Cómo dejar de ser celoso, posesivo y controlador

Solemos complicar las relaciones interpersonales dado que cada persona piensa, actúa y siente de distintas formas una de la otra, es por ello qué cada ser humano es único e irrepetible. Teniendo conocimiento de lo anterior, existen personas las cuales sus historias de vida han afectado su forma de sentir hacia sus personas más cercanas, es decir, cuando una persona es traicionada por su pareja sentimental en repetitivas ocasiones, la confianza tanto de la relación como de las posibles futuras parejas puede verse perjudicada por emociones negativas como los celos.

De hecho, los celos son la respuesta emocional del conjunto de manifestaciones sentimentales del temor a la perdida, falta de confianza, inseguridad propia, sentimiento de abandono, el cual la mente pretende protegerse de dicho estímulo que le considera amenaza. Sin embargo, los celos se manifiestan en diferentes relaciones, ya sea de pareja, en amistades, hacia hermanos u otros familiares, o con otro tipo de relacionamiento social donde se presente un vínculo emocional.

Por ejemplo, cuando un amigo se convierte en una persona sobreprotectora contigo o actuando de manera diferente a lo que normalmente solía comportarse, en el instante que tuvo conocimiento que te encuentras saliendo con otras personas más seguido pues estás ampliando tu circulo social, tiene una percepción exagerada de miedo a perderte como persona invaluable que eres, por lo que reacciona con conductas celosas como intentar prohibirte seguir saliendo con las nuevas amistades que intentas formar.

Ser una persona con sentimientos celosos, pensamientos posesivos y comportamientos controladores, significa que su movimiento como persona se basa en el miedo.

¿Por qué soy una persona celosa, posesiva y controladora?

Cuando una persona tiene comportamientos y conductas celosas, posesivas o controladoras, en muchas ocasiones no tiene plena consciencia de sus actos o del sentimiento que está apoderándose de ella, pues dentro de sus pensamientos infundados por el miedo, se convence de que está “bien” actuar impulsivamente.

Los celos son un sentimiento natural que todas las personas sienten en un grado menor o de mayor intensidad, sin embargo, la gestión de la manifestación del sentimiento identificado será lo que definirá la fortaleza emocional con la que se cuenta, puesto que nadie nos pertenece, nada se puede controlar en un cien por ciento y todos pueden sentir miedo en algún momento de su vida.

Entonces, ¿Por qué nos comportamos de esa manera si se considera un sentimiento natural? Cabe resaltar que la historia de vida y crianza de cada persona influye en la creación de miedos, gestión emocional, afrontamiento, herramientas comunicativas, conductas, entre otros estados psicológicos a los que nos vemos expuestos por situaciones del exterior, pero finalmente se interiorizan.

Así, básicamente se generan sentimientos de celos por los diferentes miedos de abandono o perderle, baja autoestima, patrones afectivos mal aprendidos, miedo a sufrir dolor por la distorsión o suposiciones de la realidad al desarrollar alto índice de preocupación por cada movimiento que su ser querido realice, siendo entonces, la consecuencia exagerada de poseer y controlar compulsivamente a una persona que se le tiene afecto.

De esa manera, el sentimiento de celos se crea a medida de las experiencias de vida y la falencia en gestión emocional que se presentan al enfrentar una primera situación, pues al final, se hace lo que se puede con lo que se cuenta y sabe en el momento.

Consecuencias de ser una persona celosa, posesiva y controladora

Como el resto de las emociones que hacen parte del ser humano, los celos traen consigo consecuencias a nivel personal y social, el cual ocasiona malestar al interferir negativamente en el bienestar de los involucrados.

Los celos pueden ser perjudiciales parala salud mental a nivel personal de quien lo siente a tal punto de ocasionar trastorno de ansiedad, irritabilidad, depresión, dificultad para controlar la ira o rabia, alto nivel de impulsividad al actuar o expresarse, pérdida de control de sus actos, constante sentimiento de culpa y gradualmente se va perdiendo la autoestima, ya que la dinámica disfuncional consigo mismo se proyecta hacia la otra persona, estableciendo una relación ineficaz, donde la comunicación no es asertiva dada la falta de entendimiento.

A nadie le gustaría que le hicieran daño, no obstante, al tener comportamientos de celos, posesivos y controladores, ocasiona consecuencias a quien o quienes se tiene dicho sentimiento, por ejemplo, suelen sentir frustración, se distancian emocionalmente, aumenta el miedo de lo que pueda hacer la otra persona, se siente confundido sobre la conducta del otro, desarrolla emociones de culpabilidad y se deteriora la relación consigo mismo.

En ese sentido, la conducta de una persona celosa, controladora y posesiva genera una acción en cadena al alejar a las personas que le rodean, por lo que causa que se intensifiquen los síntomas o conductas una vez manifestadas. Por tanto, algunas parejas cuando enfrentan este tipo de conflictos suelen verse afectados emocional, psicológico y físicamente, que disuelven la relación, pero mantienen el dolor de la relación.

Recomendaciones para dejar de ser celoso

El sentimiento de celo puede ser visto como la manifestación de pensamientos disfuncionales e irracionales, los cuales se logra ser cambiado con tal de mejorar la relación personal, de pareja o con demás personas queridas, de tal manera es necesario que aquella persona con alto nivel de celos aprenda a neutralizar los impulsos de control tanto sobre las demás personas como de las situaciones.

Para ello, se recomienda trabajar constantemente en la confianza, el autoconcepto positivo y la autoestima tanto personal como de en la relación con las demás personas que puede sentir o ha sentido celos, con tal de cambiar de expectativas y creencias dado por la experiencia de vida.

Cabe destacar que consultar con un profesional de la salud mental al asistir a terapia, logra beneficiar, cuidar la integridad y ayudar a la contención de dichos sentimientos que han causado malestar en la cotidianidad de la persona. No tengas vergüenza de pedir ayuda antes de actuar hasta el límite de la violencia por un impulso de celos.

Quizá te interese:

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea