“No sé qué hacer con mi vida” ¿Qué hacer?

no se que hacer con mi vida

La idea del sentido de la vida no es otra sino la motivacionales, pero en función de utilidad las herramientas que se aprenden para encontrar lo que estamos buscando sin saber qué es, son muy importantes.

Independiente de la edad que tengas, seas hombre o mujer, ¿Alguna vez han sentido que no sabes qué hacer con tu vida? Si bien, existen momentos de alto estrés, sentimientos de vacíos inexplicables o incluso al dar un freno por la descontrolada sensación que pierdes el camino correcto, es cuando de la nada aparecen pensamientos de ¿Qué hacer con mi vida?

La sensación de no saber qué hacer con la vida es inherente al crecimiento personal. Nadie nace aprendido ni mucho menos sabiendo a ciencia cierta qué será de su vida, sería hasta aburrido y sin emoción preconocer de los diferentes caminos, experiencias, personas y lugares que vivirás, ¿No?

Entonces, lo importante es llenarse de herramientas a partir de las experiencias tanto positivas como negativas, con el fin de poder sobrellevar lo que sea que se presente en el camino, pero reconociendo que no podemos controlar todo o nada en un 100% de lo que sucede en el exterior, es decir, existen personas que dentro de sus rasgos de identidad se encuentran conductas de la necesidad de controlar todo aquello que lo rodea, incluso a las personas, siendo perjudicial hasta cierto punto sobre su salud mental.

¿Por qué no sé qué hacer con mi vida?

Teniendo en cuenta que ningún ser humano nace con conocimientos previos sobre cómo vivir, es responsabilidad individual de ir descubriéndonos como Ser capaz que somos a medida que nos lanzamos a la aventura de lo que consiste vivir, pues de eso se trata, del milagro de la vida sacar provecho hasta el último día.

De los errores se aprende, por ello la razón por la que no sabes qué hacer con tu vida es porque nadie lo supo cuando estuvo en la misma posición, simplemente siguieron adelante con los recursos que contaban, hacían su mejor y mayor esfuerzo, por lo que por muy desorientados que se esté, no te detengas, con calma analiza la situación para tomar la mejor decisión.

Nadie dijo que sería fácil encontrarle sentido a todos los cambios que se perciben en la constante transformación como personas que se enfrenta a diario, por ende, sabes sobre ¿Cómo decidir qué hacer con mi vida?, cualquier momento es el indicado para retomar el rumbo o tomar un nuevo camino para reajustar tu vida. Hoy es el día de plantear los pros y contra de tu nuevo futuro.


¿Quizás seas joven o tengas 20, 21, 28 o 30 años y no sabes qué hacer con tu vida?, es normal

Cuando se es joven, no se tiene claro qué hacer con nuestras vidas, por el miedo de tomar decisiones incorrectas que hagan perder el tiempo. Por ejemplo, en el último grado del colegio antes de entrar a la universidad, se tienen charlas de múltiples vocaciones ocupacional para escoger una profesión que vaya de acuerdo con nuestras cualidades y habilidades. Miles de dudas pueden aparecer en un momento tan corto cuando se trata del futuro, que pasa entonces con el ¿Cómo saber qué hacer con mi vida?

Es simple la respuesta a dicha pregunta, nadie sabe sólo tú. No te desesperes y da un vistazo al pasado de todo lo que has logrado.

El hecho del sentido de la vida surge a partir de diferentes incógnitas que se presentan a medida que exploramos el mundo y se percibe de manera individual la forma de vivir, es decir, para unas personas llegar a la reflexión de ¿Qué hacer cuando no sé qué hacer con mi vida?, puede afectar su equilibrio emocional perdurando por varios días seguidos en ese estado sumergidos en la negatividad de sus pensamientos; mientras otros optan por recapacitar casi inmediato para seguir adelante, pues después que exista vida, todo puede ser resuelto.

Aquella duda existencial emergente acarrea consigo diferentes ámbitos de nuestra vida, desde lo profesional, laboral, descubrimiento personal, familiar y amoroso. Éste último suele presentarse frecuentemente en la juventud, cuando pasar de pareja en pareja se hace costumbre o no definir qué es lo que realmente se quiere, comienzan a sentar cabeza como “no sé qué hacer con mi vida amorosa”.

Si la sensación de perder el rumbo de nosotros mismos puede surgir de manera inesperada, entonces ¿Cuándo no sé qué hacer con mi vida? Vaya pregunta. Realmente, la sensación del “no sé qué” aparece cuando ya no puedes más, cuando la presión del mundo laboral está encima de ti, cuando crees que no se te dan las cosas y que todo conspira en tu contra, cuando tus decisiones comienzan a abrumar, en fin, existen diversos momentos en los que puede aparecer esta sensación.

¿Qué hacer para salir de ese estado?

Deja que fluya.

Cada persona tiene una manera distinta de percibir la vida, por tal motivo si te pierdes en el camino, vuelve al inicio y date un respiro de la situación para replantear lo que por tu vida está aconteciendo, de tal manera que tengas una visión objetiva y amplia del motivo, la razón y circunstancia que te llevó a la reflexión.

Mientras tanto, intenta no comparar tu proceso con los demás, y aunque quizá suene un poco cliché, pero cada uno va a su propio ritmo. Entonces, haz tiempo para aclarar tus ideas de tal manera que no te quedes sentado viendo tu propia vida pasar. En lo personal, a veces necesito ayuda, no sé qué hacer con mi vida, y está bien no estar bien, al contrario, reconocerlo es el primer paso para crecer personalmente, por lo que recurrir a terapias psicológicas beneficia cada uno de los aspectos de la vida en los que se encuentra el malestar.

Entonces, confía en tu intuición y ve hacia ello que te mueve a altas vibraciones la alma, te de tranquilidad y felicidad, pues mente positiva es llevar una vida de luz.

 

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea