Aprender a soltar el control

aprende a soltar el control

Para algunas personas tener el control de una situación les brinda seguridad sobre sus propias vidas, sin embargo, sentir la necesidad de tener el control de ciertos momentos o de las personas no es más que el reflejo del miedo, ya sea al abandono, al salir herido u otra consecuencia negativa que los pensamientos crean imaginariamente una y otra vez por la cabeza, dado por experiencias previamente vividas o no.

Es importante el control?

El control entonces, se convierte parte de nuestra cotidianidad como el resultado “positivo” frente una acción que trajo satisfacción, es decir, una vez aprendemos a tener el control de las situaciones que acontecen alrededor, pretendemos que todas las personas actúen o sientan de una manera específica, puesto que todo lo planeado en la cabeza de quien tiene el control, saldrá de acuerdo con lo esperado.

Pero en ocasiones, la necesidad de controlar los acontecimientos externos, traen consigo malestar personal en diferentes áreas de la vida, ocasionando episodios de ansiedad, altos niveles de nerviosismo, estrés, entre otros sentimientos que conducen a conductas desadaptativas.

Con ello, se dice que no es necesario conocer todo, controlar todo ni a todas las personas que nos rodean, el mañana es incierto como para sobre pensar lo que puede pasar, lo único que se puede controlas es a nosotros mismos, la manera en cómo reaccionamos y/o nos sentimos.

Qué es tener el control

Tener el control se asemeja a salir a las calles de la ciudad a conducir, claramente, tu llevas el control del carro mientras regulas la velocidad de tu vehículo al tiempo que te concentras en seguir las normas de tránsito con otros conductores en la vía, sin embargo, no puedes controlarlo que pueda pasar una vez te encuentres en la carretera por mucho que quisieras, lo cual es posible que aumente el estrés, por ende, es aquel sentimiento que es necesario soltar para mantener la calma que tu cuerpo aclama.

Soltar el control no quiere decir dejar de conducir tu propio automóvil (vida) ni esperar o dejar que se mueva por sí solo, por el contrario, se trata de entender que lo único que se puede mantener bajo nuestro alcance es el presente del momento que está aconteciendo, nuestras palabras, nuestros pensamientos hasta emociones que sentimos.

Cabe destacar que, al principio la mayoría de las personas nos cuesta soltar, y más al tratarse del control que nos causa confianza o seguridad en nuestra conducta, pero, si eres capaz de subir a un avión que es piloteado por un desconocido con estudios sobre ello, sabiendo que existen posibilidades de ser parte de un accidente, entonces es posible soltar la necesidad de controlar todo a tu alrededor y de las diferentes situaciones que se presentan en la vida por muy complicado que parezca.

Qué pasa si perdemos el control?

Nos frustra perder el control, el cuerpo se llena de una sensación donde creemos estar perdidos, pues la expectativa que teníamos sobre lo que le pusimos todo el empeño, no se desarrolló como se esperaba causando un leve sentimiento de rabia o enojo con uno mismo y/o con las demás personas, es común que suceda ya que nada está escrito, por ende, ese control que pretendemos tener todo el tiempo, en ciertas ocasiones produce malestar físico y mental que perjudican el día a día.

Con ello se dice que es necesario razonar los momentos donde soltar el control para gestionar nuestras emociones es imprescindible para elevar el bienestar físico y mental, es decir, a pesar de que ocasiona el miedo a perder, al abandono, o a lo desconocido que el resultado pueda ser, ya que nos imaginamos el peor de los escenarios posibles.

Por ejemplo, cuando estamos en una relación amorosa, al comienzo puede ir todo bien cuando las dos personas ponen de su parte para que funcione la dinámica de pareja, donde se intenta formar la confianza, la comunicación, la comprensión y el escuchar al otro, de tal manera que sean individualmente en la libertad mientras están juntos, pero se presentarán situaciones que a una de ellas pasará por sus pensamientos la duda de las acciones del otro reflejado en la necesidad de tener el control para no salir lastimado, pero es inevitable, en ese momento, se recomienda permitirte soltar, con tal de no mal gastar energía ni tu cabeza en situaciones que aún no has confirmado.

Sentir cualquier tipo de emoción es de humanos, por lo que la necesidad del control surge del ego que vela por nuestra propia seguridad, no obstante, a pesar de que el ego es necesario para saber cómo movernos en la vida, suele hacernos una idea errónea de la realidad que nos implica malestar, por ello la impaciente necesidad de aprender a soltar un poco el control de ciertas situaciones que no dependen de ti.

Consejos para soltar un poco el control

En ese sentido, soltar el control no es para nada fácil, pues sentimos que estamos dejando a un lado una parte de nosotros, pero no es así, al contrario, estamos abriendo una nueva puerta al autoconocimiento dentro de propios límites bajo la libertar del Ser. Por tal motivo, te recomendamos las siguientes pautas para soltar poco a poco la necesidad de controlar:

  • Para algunas personas, repetir afirmaciones positivas como “Todo es tranquilidad cuando estoy conmigo” o “Pase lo que pase, siempre estaré conmigo”, entre otras más que ayudan a interiorizar la calma de nuestro propio Ser, permiten esclarecer los pensamientos de la propia libertad que se tiene en el mundo, de tal manera que comenzamos a sentir las emociones que surgen con la capacidad de relajarlas al comprender que tú eres más importante y grande que todo lo que está sucediendo.
  • Recurrir a la meditación guiada o en solitario, en ocasiones, debemos relajar la mete junto a técnicas de respiración que faciliten la entrada de oxigeno apropiado para disminuir la tensión que puede generar la necesidad de tener el control, siendo así, un método efectivo cuando se presente una situación que ocasione malestar. En este caso, incluir ejercicios meditativos en la rutina diaria en forma de hábito saludable como es el yoga potencializa la sensación de bienestar tanto mental como físico durante el proceso.
  • Para los amantes de la escritura, soltar en palabras todo aquello que sentimos en una libreta o en el celular, suele ser una auto terapia altamente comprobada que sirve para disminuir el impulso de controlar, ya que se descarga todas tus sensaciones, sentimientos y emociones surgidas al palparlo y luego leer lo irracional que pudo ser, ya que debes prestar atención a tus sensaciones en el momento que lo escribes, una vez finalizas, entenderás de manera objetiva por lo que tu cabeza estaba pasando.
  • Para soltar el control con el fin de conectar con tu paz interior, es necesario trabajar en ti mismo día a día con los ejercicios mencionados, no solamente cuando se presente el malestar, sino como método rutinario que faciliten la autocomprensión de emociones para su correcta gestión.

Quizá te interese:

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea