Qué es la psicoterapia

psicoterapia

La salud mental nos compete a todos y cada uno de los seres humanos, sin importar orientación sexual, edad, raza, ideología política o creencias.

La preocupación por cuidar de la salud mental ha aumentado con el paso de los años, puesto que es una problemática real que cada ser humano es vulnerable en padecer en cualquier etapa de su vida, generando enfermedades físicas, problemas sociales y dificultades en el desarrollo adecuada de la vida.

Por ello, se da paso la ciencia especializada en el estudio de la conducta, las emociones, el proceso de la información durante el pensar, el aprendizaje, el comportamiento y demás actividades mentales que realiza el ser humano para subsistir día tras día, conocida como la psicología. Dicho concepto, permite la intervención de los diferentes problemas que el ser humano presenta.

Supongamos entonces, los problemas de la ira, cuando una persona presenta constantemente ataques de rabia derrochantes por cualquier pequeñez hasta el punto de afectar su integridad física tanto, la de loas demás personas que lo rodean o con sus relaciones sociales – familiar, se remite al psicólogo o psiquiatra dependiendo de la gravedad del padecimiento con el fin de comenzar un tratamiento adecuado que facilite la recuperación de su equilibrio psíquico.

Ahora bien, dentro del programa de actividades para tratar un padecimiento previamente diagnosticado, se encuentran variedad de posibilidades el cual el psicólogo ordenará de tal manera que el paciente consiga renovar su forma de vida positivamente, para ello, las diferentes formas de la psicoterapia se encuentran dentro de las tareas para desarrollar entre el psicólogo y el paciente.

Entonces, la psicoterapia consiste en mantener una conversación con un psicólogo, psiquiatra u otro tipo de profesional terapéutico que le facilite al paciente el entendimiento sobre su enfermedad, problemas, complejos, traumas, inquietudes o cualquier otra situación que afecte la calidad mental de la persona, a través de actividades encargadas de guiar el control de los estados de ánimo, los sentimientos, pensamientos y conductas frente una situación específica o varías.

De igual manera, la terapia basada en la psicología funciona como escuela mental, es decir que, brinda las herramientas intangibles necesarias con el objetivo de que el paciente reaprenda a tomar control de su vida, de responder asertivamente en situaciones de conflicto, de fortalecer capacidades individuales, entre otras referencias, con el fin de prevenir recaídas que motiven el llevar una vida feliz, tranquila, plena.

Psicoterapia individual

A veces, los pensamientos constantes retumban en nuestra cabeza a tal punto que nos impide ver con claridad lo que hacemos, decimos y sentimos, en ese momento los problemas comienzan a invadir nuestra vida, como si sintieras que te ahogaras en un mar de complicaciones oscuras sin salida.

Pero en momentos de agobio, hablar con una persona, expresar libremente sin critica ni prejuicio de lo que dirá la sociedad, es uno de los métodos de desahogo más satisfactorios y relajantes que una persona puede hacer con tal de soltar ese nudo en la garganta que se ha formado. Entonces, procuramos una persona que de cierta manera entienda por lo que estamos pasando y nos guie en un camino donde se pueda ver la luz al final del túnel.

Para ello y muchas otras causas más, la psicoterapia individual suele ser la solución más común para tratar cualquier síntoma de preocupación, sufrimiento, incomodidad, malestar o conflicto inmediato existente sobre los comportamientos y solucionarlo paulatinamente desde la raíz, mientras se crea un vínculo único de confianza entre paciente y el terapeuta, en este caso el psicólogo especializado en salud mental, como mediador al descubrimiento del crecimiento personal.

La psicoterapia individual nos conduce en un espacio seguro y confidencial donde el paciente tiene la posibilidad de liberarse con el fin de comprender nuestro propio mundo que vivimos internamente, las razones por las que hacemos o decimos ciertas cosas, las relaciones que establecemos con las demás personas e incluso la manera en la que nos comportamos cuando estamos solos y en compañía.

De esa manera, se promueve el equilibrio entre el pensar y el sentir que forme carácter e identidad de manera personal. El cual el objetivo principal de la psicoterapia individual es que el paciente reflexione sobre el rumbo de su vida, poner en practica las ideas positivas que pasan por la mente, mejorar la relación con uno mismo, comprender ciertos patrones perjudiciales que se repiten una y otra vez dejándolos afectar nuestro estado de ánimo, entre otros hechos que en pocas palabras se resume en tomar las riendas de nuestra propia existencia.

Las terapias ayudan a sanar, aceptar, cambiar y mejorar aspectos de nuestra vida beneficiosamente.

Psicoterapia familiar

El núcleo familiar es la base fundamental en el crecimiento y desarrollo de cada individuo. Al hablar de familia se hace referencia a todos los parientes que influyen en la primera educación al convivir por un periodo extenso de tiempo, ya sea padre, madre, hermano, hermana, tío, tía, abuelo o abuelas, en general son aquellas personas que se crean vínculos parentescos.

Así mismo, las discusiones, enfrentamientos o mal entendidos que se producen en un ambiente familiar afectan directamente en el Ser de cada integrante, cambiando su estado de ánimo, actitudes, comportamientos hasta personalidad de cada persona, puesto que esas personas tienen gran importancia para nuestras vidas.

Por ejemplo, existen casos en donde un padre y una madre discuten frecuentemente, por pequeñeces sin importancia pero que de alguna manera ambos explotan sus inconformidades frente a los hijos o tal vez en la habitación pensando que ellos no los escucharan, pero la verdad es que entienden que existen problemas que no están siendo solucionados adecuadamente, por ende, los hijos suelen culparse, sentirse tristes, o preocuparse a tal de punto de tomar roles que no le corresponden, entre otras acciones que inconscientemente crean un caparazón en su propio Yo.

A medida que pasa el tiempo sin establecer parámetros que ayuden al circulo familiar con el ambiente pesado que se ha creado dado los problemas sin resolver, aumenta como bola de nieve la negatividad en las relaciones de cada integrante, ya sea rompiendo lazos entre padres e hijos, que disminuyan las actividades que solían compartir, los hijos tomen decisiones perjudiciales para la salud, entre otras consecuencias poco beneficiosas.

Por ello, existe la terapia o la psicoterapia familiares, el cual se encarga de ayudar a cada uno de los miembros en mejorar la comunicación y resolución de conflictos grupales e individuales que presenten relación con el núcleo familiar, dirigida por un psicólogo especializado en el área donde involucra en las sesiones a los miembros principales que participan por voluntad propia puestas a mejorar la convivencia.

Igualmente, durante la terapia familiar pretende enseñar habilidades de conexión, autorregulación grupal durante momentos de alto nivel de estrés en situaciones específicas o no, que se presenten en la convivencia, además de tratar trastornos emocionales que algún integrante exhiba a causa de la familia, mejorar la interacción, con el objetivo de que perdure lo aprendido por sí solo.

Así, cada uno de los integrantes aprenden a ser independientes mientras mantienen una relación en el contexto fraternal en cuanto refuerzan la confianza en sí mismos y en los demás, fortalecen las herramientas indispensables que sirven para sobrellevar crisis existenciales que la vida presenta tanto individual como grupal, en resumen, facilita el crecimiento personal y grupal definiendo deberes, roles, valores, principios, y creencias.

La familia es el primer apoyo que todo ser humano va a tener de por vida.

Psicoterapia de pareja

Las relaciones amorosas deberían de ser fáciles, pero compartir tu vida, tus conflictos internos, defectos y virtuales con otra persona, además de aceptar, tolerar y amar de igual forma cada parte del Ser de otra persona, no es para nada una tarea fácil de aprender, sin embargo, es posible si así se desea.

Una relación se basa en el respeto, comunicación, compromiso, de mantener el equilibrio entre la intimidad y amistad, es decir, una complicidad en donde cada conflicto pueda ser solucionado asertivamente con el fin que permita que ambos crezcan personalmente y en conjunto se engrandezcan mutuamente sus vidas.

Sin embargo, como todo camino existen obstáculos que de acuerdo como se enfrenten, se dará a conocer la capacidad de herramientas mentales de cada individuo para estar en una relación. En tanto, como alternativa a la resolución de conflictos y mejorar la relación, la terapia de pareja beneficia tanto al ser individual como a ambos pacientes durante cada sesión

Para aquellas que buscan solucionar de raíz algún problema específico que esté perturbando la tranquilidad de la relación, la psicoterapia de pareja encuentra los motivos que causan ciertas discrepancias con el objetivo de tomar decisiones que favorezcan el bienestar y salud mental de ambos pacientes.

Entre las causas que una pareja voluntariamente decide consultar a un psicólogo varían a partir de la gravedad del conflicto para encontrar una solución apropiada mientras ambas partes puedan expresarse libremente, desde una infidelidad, perdida de un hijo, disfunciones sexuales, falta de compromiso, ataques de celos o de ira frecuentes, dependencia emocional, padecimiento de drogodependencia u otra enfermedad crónica, entre otras.

No todas las relaciones funcionan y no quiere decir que sea un fracaso. Estamos en esta vida para ser felices.

La psicoterapia centrada en el cliente

Cabe resaltar que la aplicación de la psicoterapia enfoca sus esfuerzos dependiendo de un diagnóstico previo exhaustivamente examinado, puesto que es empleado como tratamiento desde enfermedades complejas hasta ocasionales conflictos internos que surgen en cualquier momento.

Sin embargo, la intervención terapéutica de este tipo de psicoterapia se centra en que el paciente logre coexistir la idea que la persona tiene de ella misma junto con la conducta y las emociones que expresa, es decir, que sea coherente lo que piensa con aquello que siente y hace.

Dicha congruencia tridimensional le permitirá al paciente desarrollarse en la vida siendo consciente del presente logrando la autorrealización de objetivos planteado gracias a la confianza que causan las diferentes sesiones terapéuticas durante el tratamiento, ya que sigue una serie de técnicas o fases que conllevan al éxito.

Por tanto, las nuevas herramientas que la persona adquiere como identificar las emociones manifestadas, esclarecer las situaciones que le crean conflictos internos, establecer una introspectiva de quien realmente es con el fin de percibir la realidad tal cual como se muestra, establece metas personales que visionan un camino al futuro de posibilidades y solucionar problemas concretos uno por uno, promueven el crecimiento personal orientado a cada cliente.

Finalmente, la psicoterapia puede ser útil para tratar la mayoría de los problemas de salud mental, lo que incluye lo siguiente:

  • Trastornos de ansiedad: para tratar trastorno obsesivo compulsivo, las manías, las fobias, ataques de pánico o el trastorno por estrés.
  • Trastornos del estado de ánimo: tales como la depresión, trastorno bipolar.
  • Adicciones: ya sea el alcoholismo, la drogadicción, ludopatía, tecnología.
  • Trastornos de la alimentación: como la anorexia o la bulimia.
  • Trastornos de personalidad: tal como trastorno de personalidad, esquizofrenia, trastornos psicóticos.

No obstante, los beneficios de la psicoterapia se reflejan en pacientes que no presentan patologías mencionadas anteriormente, ya que con esta técnica terapéutica permite ayudar preocupaciones, inseguridades, problemas de la vida cotidiana que abruman a cualquier persona:

  • Solucionar diferencias entre pareja, familia, vínculos sociales.
  • Disminuye síntomas de ansiedad o el estrés por situaciones laborales o demás.
  • Ayuda a enfrentar cambios y decisiones que llegan a definir el rumbo de la vida.
  • Permite la aceptación propia y de hechos relevantes en la vida como rupturas amorosas, el divorcio, la pérdida de un ser querido o despido de un trabajo importante.
  • Instruirse sobre el autocontrol, autoconocimiento y autorrealización.
  • Aprender a controlar los impulsos poco saludables para uno mismo y con el entorno.
  • Responsabilizarse por problemas creados, ser capaz de reconocer el deterioro de la salud física para actuar apropiadamente.
  • Recuperar la confianza luego de traumas, complejos, acoso, abuso físico o cualquier acto de violencia.
  • Mejora el descanso y horas de sueño si la persona presenta trastornos del sueño.

En tanto, la evolución de cada tratamiento depende de la actitud, voluntad y disposición de cada persona para mejorar su calidad de vida.

Quizás te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea