Cómo superar la dependencia emocional

como superar la dependencia emocional

Eventualmente, la relación que se tiene con uno mismo se refleja a las relaciones sociales que se manejan en los diferentes ámbitos de la vida, ya sea con la familia, con amigos, con compañeros de escuela o de trabajo, incluso con recién conocidos, dado que el autoconocimiento emocional que se forman, dirige los lazos con las demás personas.

A lo largo del camino de la vida, se aprende a identificar, comprender y gestionar las emociones que surgen a partir de una circunstancia determinada, por ejemplo, cuando obtenemos un premio por mérito propio por alcanzar un objetivo que se había propuesto, la alegría invade cada partícula del cuerpo, el cual se expresa con una gran sonrisa, a veces saltando, hasta algunas personas lloran.

De igual forma sucede cuando se pasa por momentos difíciles, claramente cada persona tiene sus estrategias para afrontarlos, ya sea buscando ayuda para hablar con una persona de confianza como son los amigos o la familia, o se guardan cada una de sus emociones hasta acumular.

En tanto, en caso de que la persona no pueda fortalecer el sentido de la inteligencia emocional en cada prueba de la vida que supera por sí mismos, se genera un estado de salvavidas al depender psicológicamente de otra persona en tomar decisiones respecto a su propia existencia.

Es decir, con el fin de mantener la zona de confort en la que nos hemos acostumbrado, cuesta romper lazos con las personas que de cierta manera influyen negativamente en nuestra estabilidad emocional al acomodarnos al dejarle nuestras cargas.

¿Qué es la dependencia emocional?

Las relaciones sociales que establecemos con uno mismo hacia los demás suele ser mas complejo de lo que parece, ya que en ocasiones se suele idealizar a una persona con la que se frecuenta una relación hasta el punto de afectar la estabilidad física y mental.

En ese sentido, al hablar de dependencia emocional se trata de un estado psicológico complejo, puesto que se refleja una necesidad adictiva hacia otra persona, de tal manera que inconscientemente se renuncia a la propia libertad con ideales de que esa es la manera de alcanzar la felicidad con tal de complacer a la otra persona.

Dicho padecimiento se genera en las relaciones amorosas de parejas, ya que comparten parcial o completamente sentimientos de uno al otro y viceversa, generando una conexión emocional. De esa manera, en algún momento se han escuchado personas expresando la frase “sin ti, yo me muero, no sé que haría, no me dejes nunca”.

En tanto, crearon una dependencia emocional del pensar “sin esa persona mi vida no tendría sentido”, causando un desequilibrio psicológico en donde podrían intentar atentar contra su propia vida en caso extremo hablando.

No necesitas la aprobación de ninguna persona para ser feliz, no necesitas complacer a tu pareja o familia si con ello pierdes cierta parte de tu libertad.

Síntomas de dependencia emocional

Existen diferentes formas en la que se desarrolla la dependencia emocional en las relaciones interpersonales, puede darse entre una pareja sentimental, entre un padre/madre con un hijo/hija dado por la sobreprotección que se causa, o entre amigos. La patología de dependencia de afecto se identifica en una persona con conductas como:

  • Alto grado de inseguridad, baja autoestima y poco valor propio, llenándose de auto resentimiento.
  • Falta de criterio propio para toma de decisiones, por lo que no asumen responsabilidades.
  • Tendencia a sufrir de trastorno de ansiedad o de depresión.
  • Prefiere que los demás hagan las cosas, por lo que muestra problemas para hacer las cosas por sí misma.
  • La sumisión y la disposición para obedecer hacen parte de su rutina, por lo que se acostumbran a ello.
  • Falta de criterio de adaptación a nuevos lugares, situaciones, personas.
  • Temor al rechazo por lo que se cohíbe de iniciar proyectos nuevos por sí mismo.
  • Falta de confianza en sus capacidades, dispuesto a agradarle a todos a pesar de cualquier cosa.
  • Mantiene la posición inferior en las relaciones, por ende, soporta maltrato físico o verbal.
  • Le incomoda sentirse solo, por lo que prefiere estar con personas perjudiciales en vez de la soledad.
  • Mantienen relaciones tóxicas por comodidad, aunque tengan sensación de vacío.
  • Suele pensar que es menos que los demás, por lo que deja a un lado sus necesidades.
  • El mundo gira alrededor de la otra persona, por tanto, suele descuidar a sus demás relaciones o aficiones.
  • Constantes demostraciones de celos o sobreprotección.

Quizá en algún momento se ha sido dependiente emocionalmente, que al dar un paso atrás llega a los pensamientos preguntas como ¿por qué soy así (refiriéndose a ser dependiente emocionalmente)? Pues bien, muchas de las conductas se derivan de experiencias de la infancia, ya que no se aprendió a ser autónomos y/o independientes, pues en su momento no se les fue satisfecho el afecto que necesitaban.

Recomendaciones para dejar la dependencia emocional

Como todo proceso, dejar la dependencia emocional consiste en ayudar a levantarte luego de caer, es decir que aprendas a valorarte como ser humano valioso donde tú mismo debes cuidar de tu bienestar físico y mental:

  • Identifica las emociones, los hechos, la razón y los motivos que te hacen permanecer con la persona que se formó dependencia ¿Qué haces/hacías por el otro que te causaba daño?
  • Sé consciente del dolor que has experimentado en el pasado y en el presente. Tu futuro lo escribes tu.
  • Es momento de pensar en ti, aprende a decir NO, fortalece tu autoestima. Detecta aquello que no te gusta de ti y actúa para corregirlo, es decir, si te sientes inseguro con tu estado físico, busca ayuda nutricional para alimentarte mejor y realizar ejercicio.
  • Trabaja en tus miedos uno a uno, es tiempo de salir de la zona de confort aprendiendo a pasar tiempo contigo mismo.
  • Busca actividades que sean de tu agrado para sanar y alejarte de las personas que causen daño.
  • Requerir ayuda psicológica.
  • Alcanzar la felicidad depende exclusivamente de ti.

Cabe resaltar que la dependencia emocional deriva factores como el miedo a la soledad, desarrollo de pensamientos obsesivos – compulsivos, trastorno de ansiedad, depresión, miedo al rechazo, necesidad de llamar la atención, comportamientos exagerados, falta de autoestima, síndrome de inferioridad, falta de habilidad de comunicación.

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea