Cómo salir de la zona de confort

¿Estás viviendo o sobreviviendo?

Para entender el significado de la pregunta, primero debemos aclarar que vivir la vida que tienes es una bendición, disfrutar del sentir el viento en tu rostro cuando se acerca temporada de brisa, o la lluvia caer en tu rostro cuando un aguacero te sorprende en la calle, son pequeños ejemplos de la sensación de estar vivos, pues las emociones que te generan, aunque sean positivas o negativas, te provocan reaccionar ante dicho estímulo del tener vida para ser vivida.

Por otro lado, el sobrevivir implica pasar el día tras día sin detenerse por un momento a pensar lo bien o mal que estás pasando, es decir que te mueves en el mundo como caballo cochero dentro de la rutina para mantenerte a flote a como de lugar, es decir sobre ponerse ante cualquier situación sin tener en cuenta lo bien que lo has hecho.

En sí, ¿Para vivir primero hay que sobrevivir a muchas circunstancias que la vida nos coloca enfrente?, en realidad no tiene un orden lógico, pues en un día de sobrevivencia estamos viviendo y viceversa, ya que depende de nosotros mismos la actitud que decidimos adoptar para salir adelante ante cambios que el mismo ambiente nos obliga a adaptarnos.

Por naturaleza, el ser humano necesita adaptarse al ambiente que habita para poder mantener la existencia y prevalencia de su propia raza al conseguir alimentación, fuente de hidratación y seguridad durante la supervivencia. Por tal motivo es importante adecuar todas las capacidades tanto físicas como mentales al cambio que se esté enfrentando, ya sea proveniente del exterior como el clima; o interiores como el cambio biológico de maduración física/mental adquiere en una etapa de su vida.

Sin embargo, ninguna persona está preparado para enfrentar las nuevas situaciones que la vida le presente inmediatamente, por ejemplo, nadie está preparado para algo tan sencillo como parece asistir al primer día de escuela para un niño pues implica socializar con diferentes personalidades el cual no tiene conocimiento del cómo reaccionar, por ende, depende del menor si se arriesgas a hacer algo diferente para el (interactuar con otros niños por su propio medio), o esperar dentro de su caparazón (que se acabe el día sentado esperando que otros niños se acerquen).

La “pequeña” situación descrita anteriormente, es uno de los tantos ejemplos de lo necesario que se convierte el hecho de salir de la zona de confort que normalmente creamos a medida que permitimos pasar el tiempo, para adaptarnos al cambio, relacionarnos, sobrevivir, vivir y prevalecer la especie.

Si bien, la cotidianidad nos ha llevado a crear una zona de confort o un estado de comodidad la cual nos sentimos cómodos y aquella en donde nos movemos tan libres que tenemos consciencia de que los resultados serán garantizados con cualquier acción o comportamiento que se haga. Es decir, el conjunto de hábitos, creencias, entorno, personas y momentos que se han construidos bajo una sola directriz de vida sin ánimo de tomar riesgo a probar nuevos rumbos, es justo lo que forma el estado de comodidad con lo que se tiene y hace.

En ese sentido, ¿A quién le gusta incomodarse cuando todo lo tiene resuelto y le funciona de la manera que lo hace? ¿Para qué salir de esa zona si todo marcha bien? En realidad, ¿Cómo esperas crecer en algún plano de tu vida si te mantienes en esa zona de confort para no adaptarte al cambio que el mismo entorno te está exigiendo? Una sola palabra: Mediocridad. ¡Despierta!

No estamos en este mundo para ver los días pasar, la vida está para ser y hacer, claramente bajo las responsabilidades correctas como individuo sin afectar a la sociedad.

Si bien, una vez creada la zona de confort, suele ser difícil darse cuenta qué para salir de ello significa enfrentar aquellos miedos que alguna vez, intentamos olvidar que teníamos. Por ejemplo, renunciar a un empleo que no te brinda oportunidad de crecimiento profesional, decides renunciar (salir de tu zona de confort) para obtener uno nuevo, sin embargo, ello implica comenzar desde cero y reaprender nuevos procedimientos (miedo al cambio).

Así es como se manifiesta el querer superarse como persona en cualquier ámbito de la vida para alcanzar las metas propuestas con la seguridad de cada partícula tu Ser, te permitirá ser más creativo, sentirte realizado, ganar autoconfianza, disfrutar de los pequeños momentos, pero gratificantes de la vida, desarrollarte como persona,

 Pero a pesar de todo lo posible negativo que puedes estar viendo a salir de la zona de confort, es necesario, imperativo y satisfactorio, no obstante, te estarás preguntando ¿Cómo puedo salir de mi zona de confort? Para ello:

  • Vive cada día como si fuera el último, por lo tanto, da siempre el mejor rendimiento posible de ti fuera de la rutina que preestableciste.
  • Con todo y miedo, ¡Hazlo! Establece objetivos diarios diferentes que puedas alcanzar aun si pueden salir bien o mal, visiona de tal manera que te causen emoción al intentar algo nuevo.
  • Ningún experto se hizo de la noche a la mañana. Toma el riesgo de intentar cosas novedosas rompiendo tu propio molde, yendo a lugares que regularmente no frecuentarías o al menos leyendo un genero de libro que jamás se te hubiese pasado por la mente leer.
  • El proceso lleva tiempo, por lo tanto, realiza pequeños cambios significativos en tu ambiente, en tu rutina, hasta manera de vestir manteniendo tu personalidad pues el propósito es descubrirte durante el proceso de romper el cascaron de la zona de confort.
  • Cero excusas, simplemente apaga esa vocecita de tu cabeza que te dice “pero es que” cada vez que intentes hacer algo nuevo que te resulte incómodo por que te saca de tu zona de confort. ¡Anímate!
  • Conoce nuevas personas, te sorprenderías la cantidad de historias interesantes que hay detrás de conocer un nuevo circulo social, aunque sean amigos de amigos, interactúa.
  • Comunícales a tus amigos y familia, pídeles que te colaboren con lo que pretendes lograr explicándoles toda la situación del caso, de esa manera, intentarás diariamente apoyarte con cambios en la rutina.

 

Quizá te interese:

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea