Cómo controlar mis emociones y estar mejor con los demás

¿Alguna vez has dejado que tus emociones controlen el resto de tus sentidos? Por ejemplo, imagina que está aconteciendo frente tus ojos una situación que te desagrada a tal punto que te enfurece, puede ser una mentira, la injusticia, una infidelidad o cualquier otra razón que te provoque la sensación de que te hierve la sangre por la rabia que sientes ¿Cuál es tu primera reacción? ¿Golpear, llorar, enfurecerte?, ¿Qué sueles hacer ante una situación similar? Algunas personas permiten que el impulso del momento nuble la visión de su razón, conllevándolo a cometer errores para su vida, decir cosas que no eran necesarias mencionar, insultar a personas que no lo merecen, o en su defecto agravar la situación a corto y largo plazo.

Si bien, el control emocional es un proceso que se aprende a través de los años a medida que adquirimos y fortalecemos las herramientas necesarias en función al plano emocional.

Durante la infancia, las emociones brotan a flor de piel cuando mostramos sin mascara alguna la consecuencia de una causa, es decir, en esa época si una situación nos entristecía (causa) como una haber presenciado una discusión familiar, la primera reacción era llorar incontrolablemente (efecto), pues era la forma de expresar lo que se siente ya sea tristeza o rabia, sin necesidad de ocultar ni huir del sentir.

Conforme a las experiencias vividas y el descubrimiento personal consciente, al llegar a la edad adulta se supone que los cimientos del autocontrol emocional ya están echados pero el ser humano se encuentra en constante aprendizaje, por lo que aún se está a tiempo de mejorar día a día como persona con las relaciones interpersonales.

Entonces, el control de mis emociones es un reflejo de la inteligencia emocional que se ha forjado de las enseñanzas en el camino de la vida. Pues bien, a veces las decisiones que se toman son hechas por que nos dejamos llevar del impulso momentáneo creado por la ruptura que existe entre la mente, el cual ocurre todo el procesamiento de información (razón) con el corazón, donde el sentir es su labor (emoción); creando así, una discordia existencial contigo mismo y con los demás.

No permitas que tus emociones y sentimientos te controlen, eres de ti.

Contar con habilidades emocionales fortalecidas conlleva a tener una vida más satisfactoria, plena y tranquila en cada ámbito de nuestra existencia, ya que se tendrán las fuerzas necesarias para afrontar cualquier situación que puedan desestabilizarte. Los caminos de la vida son misteriosos, nunca se sabrá cuan fuerte eres hasta que enfrentas una circunstancia que pueda romperte en mil pedazos, por ello está en ti mantenerte firme, de ahí proviene el control emocional que hallas moldeado.

Ahora, sentir emociones negativas hace parte de la cotidianidad, por lo que el control emocional permite conocerte a tal punto de saber la manera correcta de identificarlas, sentirlas y manejarlas sin tener que afectar la integridad de otra persona. No se trata de impedirse hacer o sentir para que las demás personas estén bien, sino que se trata de poder superar cada situación que te cause el malestar emocional.

Así mismo acontece con las emociones positivas, cuando una noticia extremadamente buena toca la puerta y la alegría desborda, podemos ser capaces de hacer y deshacer contra viento y marea con tal de mostrarle al mundo lo bien que te encuentras, por ejemplo, imagina que ganaste un premio con mucho dinero que necesitabas e inmediatamente lo gastas en cosas ostentosas poco prioritarias en el momento por el simple hecho de llamar la atención ante los demás, sin duda alguna estás faltando al control emocional.

Las emociones son más poderosas de lo que crees, pues son capaces de adaptarse para provocarnos sufrimiento hasta alto grado de excitación.

Como seres emocionales que somos, es imperativo saber controlar por medio de estrategias, técnicas, consejos o recomendaciones que favorezcan la interpretación de estas para reaccionar asertivamente:

  • Identifica el verdadero motivo por el que estas sintiendo lo que sientes. Entender la razón que provocó las emociones por medio de la reflexión en el momento exacto que se presente el sentir, ya sea escribiéndolo en un diario, hablándolo con una persona de confianza o al viento, ya que resulta ser difícil apartar las emociones de la cabeza una vez se plantan ahí.
  • Presta atención a tu sentir, palabras y de los demás. A veces no pedimos consejos ni escuchamos lo que nosotros mismos estamos diciendo, pero es necesario escuchar activamente lo que las demás personas quieren decir y a nosotros mismos pues se refleja en la salud física, es decir, algunas personas cuando tienen nervios se les revuelve el estómago, pero le hacen caso omiso pensando que fue algún alimento que consumieron y no resuelven el retorcijón; así mismo con las demás personas y su expresión facial.
  • No intentes alejar la emoción. Solemos huir de lo que sentimos, para ello permítete sentir, sin mentirte sobre los emociones, pensamientos y estabilidad física, es decir que, si te provoca llorar, hazlo, con tal que no prolongues la sensación.
  • Es momento de canalizar para liberar. Sólo tu te conoces mejor que nadie más, por tal razón, es necesario recurrir a las estrategias que normalmente empleas para controlar la emoción previamente identificada, ya sea meditando, haciendo ejercicio físico o actividades artísticas, salir a caminar para tomar aire fresco, realizar ejercicios de respiración como el mindfulness, escuchar música relajante o de tu preferencia, haciendo un poco de Boxing u otro deporte durante tu tiempo libre, cualquier estrategia efectiva para canalizar y posteriormente soltar la emoción.
  • Trabaja en ti. El control emocional depende de las habilidades y capacidades que conforman tu plano psíquico, no se trata de crear una barrera de roca para no sentir, sino que, a partir de la autoaceptación, la autoestima, optimismo personal, autoconciencia, entre otras, ayudará en el proceso de crecimiento personal y con los demás.

Recuerda que con ayuda de las psicoterapias se fortalece el desarrollo de las competencias adecuadas para convertirte en una persona emocionalmente inteligente para contigo y tus relaciones sociales, laborales, familiares, amorosas, con tal de mejorar tu calidad de vida.

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea