Cómo aprender de los errores para no volverlos a cometer

Los errores no son más que las consecuencias de nuestros actos, pues somos el resultado de las decisiones que tomamos y el camino que elegimos.

En el entendido de que somos lo que vivimos, los errores son parte de nuestra historia, que nos permiten crecer, desarrollarnos, aprender, tomar nota, y sobre todo nos conducen tanto al lugar como a la persona que somos hoy en día, es aquello que nos recuerda que somos humanos y cualquiera puede equivocarse, que pueden ser inesperados pero traen consecuencias donde abre la puerta a tres posibilidades individuales: el ser perseguidos día tras día hasta ser agobiados; ignorarlos al aparentar que no ha pasado algo significativo sin tomar escarmiento; o en su defecto, asumir con responsabilidad la enseñanza que deja para internalizarla a tal punto de no cometerlos nuevamente.

Si bien el futuro es incierto, podemos prevenirlo echando un vistazo al pasado. Si es primera vez, tomar riesgo para aprender mientras se busca consejo y apoyo de quienes ya han vivido una experiencia similar, puede ser el camino más indicado.

Por ejemplo, cuando un niño se encuentra jugando en el jardín, comienza a experimentar un sinfín de emociones al ver los insectos, que al tocar uno puede que éste lo pique, en ese momento, a pesar de que el adulto le dice “No”, el niño sigue adelante hasta que efectivamente es picado.  De esa manera, el niño adquiere la experiencia básica a través de la prueba y error, por lo que en un futuro el niño aprendió la lección para no volver ser picado. ¿De que sirve tener tal información si no la procesaremos en pro de nuestro desarrollo personal? De modo que tener precedentes, marca la diferencia entre el individuo exitoso y el individuo frustrado en su zona de confort.

Si, dicen que para aprender implica cometer un par de errores y tomar riesgos, pero no es necesario volver a cometer los mismos una y otra vez si ya se tiene un historial con un posible conocimiento de lo que puede pasar.

¿Qué son los errores?

A través de los años, la definición del “error” está determinado bajo un marco catastrófico en donde se relaciona con la consecuencia de malos pasos por parte de una persona, por ejemplo, cuando una persona compra un artículo innecesario de promoción por dejarse llevar de la emoción del momento y queda sin dinero, automáticamente piensa: cometí un error. En definitiva, existen situaciones que se consideran errores con diferente grado de gravedad, lo cuales significan que el acontecimiento no resultó como se esperaba o que se estaba acostumbrado.

Dicho lo anterior, el error se relaciona con el cambio, pues según científicos dicho concepto permite la evolución de un principio que conlleva a la transformación a algo completamente inimaginable anteriormente, hasta que aconteció. Claramente, dicho cambio como todo lo desconocido, implica un poco de riesgo lo cual este a su vez involucra el cruce de sentimientos intensos de miedo, nerviosismo, angustia y/o ansiedad. Entonces, de cierta forma es natural que se cometan errores.

Siguiendo la misma línea de idea, para la religión los errores son consideramos como malos comportamientos, conductas y pensamientos moralmente desadaptados dentro de la sociedad, que deben ser confesados para su purificación, sin embargo, todas las personas en la actualidad vivimos en una lucha constante entre el bien y el mal de tal manera que se hacen malabares con tal de evitar a toda costa errar. Sin duda alguna, la perfección es subjetiva.

Ahora, como seres intelectuales, depende de nosotros aceptar la coexistencia interna entre el bien y el mal que pueden llegar a cometer errores con el fin de aprender de ellos. No obstante, la gravedad de estos, ocasionan repercusiones perjudiciales que indican “fracaso”, entonces ten claro ¿Qué consideras error? Y ¿Cuál ha sido el error que cometiste?

Con ello, no todos los errores conllevan al fracaso, ya que está de cada persona convertirlos en un acontecimiento de éxito. Por ejemplo, muchas personas tienen el concepto que una joven a temprana resultar embarazada es un error fatal por muchas razones, pero para otras puede ser la bendición más grande para una familia. Es cuestión de perspectiva.  

Tips para aprender a reconocer nuestros errores

Para crecer es necesario aprender, tanto de nosotros mismos, del entorno, de la manera en cómo nos movemos como personas en él, como de lo negativo y lo positivo, entre ello, los errores cometidos. De tal forma que reconocer que se cometió un error hace parte de los pasos para lograr los objetivos personales que nos planteamos para alcanzar la autorrealización.

A nadie le resulta atractivo recibir críticas por lo que se hace o dice por muy constructivas que sean, suelen marcarnos significativamente, por ello, aprender a reconocer nuestros errores es un ejercicio saludable para nuestro bienestar físico y mental dentro del crecimiento personal, por muy difícil que resulte aceptar nuestros fallos, defectos, lado negativo.

Quien se encuentra en equilibrio consigo mismo, no necesita mentir, negar, omitir ni ocultar sus faltar, por el contrario, es consciente de sus actos incluso después de cometerlos. Ahora, para dar el paso y comenzar a reconocer los errores:

  • Conócete, cada aspecto que necesitas sanar se refleja en la manera en cómo nos comportamos pues no vemos que nos equivocamos, sólo cuando otra persona lo hace notar y a veces no se acepta por miedo a enfrentar la realidad del ser vulnerable, del no tener la razón u otro motivo en especial.
  • Deja de juzgarte y ten presente que reconocer los errores en de personas valientes, de todas formas, no significa que se dejará de pensar antes de actuar. Es cuestión de sentir realmente el hecho de reconocerlo, no sólo decirlo sino aprender de ello.
  • Hazte responsable sin culparte por todo ni a otra persona, recuerda que cada error es diferente, por lo que te implica realizar ejercicios de introspectiva. Sé comprensivo, flexible y date un poco de libertar contigo mismo de errar.

De esa manera, asumir, aprender, aceptar y responsabilizarse de los errores cometidos hace parte del camino para alcanzar una madurez emocional estable.

¿Cómo enseñar a un niño y adolescente a aprender de sus errores?

Errar es de humanos.

Dicho eso, una de las maneras apropiadas para ayudar al niño a desarrollarse como persona integral es dejarlos cometer errores, de tal manera que como adultos responsables supervisen, mencionen las consecuencias, aspectos positivos y negativos de una situación específica pero que él tome la decisión finalmente.

De modo que se les brinda la confianza de aprender de la vida a través de la libertad de tenerla oportunidad de aprender por medio de una experiencia que tendrá en cuenta en un futuro para su crecimiento, ya que los niños y adolescentes se encuentran en la etapa de absorber con más facilidad una información proporcionada, por lo que van adquiriendo herramientas básicas emocionales mientras se le va guiando.

Entonces, cuando cometan el error, hazle ver de manera calmada lo sucedido, la parte negativa y positiva de las consecuencias con el fin que le quede como lección de vida, motívalo a seguir adelante mostrándole el camino indicado a seguir por medio de la retroalimentación de los hechos con todo el cariño y comprensión para ayudarles a encontrar la mejor solución y busquen ayuda cuando sea necesario sin sentir vergüenza.

¿Cómo convertir errores en lecciones siendo adulto?

Como adultos a pesar de que somos más conscientes de la vida y el mundo, pensamos que lo sabemos todo por lo que equivocarnos no se encuentra escrito dentro de nuestro diccionario, pues nos apena reconocer que hemos fallado dado por el nivel del ego, prejuicios sociales, incluso desadaptaciones de nuestra mente, sin embargo, el aprendizaje a partir del error aparece muchas veces cuando cometer el mismo hecho, representa un malestar significativo.

Con ello no se quiere decir que se aplica en todas las personas que se desenvuelve de igual forma, por ejemplo, existen personas que aprenden de manera casi inmediata al cometer el error, como también existen personas que dicho malestar llega a ser indiferentemente normalizado, por ejemplo, en las relaciones sentimentales la sensación de bienestar que genera al salir de una pareja tóxica es sinónimo de haber aprendido del malestar causado.

El no volver a cometer un error es un desafío que todo ser humano enfrenta, ya que se podría comenzar a pelear con los hábitos preestablecidos, con nuestras propias creencias, principios, rasgos de la personalidad, el propio orgullo, la vergüenza, presión social, entre otros factores que se interceptan dentro de quien quiera dejar de cometerlos.

Es preciso aclara ciertas pautas que nos facilitan el desarrollo personal dentro del reconocimiento de los errores para convertirlas en lecciones siendo adultos:

  1. Durante todo el camino de la vida, es posible que lo vuelvas a hacer, puesto que no eres perfecto o perfecta, por ende, no siempre se acierta la primera vez que se intente.
  2. Intentarlo es mejor que quedarse sentado de brazos cruzados imaginando las mil de posibilidades positivas o negativas, así vayas en contra de todo pronóstico, es lo que te permitirá cambiar, puesto que desde lo estático no hay variación.
  3. Pequeños pasos siguen siendo pasos, Intenta celebrar los avances, incluso si son pequeños, intentando adaptarte a las situaciones.

De hecho, el ser humano se encuentra en constante crecimiento si así lo quiere, es decir que depende de cada individuo retroalimentar su pensar, sentir y actuar consigo mismo y con los demás una vez se aclaró que ha cometido un error. Es decir, durante una discusión cada persona tiene su punto de vista y lo defiende firmemente sin ver la opinión del otro, aunque se esté equivocando, hasta qué al finalizar, es cuando nos detenemos a analizar todo el contexto.

 Algunos consejos para tener en cuenta

A veces, escuchar historias, relatos, experiencias, consejos y errores de los demás, nos facilitan el camino de vida que queremos llevar. No significa que te acontecerá lo mismo que a la otra persona, pero si se toma como base para cuidarnos, a pesar de la que experiencia hace al maestro, hay que saber jugar estratégicamente el juego de la vida y no desfallecer en el primer y único intento. Vivamos tranquilo, con emoción y razón.

Para personas que han pasado por circunstancias las cuales reflexionan acerca de los errores que han cometido en su pasado, expresan que “los errores no son más que antecedentes de los cuales se debe aprender, no porque la vida nos ponga frente las mismas situaciones una y otra vez, sino porque el pasado es nuestro único pilar de apoyo en este mundo, puesto que el futuro es tan incierto  es mejor dejar acontecer, de lo contrario estaríamos frente al azar aunque a veces le atinemos, no nos da seguridad.

Dicho lo anterior, los errores son un hecho que parte de un momento que ya sucedió, tal como lo indica un lector frecuente, “los errores son la escala de la vida”.  En ese sentido, lleva a la reflexión de que los seres humanos somo autónomos en el libre albedrío, por lo que contamos con la capacidad de decidir si aprendemos de la equivocación para en evitar repetirlo a toda costa cometerlo nuevamente, o llevar una vida sin crecimiento personal.

A veces, los errores se producen por actuar por la emoción o impulso del momento, accionando como un huracán arrasando con todo a su paso sin importar el daño producido, lo que genera un malestar interno una vez la “calentura” disminuya para aquellos que son conscientes de sus actos. Para ello, es posible actuar en caliente, pero con la cabeza fría, es decir, controla el desborde de emociones antes de hacer algo cuando está ocurriendo la situación determinada.

Entonces, a nadie le gusta volver a caer en el mismo sentimiento negativo que causa haber cometido un error, por ende, reflexiona sobre ello, revisa tu pasado y los posibles patrones de conducta o comportamiento que estas llevando, piensa con cabeza fría tus asuntos antes de tomar una decisión definitiva, sobre todo, valórate. Mereces ser feliz.

¿Cuál ha sido tu peor error que te ha hecho crecer personalmente?

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea