¿Qué es la autolesión?

autolesion

A medida que pasa el tiempo, nos dejamos envolver por la monotonía de los días por cumplir con responsabilidades ya sean laborales, académicas o de otro aspecto que desbordan un grado determinado de estrés, ansiedad, angustia, miedo o tensión en nuestro día a día hasta el punto de convertirse en un vicio el cual intentamos apagar de cualquier forma.

Sin importar la edad, se experimentan diferentes alternativas tanto positivas y saludables el cual alivian paulatinamente los altos niveles del sentimiento de frustración que es causado en un prologado tiempo, por ejemplo, se opta por despejar la mente al salir a caminar o ejercitar un poco al aire libre, visitar familiares o amigos que nos distraigan, meditar, ver alguna película al final del día, entre otra actividad que disminuya la sensación negativa que invade nuestros pensamientos.

Por otro lado, existen personas que recurren a métodos negativos y autodestructivos el cual piensan que dicha manera es la única salida para calmar cualquier sentimiento producido por el exterior o por otra persona, por ejemplo, al sentir mucha presión o que el mundo se les cae encima por diferentes motivos suelen ir a un lugar solo para frotarse fuertemente las manos, clavarse sus propias uñas en las palmas de las manos o incluso realizarse cortadas en diferentes partes del cuerpo con objetos filosos corta pulsantes, lo anterior con el fin de “reestablecer” su calma.

Por consiguiente, todas aquellas alternativas negativas que se deciden o se piensan en hacer daño a uno mismo a tal punto de atentar contra la integridad física, se conocen como autolesiones.

¿Qué es la autolesión?

Ahora bien, se denomina autolesión a toda acción que consiste en infringir cualquier tipo de daño en sí mismo deliberadamente con episodios constantes tales como quemarse, cortarse, pegarse, entre otros hasta dejar roja la piel el cual se forma una herida dejando una cicatriz en el cuerpo.

A pesar de que generalmente no suele ser un intento de suicidio, las personas recurren a la autolesión como escape dañino de confrontar un dolor emocional intenso, sentimientos de frustración, de ira, de inconformidad u otro sentimiento negativo.

Seguidamente, atentar a la integridad física de uno mismo es una manera de responder a un estímulo que cause dicha reacción pues creen merecer la auto destrucción o sienten calma momentánea a través de la sensación provocada, a lo que una vez concluyen, aparece aquel cargo de consciencia en forma de vergüenza y regresan nuevamente las emociones que detonaron la acción inicial.

Aunque las autolesiones no son consideradas un intento de suicido, produce un desequilibrio emocional, en donde generalmente conlleva a intensificar las agresiones propias a medida que pasa el tiempo incluso más grave que las mortales, pues los daños dejan huella tanto en el cuerpo como en la mente, alterando su comportamiento, conducta y forma de ver la vida.

Por ejemplo, una joven que ha sido acosada en su infancia y no ha tenido ayuda, a lo largo de su vida puede manifestar diferentes formas de disminuir el estrés que le causaron pues piensa que es culpable de lo que le sucedió, por medio de pequeños cortes en la parte superior de sus piernas, con el fin de que no sean visibles ya que internamente siente vergüenza que la descubran.

Cabe destacar que usualmente el porcentaje de población femenina son las más propensas a recurrir a los actos mencionados que los hombres, sin embargo, sin importad la edad, orientación sexual o raza, son vulnerables a recurrir a ello.

Tipos y métodos de autolesión

Las diferentes formas de autolesión a la que acuden varían dependiendo de la disponibilidad, imaginación e intensificación de la generación de dolor propia a penas de que a nadie le gusta sentir dolor, hacerlo actúa como efecto tranquilizando, pues de cierta manera ocurre en privado, “controlado” y siguiendo una serie de pasos viciosos, creando un patrón conductual.

Entre algunos métodos de autolesión conocidos, se pueden destacar:

  • Uso de objetos afilados para producir cortes superficiales o rasguños profundos, causando laceraciones en la piel.
  • Intensificar el rascado en determinadas partes del cuerpo como en las manos, brazos, piernas, cabeza o torso hasta dejar heridas notables o enrojecimiento.
  • Manipular el fuego por medio de fósforos, cigarros o velas encendidas con tal de efectuar quemaduras superficiales, así mismo, calentar objetos conductores de calor o metálicos como cuchillos y presionarlo contra la piel, causando arder la piel.
  • Utilizar lapiceros, lápices u objetos filosos para grabarse palabras, figuras o símbolos en la piel que generan una cicatriz con lo marcado.
  • Causarse golpes a sí mismo a propósito, puñetazos, inducir golpes en la cabeza, o patear fuertemente objetos duros.
  • Utilizar objetos afilados para perforarse la piel o insertarlos debajo de esta.

Autolesión en adolescentes

La vulnerabilidad en la que atraviesan todas las personas durante la etapa de la adolescencia suele tomar decisiones impulsivas sin pensar en las consecuencias de los actos por muy doloroso que sea la experiencia por la que se esté atravesando.

Los motivos que incitan a los adolescentes a la autolesión son varios, comenzando desde el autodesprecio hacia su cuerpo o sentimientos, siguiendo por el aumento de la ira en su inconformidad propia por tener esa sensación, o finalmente puede ser ocasionado tras un acontecimiento impactante el cual ha sentido tanta frustración o sentimiento de impotencia, ya sea acoso, maltrato, abuso, violación, abuso de drogas, u otro hecho.

Por otro lado, durante la adolescencia se basa en la etapa de descubrirse bajo la autocomprensión, por lo que para algunos suele dificultad para gestionar, expresar e identificar sus emociones asertivamente, de tal manera que acepten la vulnerabilidad de mostrarse tal cual cómo se sienten. Igualmente, las repetitivas acciones auto destructivas al no se tratadas, ocasionan alteraciones mentales de la personalidad o se correlaciona con trastornos alimenticios en un largo plazo.

Cabe destacar que con la proliferación de la internet y las redes sociales generan estereotipos en donde los adolescentes de cierta manera sienten la presión por alcanzarlos dejando a un lado su propio bienestar.

Quizá te interese:

 

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea