Vacíos emocionales: ¿Qué son y cómo llenarlos?

vacios emocionales

Todas las personas tenemos miedos e inseguridades, pero es posible superarlas desde la raíz.

Los vacíos emocionales se reflejan en la falta de apoyo, ayuda o afecto por parte de personas que admiramos y queremos, por ejemplo, un infante que se encuentra en la etapa de crecimiento tanto físico como psicológico donde necesita adquirir bases afectivas por parte de sus padres o cuidadores cercanos, si estos responsables no proporcionan el amor o apoyo durante momentos importantes como conducir una bicicleta por primera vez, el niño sentirá que le hace falta una parte de él.

Ahora bien, comprendiendo lo anterior, el vacío emocional es como tener un agujero que dado por la carencia emocional que se genera en nuestras vidas por experiencias que nos acontecen, con el pasar de los días van aumentando su tamaño si no son tratadas a tiempo, por lo que la persona siente la necesidad de ser llenados de cualquier forma posible.

Pero, nuestra relación con las demás personas a pesar de que hacen parte de cómo tomamos dichos momentos de nuestras vidas, no sólo influyen en lo que se conoce como vacíos emocionales, pues la relación con nuestro propio ser, con aquello que somos, pensamos, decimos y hacemos son claves para que perjudiquen o no, nuestro estado emocional.

Que son los vacíos emocionales

Existen situaciones en la vida de todas las personas donde no se pueden explicar con palabras, son sentimientos que surgen de tal manera inexplicable que, aunque se busca una razón lógica para definir o etiquetar, se dificulta, pues ese sentir es tal personal que sólo cada persona tiene la capacidad de darle forma.

La vida una vez nacemos, no viene con folleto de advertencia ni guía de cómo cada persona debe llevar su existencia durante su paso por la tierra, ni siquiera mostrará una vez nacemos las aventuras que se toparán ni los obstáculos que se le presentarán, es entonces lo emocionante que puede ser vivir y lo que se encontrará en el camino con todas las tristezas y las alegrías, hace parte de sentirse vital.

No obstante, a medida que tenemos razón de ser, de cierta forma nos permitimos influir por terceros o situaciones del exterior ajenas a nuestras ideas, lo cual causa que sobre pensemos dicha situación en exceso y como una bola de nieve bajando una montaña aumenta hasta tal punto de establecer una sensación de molestia psicológica, decepción, perder sentido de la vida, infelicidad, insatisfacción, soledad, falta de identidad, la sensación de que falta algo pues todo lo que se conoce en el universo carece de sentido, más inseguridades.

Así mismo, la vida son momentos de constantes cambios por lo que el ser humano por instinto natural a la sobrevivencia debe adaptarse a nuevas formas de vida, ya sea cambio de residencia, trabajo, terminar una relación amorosa, pérdida de un familiar, amistades o ya sea de escuela, y no saber cómo enfrentar o simplemente sentirse cómodo en la nueva etapa que está atravesando, es un motivo que genera un vacío emocional.

Nuestro estado emocional se condiciona por las experiencias que tenemos en nuestro paso por la vida.

Tipos de vacíos emocionales

Los vacíos emocionales, aquellas carencias por algo o alguien poder ser de diferentes tipos:

  • Por pareja. Cuando se crea una dependencia emocional hacia la pareja sentimental hasta el punto de que se permite influir en el estado de ánimo, decisiones, acciones hasta forma de ser propia, se pierde una parte de la identidad individual mientras se absorbe energía sin darse cuenta de la situación por encontrarse en una zona de confort con los hechos. Una vez exista una ruptura, se forman vacíos emocionales que se creen imposible de solucionar, pero el tiempo y trabajo en autoestima son vitales para seguir adelante.
  • Por familia. Al ser el núcleo primario de toda vida del ser humano, se presentan desacuerdos, momentos importantes, momentos de alegrías y se comparte más tiempo, es decir quieren lo mejor para cada uno de los integrantes pero a veces olvidan que cada uno forja su vida de acuerdo al camino de la felicidad que elijan, pero no en todo momento se permite ser, lo que las discordias aumentan y el poco apoyo que reciben cuando el camino no va de acuerdo a lo que la familia quiere, causan vacíos emocionales de ambas partes.
  • Por amigos. Dicen que los amigos es la familia que cada persona escoge, con los que la mayoría de las ocasiones se comparten alegría y confidencias más íntimas, sin embargo, las decepciones por diversos motivos ya sea haber escogido mal, una traición, malentendidos, o discusiones que involucran la dependencia emocional que se crea por el alto nivel de confianza, suelen ser causantes de la inestabilidad psicológica en la formación de un vacío emocional, dejando a su paso esquirlas negativas para futuras amistades o con otras relaciones interpersonales.
  • Nuestra menta a veces juega en nuestra contra si no se fortalecen las habilidades psicológicas para tomar las riendas de nuestra vida, por eso, solemos auto-sabotear desde las ideas más mínimas hasta acciones que requieren toda la determinación pues dudamos de nuestras capacidades, no obstante, somos los únicos que tenemos la potestad de frenar esos sentimientos de inquietud que se generan, sentirlo por completo y salir del agujero que cada uno se sumergió.

A veces nos sentimos solos mientras estamos en compañía, insatisfechos con nuestros actos o de lo que nos acontece, sin valorar lo bueno que la vida está proporcionando. De alguna manera, dichos sentimientos son producto de la falta motivacional frente a situaciones, a veces nos sentimos sin fuerzas para seguir adelante y te caerás al piso muchas veces, lo importante es levantarse cada vez con más fuerza.

¿De qué te sirve en tu exterior pintar tu cara con una sonrisa como una fachada de tu real sentir mientras expresas algo totalmente lo contrario a como en el interior, corazón, emociones, alma y espíritu se encuentra destruido, gritando auxilio, pues no te has esforzado por sanar?

¿Cómo llenar o sanar los vacíos emocionales?

Como seres independientes y únicos que cada uno es, explicar específicamente qué siente cuando se presenta un vacío emocional en la vida, es diferente y pocas veces se logra describir a la perfección, lo que si es cierto es que es una sensación desagradable, como si el corazón se partiera en mil pedazos y el alma se desvaneciera como humo en el aire.

Por lo tanto, la necesidad de llenar o curar vacíos emocionales se mantiene latente pues es un trabajo que le corresponde a cada persona como crecimiento personal. Te ayudamos con unas recomendaciones de lo que puedes hacer:

  • Es momento de sentir lo que te causa el malestar psicológico, no huyas, ni evitas la situación, enfrentar el miedo, abrazarlo, llorar, expresarlo es el principio para alcanzar la autoaceptación. Permítete sentir.
  • Tu autoestima es importante, escucha tus necesidades tanto emocionales como psicológicas para cuidar de ti mismo, sin complacer a los demás, ni rogar amor de otros cuando primero debes trabajar en tu paz mental.
  • Enfrentar los miedos, haz algo para superar aquello que te atormenta y angustia, se comienza a vivir mejor, libre de todo prejuicio propio.
  • Ir por ello que mueve el alma, el corazón, el cuerpo, por lo que nos gusta y descubrir aquello que tiene sentido para uno mismo. Ser un explorador de la vida y todo lo que tiene para ofrecer pues se aprecia significativamente hasta los cortos momentos.
  • Ir al psicólogo funciona como un apoyo de nuestras necesidades emocionales, pues la auto reflexión de vivir es la mejor opción para acompañarnos en el proceso de valorarnos como seres funcionales y encontrarles sentido a la vida por medio de la logoterapia.
  • Disminuye la dependencia emocional que tengas con personas cercanas, no significa alejarte de la relación, sino que no influya en tu estado de ánimo.
  • La única aceptación que necesitas es la tuya, no de familiares, amigos, ni de la pareja, el único concepto sobre ti que necesitas creer es el que uno tiene sobre sí mismo.
  • Trabaja día a día en ti, tus necesidades espirituales y emocionales. Si tienes que llorar por causa de un momento doloroso, que te has desilusionado o cualquier otra situación donde sientas que sea la solución, hazlo, pero no lo guardes.
  • Cambia tú actitud si fuese necesario, por ejemplo, si te enojas por cualquier insignificancia sólo porque no es tal cual como tú lo quieres, haz una retrospectiva sobre los hechos y medita si vale la pena enojarse por lo sucedido.

No será una tarea fácil de resolver, pes te encontrarás contigo mismo para sentir la plenitud fuera del agujero oscuro sin fondo al cual te has sumergido cuando se creó la falta emocional, sin embargo, recuerda que todo aquello por lo que luchas es posible.

Sólo tú tienes el control de tu vida, tus emociones, decisiones y acciones.

¿Cómo se dan los vacíos emocionales en jóvenes y niños?

Los niños y jóvenes son más susceptibles en generar vacíos emocionales por diferentes motivos ante situaciones que experimentan, ya sea por pesimismo, la decepción de hechos sociales, desamor por rupturas amorosas propias o de padres, llevan una vida de lamentaciones no sanadas hasta que llegan a la edad adulta.

Los vacíos emocionales a temprana edad se manifiestan de distintas maneras, algunos comienzas a excederse al hacer ejercicio físico, otros se sumergen en el alcohol u otras drogas, otras jóvenes prefieren pasar horas en libros o a veces la comida es una salida fácil para alcanzar su cometido que una situación les formó pequeños agujeros en su propio ser.

La primera educación se da desde casa, por lo tanto, el primer ejemplo a seguir de niños y jóvenes son los padres o en su defecto familia inmediata, por lo tanto, son los responsables de fortalecer, acompañar, guiar, motivar corregir y ante todo conocer a sus hijos para orientarlos referente a cada uno de los conceptos que conforman la habilidad personal de la inteligencia emocional con el fin de proporcionar herramientas de auto conocimiento que ayuden al niño o joven a afrontar todo tipo de situaciones.

Ahora bien, en los niños las falencias emociones se dan por falta de atención que al desarrollarse se mantienen hasta la juventud, ocasionando una serie de complejos o pequeños traumas de infancia, manifestándose de diferentes, ya sea tornándose rebelde con quizá resentimiento social o por el contrario cohibiéndose de la sociedad sin querer salir de sí mismo.

Las personas que quieren sanar sus vacíos emocionales nunca deben dejar de hacer esto

Sentirse sin motivación, apático, desinteresado o con miedo de alguna manera ha hecho parte de la vida de todo ser humano, aunque se intente evitar, no se puede escapar de aquellos sentimientos negativos, pero es posible controlarlos.

Sanar los vacíos emocionales que con el tiempo se van formando, es cuestión de paciencia, pues trabajaras en ellos día tras días en ti:

  • Proyecta cómo quieres estar, sentir, ser.
  • No basta sólo con pensar y reflexionar, es tiempo de actuar para hacer algo en tu beneficio.
  • No desesperes si no alcanzar tus expectativas, inhala y exhala.
  • Aprende a manejar tus emociones, tú eres tu propio responsable.
  • Reconocer el motivo real del sentimiento que produjo la tristeza, enojo o cualquier otro.
  • Pasar tiempo consigo mismo, dedicarse a cuidarse internamente y en el exterior.
  • Asistir a terapias psicológicas cuantas veces sea necesario.
  • No desesperes por tus emociones y permítete sentir.
  • ¿Quién eres?
  • Siente y sana, no dejes pasar la oportunidad

Hay derecho de apagarse de vez en cuando y pausar el mundo que conoces, de querer tirarse en la cama todo un día y no levantarse por la pesadez de la carga emocional, hay derecho de alejarte de todos y de los demás por un tiempo si eso te ayuda a reencontrarte contigo, hay derecho de abrazarse en el silencio, mirarse hasta encontrarse.

Tomar y sentido control de tu vida es un paso determinante para alcanzar la felicidad. Pregúntate ¿Qué te hace realmente feliz?

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea