Esquizofrenia ¿Qué es?

esquizofrenia

Entender la manera exacta del cómo funciona la mente humana, es una tarea compleja de resolver. No obstante, a través del tiempo se han estudiado las problemáticas psicológicas que han afectado la calidad de vida del ser humano para brindar un tratamiento favorable.

Entre las perturbaciones psicológicas que deterioran paulatinamente el estado tanto mental como físico del individuo, la manera en cómo la esquizofrenia impacta al cerebro ha sido una labor que durante años y con ayuda de la tecnología se ha logrado mejorar su método de recuperación.

Pero no quita el hecho de las consecuencias con las que los pacientes que padecen dicha enfermedad tienen que afrontar a diario por ser debilitante tanto físico como psicológicamente.

Qué es la esquizofrenia

Se ha estigmatizado erróneamente con el paso del tiempo y desinformación respecto al tema, que todas las personas que sufren de esquizofrenia son locos, sin conocer al menos el padecimiento que experimentan día y noche por causa del trastorno mental. Son seres humanos como cualquier otro, con una tarea para nada fácil de llevar a diario.

Así, la esquizofrenia es un tipo de enfermedad mental de alta complejidad que afecta el correcto funcionamiento de las operaciones cerebrales cómo se siente frente una situación, procesar la información, canalizar las emociones y el comportamiento.

Este trastorno psicológico puede llegar a confundirse con otras enfermedades mentales que influyen en la conducta y pensamiento de la persona, por ejemplo, el trastorno bipolar.

Sin embargo, se logran diferenciar dado por los síntomas iniciales que dan a conocer, por ejemplo, los pacientes bipolares experimentan inicialmente por episodios maniacos y depresivos simultáneamente, al contrario de aquellos que padecen de esquizofrenia, el cual comienzan con etapas de delirios, alucinaciones y comportamientos extraños fácil de detectar.

Entonces, dicho padecimiento que afecta por igual tanto niños, jóvenes como adultos de cualquier edad, género, posición social o económica, pierden el control de la realidad, como si estuvieran en un mundo alterno donde aquello que crean en su mente sienten que es real, desde sus miedos más tenebrosos causando episodios de terror, hasta los anhelos mas preciados que le alegran el alma, con tal de salir del ambiente que normalmente conoce.

Generalmente, los primeros síntomas se dan a conocer durante la adolescencia o primeros años de la adultez, dado por el cambio hormonal y neuroquímico que el organismo enfrenta entre los estímulos socio ambientales en donde el estrés aumenta su nivel invasivo. 

Pero, teniendo en cuenta que cada individuo es diferente, el desarrollo de la enfermedad puede darse más tarde o temprano que otros. Es cuestión de mantenerse alerta a las señales que el cuerpo mismo emite.

Cuidar de la salud mental es un acto que nos compete a todos, igual de comprender al prójimo para brindarle la ayuda necesaria.

Síntomas y causas de esquizofrenia

Quizá se ha escuchado alguna vez mencionar este tipo de enfermedad mental, pero en realidad no tener claro conocimiento respecto a los síntomas que causa, por lo que se suele confundir con otros padecimientos, incluso ignorar las señales que el mismo cuerpo alerta al creer que es fue por causa de un estimulo pasajero y que pronto pasará.

En tanto, con el fin de dar a conocer lo importante que significa diagnosticar a tiempo para realizar el tratamiento adecuado, es preciso entender lo que una persona con esquizofrenia puede experimentar:

  • Gran parte de sus días, experimentan representativamente un porcentaje de alucinaciones, de delirios y de paranoia, a vecen en sincronía o por separado, generando indicios de psicosis.
  • La mayoría de los esquizofrénicos, procuran ser retraídos, poco sociables hasta el punto de aislarse de las demás personas sin importar la condición que presente o no.
  • Constantemente, los síntomas de depresión suelen estar presente casi todo el tiempo, por lo que su expresión fácil, estado de ánimo y salud física en general se nota triste.
  • Dado que afecta directamente el cerebro, dificulta la concentración, organización ideas en el pensamiento, procesar información adecuadamente una vez dada, comprenderla para actuar apropiadamente y desarrollar actividades básicas del día a día como comer, caminar, vestirse, ir a un lugar, etc.
  • Estar en un estado de fantasías, es decir, pensar todo el tiempo que está siendo perseguido o se toma cualquier evento a su alrededor directamente dirigidos a esa persona.
  • Presenta habla desorganizada, es decir que le cuesta organizar las ideas para comunicarlas asertivamente, como lanzar palabras sin sentido intentando formar una oración que no se relaciona con el tema.
  • La reacción conductual frente una situación es extrema, por ejemplo, un adulto desde comportarse de una manera infantil hasta estar completamente nervioso o agitado.
  • Coloca resistencia a seguir instrucciones, completar tareas otorgadas, presenta postura corporal extraña.
  • Los movimientos corporales son excesivos, o muy exagerados o demasiado inútiles.
  • Descuida su imagen personal e higiene, no hace contacto visual, pues la persona suele perder motivación por las actividades matutinas o que frecuentaba ya que se retrae socialmente impidiendo el sentir placer.

Así mismo, los síntomas pueden varias a partir de la edad, si es hombre o mujer, según el estímulo ambiental, paso del tiempo, entre otros factores.

Cabe resaltar que la esquizofrenia no altera la personalidad que el paciente ha desarrollado con el pasar del tiempo, por el contrario, son facetas de su propio desequilibrio cognitivo y emocional que se intensifican en su mismo ser.

A partir de bases científicas, se han logrado determinar ciertas causas por las que una persona puede padecer de dicha enfermedad degenerativa. En las cuales se aprecian:

  • La genética y árbol genealógico juega un papel fundamental, es posible que los genes influyan en el padecimiento de la esquizofrenia.
  • Pudo presentar problemas de desarrollo durante su crecimiento por falta de nutrientes o malformaciones en las diferentes etapas de la vida.
  • Exposición a toxinas, sustancias tóxicas durante su gestación o de un virus que alcanzan a alterar la bioquímica del cerebro.
  • Consumo de narcóticos que alteran la mente prolongadamente durante la adolescencia y la juventud.
  • Suministro de fármacos por otra enfermedad que desencadenan los síntomas esquizofrénicos.
  • Alteración del correcto funcionamiento del cerebro en su estructura física.
  • Situaciones vividas de alto nivel de estrés.

Mientras que una persona considerada saludable tiene un cerebro funcional, conjunto a sus neuronas, materia gris, materia blanca, neurotransmisores y demás elementos funcionando adecuadamente para pensar y luego actuar bajo los regímenes médicos preestablecidos, el cerebro de una persona que padece de esquizofrenia presenta alteraciones en la estructura cerebral y en el sistema nervioso.

Cabe destacar que actualmente no existen pruebas específicas que aseguren el diagnóstico completo del trastorno mental en cuestión.

Tipos de esquizofrenia

Con el fin de simplificar el reconocimiento en un cuadro sintomatológico de la esquizofrenia, se clasifica de acuerdo con cada particularidad para realizar un diagnóstico adecuado, ya sea afectando su estado psicomotriz, conducta, psicosocial o cualquier otro aspecto necesario para el desarrollo tranquilo de la vida.

Esquizofrenia paranoide

Es el tipo de esquizofrenia que comúnmente se presenta, ya que lo síntomas a mostrarse son delirios, acompañado de alucinaciones frecuentemente auditivo y perturbaciones cognitivas de la percepción, generalmente experimentando episodios parciales o completos persistente por un tiempo prolongado.

Durante el tipo paranoide, los delirios que el paciente siente son de persecución, asechamiento, como si estuviera en una misión encubierta de alto peligro que necesita guardar su identidad. Mientras que escucha voces en su cabeza dándole ordenes, murmurando, o escuchando otros sonidos perturbadores dado por la alucinación auditiva que se relaciona con el delirio.

Es difícil para la persona describa con claridad lo que por su mente está pasando y piensa que es la realidad, por lo que la incongruencia del ambiente puede causar cierta irritabilidad, enojo, ansiedad, tendencia a discutir y temor.

Esquizofrenia catatónica

Lo que caracteriza este tipo de esquizofrenia es que el paciente manifiesta una alteración psicomotora altamente evidente por días o semanas, ya sea que el cuerpo si inmoviliza quedando rígido o por el contrario su actividad motora es excesivamente activa, sus pensamientos son ferozmente negativos y pesimistas, aunque tenga algo para decir o quiera comunicar algo, por la enfermedad no logra decir palabra alguna, o por otro lado muestra manías en sus movimientos como si fueran tics nerviosos.

Igualmente, los síntomas no son influenciados por estímulos externos, por lo que internamente el paciente puede experimentar un sinfín de ideas, pero en el exterior su postura es rígida sin expresión facial.

Esquizofrenia simple

Se caracteriza principalmente por la experimentación de síntomas donde se ve perjudicado el afecto emocional del paciente además de funciones mentales desde las más básicas hasta las complejas de desarrollar por más de un año.

Acompañado de delirios y alucinaciones, el esquizofrénico de tipo simple muestra retraimiento psicomotriz, lentitud o disminución de su actividad física, desgaste afectivo o emocional, pasividad, desgane y falta de iniciativa, falta de lenguaje comunicativo verbal y no verbal, deterioro del aseo personal y aislamiento social perjudicando su rendimiento académico, laboral y relaciones personales.

Esquizofrenia indiferenciada

Existen también una categoría de esquizofrenia para aquellos pacientes cuyos síntomas no se establecen en un solo criterio, es decir que presenta múltiples padecimientos que no encajan ningún otro tipo o en su defecto no se manifiesta con fortaleza alguno de los síntomas que presenta.

Entonces, la característica principal de este tipo de esquizofrenia es la ausencia o prevalencia por igual de las señales esquizofrénicas mencionadas.

Esquizofrenia infantil

La esquizofrenia a temprana edad es poco usual. Los niños en la etapa de crecimiento intentan reconocer las emociones que normalmente surgen a partir de una situación, sin embargo, los pacientes con esquizofrenia interpretan anormalmente la realidad, adquiriendo un comportamiento inapropiado creyendo que están viviendo lo que en su mente imaginan y sus emociones responden desfavorecida mente.

Entonces, en situaciones reales donde esté rodeado de otros niños jugando, el infante con trastorno de esquizofrenia puede presentar alucinaciones o hablar desorganizadamente teniendo impedimento al comunicarse asertivamente.

Puede presentar de igual manera, retraso en el desarrollo al caminar, gatear, hablar, hasta confundirse con el autismo o cambios de humor fluctuantes donde se ven comprometidos los delirios en visión y audición.

Al no se tratado a tiempo, la enfermedad continuará aumentando su intensidad hasta la adolescencia donde se intensificaran los episodios, afectando su desenvolvimiento social, académico, emocional, físico hasta familiar.

Tratamiento de la esquizofrenia

Regularmente, las personas que sufren de esquizofrenia no son totalmente conscientes del grave estado que se encuentran su cuerpo y mente para requerir atención médica de inmediato, por tanto, la familia o amigos cercanos son los que deben dar el primer paso para conseguirle la ayuda necesaria, sin obligar, pero mostrando apoyo.

No es un camino fácil para intentar darle a entender a un esquizofrénico sobre los síntomas que presenta y las dificultades que ha afectado su vida sin un tratamiento adecuado, sin embargo, los programas establecidos por profesionales de la salud para el cuidado de esta enfermedad mental logran mejorar la calidad de vida tanto del paciente como de sus familiares.

El tratamiento para la enfermedad mental de la esquizofrenia es de por vida, el cual se basa en tratamientos que mejoren la vida de cada uno de los pacientes, por medio de la inducción farmacológica que estabilicen la estructura neuroquímica del cerebro y controlen los síntomas psicológicos como antipsicóticos, al igual que la implementación de psicoterapias basadas en la rehabilitación psicosocial a través de psiquiatras que faciliten la integración en convivencia social.

Así mismo, se fortalecen herramientas bio-psico-sociales como ser proactivo de la comunidad a pesar de la condición con el objetivo de brindar redes de apoyo sólidas desde la familia, amistades, pareja sentimental, asistente social, psicólogo, médico, asistente de enfermería, entre otros.

Por lo general, con ayuda del tratamiento eficaz, los síntomas se controlan, pero no desaparecen. Por lo que la voluntad del paciente impacta significativamente para su propio bienestar, asistencia a terapias familiares, individuales, grupales, capacitaciones de fortalecimiento habilidades sociales, rehabilitación vocacional y suministro de comprimidos o inyecciones farmacológicas.

Dado caso no coopere durante el tratamiento, es necesario la hospitalización del paciente si presenta síntomas graves que atenten contra su vida y/o de los demás durante periodos de crisis, para garantizar su seguridad y bienestar.

 

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea