¿Cómo tratar a un adolescente rebelde?

como tratar a un adolescente rebelde

Los adolescentes pueden ser una pesadilla para algunos, pues todo lo que suceda en esta etapa de la vida puede ser determinante para toda la vida por delante.

Para nadie es un secreto que antes de llegar a la edad adulta atravesamos por diferentes cambios tanto físicos como mentales que de cierta manera alteran el comportamiento, la percepción de la existencia humana y diversos factores determinantes en nuestras vidas antes de alcanzar una madurez adecuada.

Además de atravesar por cambios químicos biológico del mismo organismo, el proceso de adaptación a este nuevo cambio que experimenta cada persona durante la adolescencia es totalmente diferente, por lo que la forma de reaccionar varía dependiendo de diversos elementos tanto internos como externos del medio ambiente en el que se ve influenciado. Por tal motivo, intentar comprender lo que está pensando, sintiendo hasta haciendo un adolescente suele ser complicado.

Generalmente, la edad de transición la cual se considera como adolescencia es entre los 10 a 17 años, por lo que en esta fase se desarrollan actitudes, capacidades, pensamiento abstracto, formas de expresión, transmisión de emociones, sentimientos, valores y aptitudes determinantes en el razonamiento durante la toma de decisiones mientras se relaciona en la sociedad.

¿Por qué mi hijo/hija adolescente es rebelde?

En muchas ocasiones se llega a esta pregunta al ver cambios de actitud, comportamientos, conductas el cual se piensa “mi hijo / hija no era así”, pero no tomamos el tiempo para detenernos a analizar ¿Qué tiene? ¿Por qué se comporta así? ¿Qué está sintiendo? ¿Qué le esta pasando? Puesto que, en muchas ocasiones, su comportamiento rebelde fuera de control es una forma de llamar la atención.

Al atender aquella alerta de ayuda que inconscientemente el menor emite con su conducta, el adulto responsable tiene que analizar todo el contexto, es decir, saber si tiene problemas en la escuela ¿le hacen bullying?, si se encuentra a gusto en familia ¿presentan problemas en forma de discusiones entre padre y madre?, o en muchas ocasiones es dado por la influencia de las amistades para “encajar” en un grupo social como hacerse notar, es decir, falta de atención.

Así, existen diversos motivos por las que un adolescente presenta este tipo de conducta, lo importante es detectar cuál es la de tu hijo o hija con el objetivo de ayudarlo a atravesar esta etapa.

Cómo tratar a un adolescente de 13 años

La crianza de un adolescente es una tarea de alta responsabilidad lo cual puede resultar una tarea en donde se necesita una serie de habilidades parentales que se muestran a medida que se conoce al menor como paciencia, atención y comunicación asertiva, con el fin de fomentar conductas durante el desarrollo de un futuro adulto independiente con valores, principios funcionales en la sociedad y habilidades psicoemocionales saludables.

Si bien a la edad de 13 años, los cambios hormonales y la percepción del mundo por parte del adolescente, puede ser drástico, de tal manera que pueden sentirse incomodos con su aspecto físico en busca de la identidad que pretenden mostrar al mundo, de tal manera que es posible que sea una manera de manifestación de algún trastorno psicológico o presente un problema personal.

Por tal motivo, con el fin de que la educación del menor se convierta en una pesadilla y dar pie al disminuir el comportamiento fuera de control que puede presentar, se recomienda al adulto responsable:

  • Mantenga el control de la situación en todo momento sin necesidad de cruzar la línea de llegar a gritos o insultos que perjudican la relación.
  • Mantener la calma y mostrar actitud madura con el fin de mostrarle cómo se debe comportar.
  • Orientar al adolescente para gestionar y comprender sus emociones apropiadamente para que tenga conocimiento del cómo expresarlas.

Cómo tratar a un adolescente de 16 años

A medida que pasa el tiempo, si no son tratadas las conductas rebeldes, los comportamientos pueden intensificarse a tal punto de sentirse intocable, superior y arrasar con todo lo que se le atraviese en el camino sin tener en cuenta el daño que causa a los demás.

A los 16 años, la consciencia humana se está despertando a lo que el mundo muestra y su exploración es tentadora, en donde no saber qué hacer con la fuga de emociones tanto positivas como negativas resulta complejo para una persona que trata de descubrir cómo funciona el mundo y a él mismo / misma. Entonces con tal de mantener una convivencia saludable:

  • Establece normas justas y en su obediencia, reconoce su logro.
  • Intenta crear un vínculo de amor, confianza y seguridad al pasar tiempo con él o ella.
  • Fortalece la independencia del menor al comprender que tiene edad para asumir responsabilidades maduras.
  • Mantener un dialogo constructivo, positivo y asertivo, recuerda que no son las palabras empleadas al comunicar alguna crítica, sino la manera en cómo se expresen.
  • Sea su mayor ejemplo para seguir, fomentando la disciplina, otorgándole voz y voto.

Consejos claves para tratar un adolescente rebelde

Primero que todo, se debe ver el panorama completo e intentar comprender el posible motivo por el cual el adolescente de un momento a otro tiene comportamientos rebeldes puesto que existen diferentes razones, para ello:

  • Identifica el motivo, tipo de rebeldía y detonador de su comportamiento.
  • Evita tomar su comportamiento como algo personal, ya que estos buscan una reacción como excusa para intensificar su comportamiento.
  • Deja que el hijo experimente las consecuencias de sus actos.
  • Sé razonable con las reglas y medidas establecidas.

Como padre, madre o tutor responsable del menor que tiene actitudes rebeldes, se recomienda:

  • Ser honesto y directo respecto a temas de la vida real como drogas además de las consecuencias por su uso, la sexualidad y malas amistades.
  • Colocar límites por medio del respeto y responsabilidades.
  • Muestre interés y preste atención por las actividades que desarrolla, sus gustos, intente acercarse para conocerlo mejor.
  • Respete las opiniones por medio de la escucha, teniendo en cuenta sus sentimientos, ideas y comunicación, para ayudarle a tomar decisiones positivas.
  • Para solucionar conflictos, se claro e intente mantener un tono de voz asertivo para llegar a un acuerdo con el menor.

Si siente mucha presión al respecto o el problema persiste descontroladamente, puede recurrir a un psicólogo el cual ayuda a todos los involucrados en mejorar las relaciones y sus comportamientos.

 

Quizá te interese:

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea