¿Qué es el síndrome de Stendhal?

¿Sabías que la fascinación por ver y sentir una serie de expresiones artísticas repetitivamente puede transportarte a un estado mental completamente aparte de la realidad? Impresionante la manera en cómo la mente humana procesa la información sobre la belleza, para llevarlo a otro nivel de sensaciones corporales, causando malestar por la apreciación de ella.

Existen personas que quedan en estado de shock cuando ven una figura humana en mujer, hombre, en esculturas o retratos, que generalmente se encuentran en los museos o en exposiciones de arte, puesto que se encuentran ante un constante e intenso estímulo en las emociones que no estaba acostumbrado a percibir, puesto que le resulta majestuosamente bello.

Sin ánimos de exagerar sobre el tema en cuestión, el síndrome de Stendhal le puede ocurrir a cualquier persona, si, así como leíste, pues en el mundo existen ciudades donde estar rodeado de contante perfección de belleza artística abruma de una manera estimulante en los neurotransmisores ubicados en el cerebro, haciendo que la percepción de la realidad de muchas personas se sobrecargue y se altere considerablemente su estado de salud.

Se sabe que la cabeza controla en toda proporción las funciones vitales del organismo de manera general y específico, puesto que da respuesta ante estímulos del exterior, produce los movimientos voluntarios de las extremidades, gestiona el estado de ánimo y demás tareas del cuerpo humano que realiza día a día, por ende, es la principal responsable de regular la fase de lapsus mental que se sufre durante el síndrome de Stendhal.

Pero ¿De dónde proviene este síndrome tan peculiar? Si bien, es un síndrome psicosomático, es decir el malestar causado en la relación entre la mente y el cuerpo en donde se involucran factores sociales, psicológicos, y comportamentales que interfieren en el proceso de calidad de vida de las personas, sintiéndose considerablemente enfermo físicamente sin previos síntomas de gripe.

Dicho síndrome fue descubierto por el escritor francés Marie-Henri Beyle del siglo XIX, el cual describió en su libro su experiencia sensorial cuando tuvo la oportunidad de visitar la Basílica de Santa Croce en Florencia, pues asombrado por su magnífica belleza sublime sintió un malestar corporal causando enfermarse. Dado el exorbitante punto de emoción que experimentó, presentó síntomas jamás vividos antes, por lo que tuvo la oportunidad de ser psicoanalizado para ayudar a la ciencia de la época.

De esa manera, el síndrome de Stendhal, otorgado por el pseudónimo del escritor francés mencionado anteriormente, se produce comúnmente al visitar museos o lugares con alto grado de exposición artística donde la belleza sea celestial al punto de dejar en un estado de éxtasis a todo aquel que lo contemple.

¿Qué causa el síndrome de Stendhal?

Teniendo en cuenta que el presente síndrome se trata sobre las exposiciones a lo bello, es necesario tener presenta ¿Qué es la belleza y por qué hay personas que quedan anonadados ante ella? Cabe aclarar que el significado de belleza en la sociedad actual es subjetiva e individual, dado que las cualidades que presentan cada persona frente a la propia concepción de la vida hacia otras personas, animales, objetos, lugares, ya que es capaz de provocar aquella sensación de placer concebida en la mente al percibirle, ya sea visual por la imagen física, en sensación por la parte espiritual y/o el estado intelectual.

Si es cierto que el mundo está completamente rodeado de belleza, hermosura y majestuosidad, desde personas, animales, lugares, que a medida que pasa el tiempo los grandes artistas de las épocas logran capturarlo en obras de arte, las cuales se pueden apreciar siempre y cuando sea acorde a su definición de belleza, puesto que para algunas personas les puede parecer interesante un paisaje mientras que, para otros, no les produce algún tipo de emoción.

No obstante ¿Quién diría que la belleza puede generar malestar? Si bien, la mente puede desconcertarse cuando un fuerte estímulo de excitación, placer y emoción por la contemplación de la interpretación individual de belleza, tal como el síndrome de Stendhal lo expone.

Increíblemente, el síndrome de Stendhal es conocido por ser el síndrome de los viajeros, puesto que, bajo investigaciones desarrolladas a través del tiempo, los síntomas que han experimentado una muestra de la población hospitalizada luego de sentirse enfermas por haber recorrido las calles o museo de Florencia coincidían con los descritos por el escritor francés de pseudónimo Stendhal.

Cabe resaltar que dicha enfermedad temporal, es causada por los viajes extremos de tipo cultural, histórico o artísticos, ya que la mente en la exposición constante de estas manifestaciones entra en un estado de sobresaturación dentro de la capacidad humana que se tiene para recibir dichas impresiones alta complejidad artística en un corto tiempo.

En ese caso, imagina estar sentado en una habitación oscura con una pantalla de televisor a un metro de distancia de tus ojos y en un lapso corto de tiempo van apareciendo diferentes imágenes tan rápido que tanto los ojos como el cerebro se exponen a alta información e interacción sensorial que de cierta manera bloquean el procesamiento de la información.

Para algunas personas conocedoras del arte, cultura y/o la historia, ponerse de pie frente una obra de arte de cualquier tipo y que le transmita un sinfín de emociones en un instante, que el cuerpo no logra contenerlo por mucho tiempo, causando un malestar sofocante.

Síntomas del síndrome de Stendhal

El cerebro comunica todo tipo de emociones que acontecen dentro del procesamiento interno capturado luego de percibir el estímulo del ambiente en el que el cuerpo humano se encuentra rodeado, por medio de manifestaciones físicas. En este caso, el síndrome de Stendhal a pesar de que es el estado de malestar causado por la impresión de tanta belleza observada, analizada y sentida por un periodo corto de tiempo, pero a gran intensidad, presenta una serie de síntomas donde quien lo padece generalmente se siente “enfermo” de manera temporal.

Entre aquellos síntomas psicofisiológicos, se lograron generalizar una vez se hicieron pruebas clínicas sumadas a investigaciones psicoanalistas, los cuales pueden presentar episodios iniciales fuertes y de corta duración por lo que pueden durar unas cuantas horas hasta un par de semanas:

  • Sentirse que se queda sin respiración, que se está ahogando, como si no tuviese aire para inhalar con facilidad, produciendo un fuerte dolor en el pecho, una sensación de presión que impide mantener la calma.
  • La falsa asfixia produce la elevación del ritmo cardiaco ocasionando taquicardia, alto índice de sudoración corporal.
  • Sentir que el piso se le mueve se refleja en los mareos, presenta vértigo, pérdida de noción del tiempo, desorientación, pérdida momentánea de sí mismo, confusión, fatiga y pesadez corporal.
  • Presenta visión borrosa o que sus pensamientos se nublan, dejándolo en un estado de estar, pero no estar, con altas probabilidades de alucinaciones visuales o auditivas, pues se manifiestan sentimientos intensos de euforia o tristeza, parecido a como si hubiese consumido algún tipo de droga.
  • En ocasiones, se presentan afectaciones de pensamiento como son los delirios o la despersonalización por fragmentos de corto tiempo, del mismo modo alteraba el estado de ánimo, emocionales, junto episodios de depresión o de manía.
  • Presentaba ataques agudos de pánico y de ansiedad, por el aumento de niveles de estrés en el organismo mostrándose como escalofríos o temblores repentinos en el cuerpo.

De esa manera, los síntomas reflejados por el síndrome de Stendhal podrían confundirse con la aparición de trastornos mentales y/o psicológicos, también por el consumo de sustancias psicoactivas que manifiesten algún tipo de los mencionados con antelación, sin embargo, las fuertes sensaciones que experimenta la mente en corto tiempo provocan una posible pérdida de sí mismo.

Como seres humanos, todo tenemos un límite, y al pasar esa línea emocional por un estímulo más grande de lo que somos capaces de contener, las respuestas fisiológicas se manifiestan incontrolablemente, tal cuando como una computadora cuando intentan realizar diferentes acciones al tiempo y se produce un error en su funcionamiento que la pantalla se paraliza, igualmente acontece con la mente y el cuerpo humano en general.

¿Cuáles son las consecuencias del Síndrome de Stendhal?

Todo en exceso es malo, hasta la belleza, y no hablamos de belleza física sobre las cualidades de una persona, al contrario, nos referimos a la majestuosidad de la percepción individual sobre lo que existe, se conoce y se reconoce de la vida.

De esa manera, el cerebro sufre variedad de alteraciones que perjudican la salud mental y física del organismo cada vez que presenta episodios dados por dicho síndrome, es decir, a pesar de las investigaciones realizadas por científicos expertos en el tema sobre el comportamiento y el funcionamiento neurológico, fallando la percepción de los colores, aumentando los niveles de estrés y/o de ansiedad, aumentando el sentimiento de culpa e inferioridad, causando seguidamente crisis o ataques de pánico, puesto que se alcanzan a relucir trastornos o fobias ocultas de la persona.

Admirar la belleza no  está para nada mal, lo complicado se torna cuando no se está preparado emocional ni mentalmente a causa de trastornos mentales añadidos, en ese caso el síndrome de Stendhal se torna agresivo al intensificar los síntomas preexistentes.

Posibles tratamientos para el síndrome de Stendhal

Dado que la enfermedad y los síntomas producidos se manifiestan de manera temporal, el tratamiento se analiza dependiendo de la exposición de la persona ante el estímulo, por lo tanto, debe ser abordado de manera individual con procedimientos clínicos.

Cabe resaltar que los síntomas físicos que se presentan en la alta exposición de la belleza del arte son reflejos o alteraciones del sistema nervioso autónomo producidos de manera involuntaria, el cual está encargado de las funciones básicas del cuerpo tales como: la respiración, la presión arterial, la regulación de la frecuencia cardiaca y del pulso. En ese caso, se tratan de manera inmediata los síntomas de ahogo para evitar convulsiones o accidentes cerebrovasculares.

De esa manera, se recomienda asistir a un centro de salud para aliviar el malestar momentáneo en donde le brinden hidratación y descanso es lo primordial. No obstante, lo más factible para evitar todo tipo de incomodidades que acontecen durante el viaje, es prevenir posibles complicaciones por medio de la psicoeducación o las diferentes estrategias necesarias para abordar cada posible síntoma con el fin de descartar comorbilidades.

Entonces, siendo la prevención la opción más viable, es necesario que al viajar a una ciudad con alto nivel artístico o tiene previo conocimiento que estará expuesto a gran cantidad de magnificas piezas de arte, se le recomienda descansar lo suficiente, mantenerse hidratado todo el tiempo sin importar el clima que esté haciendo, manejar una alimentación balanceada en los horarios preestablecidos antes, durante y después de la presencia a los estímulos, además, protegerse el sol a través del uso de protectores de rayos ultravioleta, disminuirá el riesgo de padecer del síndrome en cuestión.

Dicho lo anterior, para quienes sufren este síndrome, padecerán los síntomas mencionados anteriormente con más frecuencias, dado que el mundo está rodeado de belleza magnifica lo cual estimulará la aparición de malestar, por tal motivo lo favorable es encontrar herramientas que disminuyan los efectos colaterales en todo lo posible, con le fin de que no se produzca altos nivel de malestar en la vida cotidiana.

En resumen, el reposo es la forma más adecuada para prevenir y tratar el Síndrome de Stendhal, ya que si es paciente presenta antecedentes psiquiátricos, se considera un factor de riesgo para ser tomado en cuenta mientras se realizan las acciones correspondientes de manera prudente a mediante la asesoría psicológica antes de emprender el viaje, de tal manera que se sienta preparado/a tanto físico como emocional a lo que puede enfrentar.

 

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea