Qué es el sentimiento de culpa y cómo tratarlo

que es el sentimiento de culpa y como tratarlo

¿Alguna vez has cometido una falta o un error que te haya causado esa sensación constante de que hiciste algo malo por lo que te coloca a pensar constantemente en ese acto pues una sensación extraña en ti te lo recuerda en repetidas ocasiones? Claramente nadie es perfecto, y todo ser humano sobre la tierra ha dado un paso en falso cometiendo errores que pueden afectar a otra persona.

Dicha sensación inconforme con uno mismo suele carcomernos por dentro lentamente, pues cuando la persona a quien herimos es importante para nosotros, esa sensación extraña suele aparecer repentinamente en nuestro día a día, pues bien, es el sentimiento de culpa lo que provoca el malestar interno.

A veces, lo que está bien, lo justo, lo conveniente y lo socialmente correcto, no suelen coordinarse para encontrar un equilibrio al propio actuar, ya que, dado que cada persona es un mundo totalmente diferente, lo que para uno resulta adecuado, para otros posiblemente no lo vean de ese modo.

Por lo tanto, nuestra forma de actuar va ligado a los principios de valores adquiridos a lo largo de los años que proporcionan lineamientos sociales y personales para razonar por medio de nuestro comportamiento entre lo que está bien y lo que está mal.

Entonces, la culpa está acompañada por un conjunto de emociones poco placenteras como son la tristeza, la angustia, la impotencia, la frustración, o incluso el remordimiento. Por ende, esta definición va ligada a nuestra conducta y pensamientos a partir de un juicio moral con tal de enjuiciar a nosotros mismos si se ha cometido un error y/o se debe ser castigado por ello.

Por ejemplo, imaginemos un escenario en donde un niño se encuentra jugando con la pelota dentro de la casa, pero la madre le dice que no lo haga por que puede romper algún objeto. A pesar de que la madre se retira, el niño sigue jugando con la pelota y tal como lo predijo la madre, el niño rompe varias fotografías preciadas de la familia. Acto seguido, el niño no menciona nada al respecto y siente culpa por lo sucedido.

¿Qué es el sentimiento de culpa?

Pues bien, el sentimiento de culpa es aquella voz interna que juzga nuestros pensamientos y acciones conocida como conciencia, causando un malestar existencial contra nosotros mismos. Entonces, se representa como aquella sensación del subconsciente del ser mala persona, de haber hecho daño, de haber cometido un delito, entre otras situaciones ya sean reales o imaginarias.

Así, el sentimiento de culpa puede darse por pensamiento y omisión, es decir, por algo que se hizo en un pasado, algo que se está haciendo en el presente o algo que se va a hacer en un futuro. Ya que, de cierta manera, nosotros mismos nos enjuiciamos para determinar un castigo a partir de un dictamen interno.

El proceso de sentir culpa está dictaminado por el complejo sistema de modelos determinando normas construidas desde la infancia las cuales nos permite auto crear límites tanto en nuestra conducta como en nuestros pensamientos que impulsan nuestro actuar, ya que se ven influenciadas por nuestras emociones en un contexto determinado.

Dentro del orden social tal como se conoce, el sentimiento de culpa puede originarse subjetivamente también al romper reglas culturales, tradiciones, religiosas, políticas, familiares, pactos entre amigos, pareja, o de cualquier otro grupo donde interactúe socialmente.

En sí, el sentimiento de culpa se resume como el aviso interno de la mente al funcionar como alarma a hechos cometidos que infringen tanto nuestros mandatos como los sociales, además de estar relacionado con la falta de autoestima o falta de regulación emocional en diferenciar entre lo bueno y/o lo malo.

De tal manera que la persona que experimente sentimiento de culpa, puede manifestar síntomas como constante sensación de sentirse inferior, ser una mala persona, ser responsable por todo lo negativo que acontece a su alrededor, sentimientos de incapacidad o inseguridad, miedo de ser egoísta por lo que evita el amor propio dificultando pensar en sí mismo, tiende a culpabilizarse por todo, le da importancia a los que digan los demás en vez de sus propios pensamientos, entre otras sensaciones que reflejan un conflicto interno.

Cómo tratar el sentimiento de culpa y cómo dejar de sentirlo

Claramente sentir culpa de vez en cuando por el reconocimiento de nuestros actos cometidos que afectan nuestros principios y normas sociales impuestas, está dentro de la conciencia humana “normal”, ya que aquellas personas que carecen de sentimiento de culpa o remordimiento por los actos / consecuencias cometidas, padecen de una connotación patológica considerados como psicópata o sociópata.

Existen una variedad de factores psicológicos que potencializan el sentimiento de culpa, en el momento que aparecen y no son tratados adecuadamente pues dejamos que el tiempo pase remediarlo dilatando cada vez más las emociones negativas que se desprenden del mismo. Ya que es como cargar una piedra gigante sobre los hombros durante todo el tiempo que se prolonga encontrarle solución al malestar.

Por tal motivo, la conciencia juega un papel fundamental para tratar el sentimiento de culpa y dejar de sentirlo ya que éste funciona como reconocimiento de nosotros mismos frente a la percepción de nuestra propia existencia y del entorno alrededor.

Dado que el sentimiento de culpa viene acompañado de diferentes emociones, es necesario tratar cada una de ellas tanto individuales como en conjunto por medio de terapias psicológicas que fortalezcan la autoestima con tal de encontrar el origen del problema causante. Puesto que, cargar con el sentimiento de desasosiego puede conllevar a la depresión o frecuentar episodios de ansiedad causando un trastorno el cual altera la calidad de vida de la persona.

Así mismo, los sentimientos de vergüenza y preocupación se conectan dentro de lo que engloba la culpa, el comunicar lo que nos está aconteciendo a una persona de confianza o terapeuta de confianza, luego de haber identificado nuestras emociones y sentimientos, funciona como método propio para disminuir el sentimiento que puede paralizar nuestro día a día.

 

Quizá te interese:

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-lineawhatsapp-en-linea