Comerse los dedos: enfermedad

comerse los dedos

La ansiedad, los nervios y estrés son sentimientos que están presente en cualquier momento del día sin importar la edad o género de la persona. Diferentes son los motivos los que causa que se disparen dichas alarmas, por ejemplo, sentir la presión en el ámbito laboral por entregar un trabajo a tiempo, por cumplir con actividades académicas que dejan en la escuela, entre otras razones.

Por ejemplo, cuando un niño está muy nervioso, intenta controlar un momento de rabia o un ataque de ansiedad, recurre a morder o comerse los dedos, las uñas o la piel que se encuentra alrededor de las uñas conocidas como cutícula, pero su propia mente los impulsa a comportarse de tal manera, por lo que suele perjudicar a la salud física del paciente.

Dicha conducta, es conocido como un trastorno psicológico llamado dermatofagia, la cual provoca pequeñas lesiones con posibles sangrado, enrojecimiento alrededor de la piel y finalmente aparición de heridas que puedes llegar a infectarse.

Sabemos entonces que cuando aumentan los niveles de tensión, la mente envía ordenes al cuerpo que induce a la persona actuar de tal forma para hacer cualquier cosa con el fin de disminuir la “amenaza” la cual está ocasionando dicha molestia. Algunos acuden a tronarse los dedos, otras personas suelen alimentarse de manera descontrolada, morderse los labios o parte interna de la boca, morderse los dedos o comerse las uñar, entre otros hábitos mal tratados.

El trastorno psicológico denominado dermatofogia, se caracteriza por la presencia de altos niveles de obsesión y de compulsividad por la falta de control frente las emociones.

Síntomas de la dermatofagia

Resulta difícil controlar los impulsos que la misma mente ordena, como un tic nervioso perfeccionista al ver un cuadro guindado en la pared de forma torcida y no se duda en ubicarlo recto, los síntomas que se evidencian en la dermatofagia se basan en tres componentes básicos: impulsos, ansias y obsesivo-compulsivos.

Entonces, las alarmas que se evidencian en este trastorno psicológico mientras se comen los dedos de las manos son:

  • Falta de control de los impulsos: Consiste en que el paciente no puede resistir a la tentación de morderse los dedos, comerse las uñas o en su defecto las cutículas, quizá por falta de voluntad o el mismo desequilibrio emocional que se genera, por lo que finalmente al hacerlo la persona consigue experimentar un gran alivio, placer y/o bienestar. Sin embargo, la impulsividad lleva a cometer actos sin pensar, sin tener en cuenta las consecuencias que ello le puede traer como perder el control total de su comportamiento con tal de satisfacer su deseo.
  • Ataques de ansiedad: Se refiere a la inquietud interna el cual siente una persona cuando se mezcla con una situación que le provoca nerviosismo, por lo que de alguna forma necesita aliviar el sentimiento al infringirse daños cuando se muerden los dedos como mecanismo desadaptado para afrontarlo. La ansiedad al estar presente en varios trastornos psicológicos cabe la posibilidad que la dermatofagia sea parte del día a día de aquellos que padecen fobia, u otro tipo de conducta donde el detonante sea la ansiedad.
  • Obsesivo – Compulsivo: Quiere decir que la persona que suele morderse los dedos de las manos, de los pies u otra parte de su dermis, tienen pensamientos negativos recurrentes los cuales se convierten en obsesiones, por lo que al no conseguirlo les provoca ansiedad, entonces de cierta manera se infringen daño al morderse para reducir el estado de ánimo nocivo que presenta en una situación determinada. En pocas palabras, tienen la idea presente todo el tiempo y sin pensando dos veces lo hacen inmediatamente.

Comerse los dedos, surge en momentos específicos por lo que el ser humano como mecanismo de autodefensa necesita aliviar el malestar, dado que aquellos que padecen el trastorno en cuestión presentan falencias en habilidades para afrontar situaciones de alto estrés, incomodidad, nervios o problemas para adaptarse al cambio que originen incertidumbre.

Cómo dejar de comerse los dedos

Cuando acontece algo en nuestras vidas, desde lo más minúsculo que pueda parecer hasta lo más impactante, cada persona reacciona de manera diferente, por un lado, el sentimiento de agobio invade sus pensamientos a tal punto de encerrarse en su propio dolor o en su defecto ocasionarse dolor con el fin de aplacar sus emociones.

Por lo tanto, la persona crea un círculo vicioso a partir de un mal hábito (considerado “inofensivo”) por repetitivas acciones al enfrentar una situación similar que causó una primera vez y de alguna manera le funcionó, de tal forma que, al sentir estrés, por ejemplo, procede a morderse los dedos con el fin de sentir placer o alivio, lo cual finalmente refuerza dicha acción volviendo a comenzarla.

Al pasar el tiempo, creemos que “no es nada” o que “ya pasará”, pero sin importar la edad el trastorno que implica comerse los dedos estará presente si no se recibe tratamiento adecuado o no se toman acciones propias frente al malestar que la persona misma se causa, por lo tanto, muestra lesiones físicas en los dedos, en la piel, hasta en el desgaste de los dientes.

Entonces, la persona debe readaptarse a nuevas estrategias y técnicas para afrontar situaciones que detonen el comportamiento de morderse los dedos como intentar mantener la calma, realizar ejercicios de respiración profunda, ejercicios de relajación, salir a caminar para tomar aire fresco, imaginar un lugar seguro, asistir clases de meditación y de ejercicios de estiramiento, practicar un deporte o actividad artística de su preferencia en su tiempo libre.

Así mismo, si el problema perdura, es necesario implementar técnicas que modifiquen la conducta con el fin de eliminar el mal comportamiento preestablecido por medio de la psicoeducación durante la intervención en psicoterapias cognitivas – conductuales funcionales.

Es preciso apuntar que la voluntad de cada individuo es necesaria para lograr una rehabilitación completa.

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea