo de regular las emociones manifestadas sin perjudicarnos ni a quienes nos rodean, a través de comportamientos adaptativos.

Entonces, regular las emociones consiste en la capacidad individual de mantener el control de la manifestación de un estado afectivo causado por un estimulo interno o externo, sin importar lo positivo o negativo que estas produzcan.

A veces, cuando una situación nos produce una alegría desmedida, solemos actuar impulsivamente sin procesar la información con antelación de tal manera que se pueda reaccionar con cautela, produciendo un desborde de comportamiento sin tener en cuenta al prójimo. Ahora bien, no se está diciendo que nos cohibamos de sentir, expresar o demostrarlo, al contrario, se pretende promover la enseñanza de lo necesario que es equilibrar las emociones sin discriminar.

Dado que algunas personas cuentas con la superstición de que algo malo les sucederá si su nivel de alegría es muy elevado por largo tiempo, aprender a regular las emociones genera un cambio de pensamiento cuando un acontecimiento positivo les sucede, pues se aprende a disfrutar de cada experiencia.

Todos los seres humanos contamos con la habilidad de regular las emociones.

¿Cómo ayudar a un niño a regular sus emociones?

Con barco sin rumbo que navega en el inmenso mar, un niño puede sentir gran cantidad de emociones de manera intensa en un parpadear sin saber cómo reaccionar ni qué hacer al respecto para no perjudicarse a si mismo o a quienes le rodean.

Todos los padres se deben de preocupar por la manera en que sus hijos gestionar las emociones, pues estas permiten un desarrollo personal y social adecuado, de tal manera que aprenden a disfrutar de sus sentimientos de una manera sencilla. Por tal motivo, es imprescindible guiar al niño en el proceso:

  • No permitas que se reprima de expresar lo que siente, es decir, si se siente triste, permítele sentirse de esa manera, al expresarlo llorando, de tal manera que no sienta vergüenza al mostrarse como es.
  • Hazle saber que puede sentir, sin culpabilizarse o negar la emoción que se manifiesta.
  • Recuerda que eres su modelo para seguir de conducta, por tanto, utiliza las estrategias de regulación emocional asertivas que empleas en tu cotidianidad, después de todo, los niños aprenden de nosotros.
  • Hablar de nuestros sentimientos con los niños con tal de que tengan la confianza de abrirse con nosotros, de tal manera entiendan que aceptamos su sentir, sin crítica ni juicio, sino buscando la empatía.
  • Intenta conectar para guiarle su comportamiento sin castigarle, de hecho, es necesario establecerle límites sin necesidad de oprimirle.

¿Cómo ayudar a un adulto a regular sus emociones?

Se supone que, en la edad adulta, se tiene mayor consciencia de los comportamientos que se muestran cuando se presenta un malestar o acontece un hecho positivo en nuestra cotidianidad, ya que las experiencias que se acumulan a lo largo de la vida permiten el desarrollo de estrategias emocionales para afrontar dicha situación.

A medida que la persona va creciendo, es necesario implementar técnicas de gestión emocional que permitan el objetivo: regularse. No obstante, es posible que durante el camino la falta de guías responsables que orienten la correcta medida emocional puede causar incomodidad en los diferentes aspectos en que se desenvuelve.

Aun así, se suele olvidar cómo regular las emociones, por tal motivo, sigue las siguientes estrategias efectivas para lograr el objetivo planteado, ya que te servirán antes, durante y después de la manifestación de una emoción positiva o negativa:

  • Entiende lo que estás sintiendo a tu tiempo, no hay afán, simplemente busca un lugar seguro o tranquilo donde puedas identificar, analizar e interiorizar cómo te sientes, es decir, aquella sensación generada sin minimizar o auto invalidarse.
  • Responsabilízate de lo que sientes, recuerda que lo que sientes es tuyo, no es culpa de otra persona sino del hecho que te ocasiona malestar o exaltación, recuerda que son los pensamientos e interpretaciones subjetivas lo que nos llevan a sentir dicha emoción.
  • Utiliza palabras adecuadas tanto contigo como con las demás personas, de tal manera que la comunicación sea asertiva, ya que sólo tu sabes como te estas sintiendo, por tanto, se recomienda comunicar la emoción clara que identificaste previamente.
  • Evalúa el contexto, al entender tus emociones, es necesario tener la empatía suficiente para comprender cómo la otra persona podría reaccionar una vez se comunique la información, de tal manera que se recomienda hacerlo en un lugar relajado mientras tu hayas calmado las emociones identificadas.
  • Permítete vivir, sentir y expresar tus emociones sin dañar a las demás personas o a ti mismo, de acuerdo con tu personalidad, creencias y percepción sobre la vida, procura desarrollar tareas que te permitan sentirte vivir plena y asertivamente.

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea