Cómo reconocer las emociones de los demás

como reconocer las emociones de los demas

¿Te imaginas leer los pensamientos de una persona con el fin de saber qué están sintiendo en un momento determinado con tan solo mirarlos a los ojos? Pues bien, el ser humano no tiene el poder de leer mentes, y si no se comunica lo que se siente la otra persona no tendrá pleno conocimiento de su verdadero estado de ánimo.

No toda la persona que va por la vida sonriendo significa realmente que esté alegre, así una persona puede estar internamente tan triste por el agobio de diferentes problemas por los que esté pasando día a día, pero mostrarse de una manera totalmente diferente ¿por qué? Cada uno tiene sus razones, quizá porque no quiere que los demás se preocupen, no sabe cómo expresar sus emociones, no le gusta, o cualquier otro motivo.

El ser humano no es de piedra, todos tenemos sentimientos y emociones las cuales se van desarrollando a medida que tenemos experiencias desagradables o gratificantes. No obstante, con el tiempo algunas personas comprenden la manera apropiada para expresarlas, donde algunos los muestran a flor de piel, mientras que otros guardan en un cofre con seguro todas las emociones que en un determinado instante pueden sentir.

Así mismo, la comunicación se da todo el tiempo durante la interacción social, por lo que el lenguaje no verbal con respecto al reconocer las emociones en las demás personas, es decir, que a veces no hace falta que digan explícitamente su estado emocional para interpretar lo que siente, sin embargo, es preferible expresar con palabras verdaderas las emociones individuales.

Por ejemplo, una joven que sienta enojo, pero no quiera decirlo, puede permanecer callada, ignorar a determinada persona, tener una expresión fácil seria, entre otras formas que pueden ser evidentes o no tanto.

Ten en cuenta que cada persona es un mundo totalmente diferente al tuyo.

Para tener en cuenta, las emociones como reacción a una vivencia suele ser difícil identificarlas a los demás cuando no trabajamos en conocer las nuestras primero. Tampoco podemos esperar o suponer que alguien reaccione tal cual como creemos o queremos, ya que todo depende de la individualidad subjetiva de cada uno.

Actividades para reconocer las emociones

El reconocimiento de las emociones debe ser implementado desde temprana edad a través de pequeñas tareas repetitivas diarias individuales, actividades grupales en la escuela, ejercicios en grupo familiar, con el objetivo de gestionarlas adecuadamente en determinados momentos de la vida a medida que se va creciendo.

Nunca es tarde para reconocer emociones positivas y/o negativas que surjan en tu vida, haz un freno en tus días de afán, y compréndete.

De tal manera que se logra fomentar las habilidades sociales que facilitan la identificación emocional ajena, tenga la capacidad de crear autoestima, autoconcepto y fortalecer la inteligencia emocional mediante el aprendizaje dinámico ya sea en el ámbito familiar, académico o escolar, laboral o profesional, hasta personal que velan por optimizar tu calidad de vida:

  • Caja de emociones, a partir de imágenes, se trata de identificar las emociones que puede estar sintiendo el personaje para luego ser clasificadas como positivas y negativas, de tal manera que describan una situación que los haga sentir de esa forma.
  • Historias con enseñanza emocional, se trata de relatar cuentos que presenten una moraleja donde se vean involucradas las emociones, la manera como son gestionadas y reacciones.
  • Lugar seguro, establecer un lugar en el cual el niño, adolescente o adulto sienta que tranquilidad en el momento que sus emociones se han desbordado o estén a punto de hacerlo, ya sea implementando la meditación o un espacio físico.
  • El observador, consiste en repartir diferentes tarjetas con una emoción, los integrantes deberán hacer la expresión facial que les tocó y cada uno debe observar las expresiones faciales de los miembros del grupo para identificarlas y expresar como se sienten.
  • Role-play o juego de roles, se plantean diferentes situaciones donde los integrantes deben representarla detalladamente en donde el resto del grupo debe identificar los estados de ánimo o afectivos.

Igualmente, existen diversas actividades grupales y en pareja recomendadas que procuran aumentar la autoestima, la seguridad y por lo tanto mejorar las relaciones sociales, para finalmente entender las emociones ajenas y beneficiarte de los efectos del autoconocimiento.

Consejos para identificar las emociones

Conectar emocionalmente con otras personas resulta un poco complicado para muchas personas frecuentemente, pero no es imposible. Existen situaciones como ver a una niña llorar por haber sacado una mala calificación en la escuela, y quizá parezca ridículo para alguno, en cuanto otros la entienden e intentan subir el ánimo.

Con objetivo de reconocer al otro como ser valorado e importante, surgen capacidades que emergen en el proceso de identificación emocional tal como es la empatía, la cual consiste en colocarse en la posición emocional de los demás sin perjudicar la propia.

Una vez nosotros como seres integrales que somos, identificamos la manifestación de emociones que se llegan a presentar frente a momentos específicos, logramos interpretar lo que puede estar sintiendo un tercero de manera general. Es decir, tener plena consciencia con respecto a aspectos de nuestra personalidad nos permite crear un criterio de decisión objetiva a tomar decisiones de lo que nos causa bienestar o nos perjudica.

Entonces, para reconocer las emociones de los demás:

  • Observa el lenguaje corporal de la otra persona, su postura, expresiones faciales, movimientos involuntarios.
  • Presta atención su forma de expresarse, es decir lo que dice, cómo lo dice, las palabras que emplea, la velocidad de su discurso si es lento o rápido, para identificar entre líneas lo que pretende decir.
  • Escucha atentamente, pregunta con claridad sin presionar o parecer un interrogatorio.
  • Da espacio y ofrece un hombro para desahogar.

Usualmente, las personas piden ayuda inconscientemente, es decir que una persona puede sentirse triste, aunque diga “estoy bien”, pero sus ojos caídos piden a gritos el apoyo inminente.

Gran parte de nuestras decisiones son guiadas por nuestras emociones, aprendamos constantemente a reconocer, gestionar, controlar y expresarlas.

Quizá te interese:

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea