¿Qué es una persona resiliente?

Y entonces, ¿Qué vas a hacer si te caes? ¿Te quedas en el asfalto o sigues adelante?

Todas las personas pasamos por momentos oscuros donde por mucho que lo buscamos, no vemos el final del túnel por el que estamos atravesando, entonces depende de cada uno si continúa caminando hasta lograr ver la luz sin saber que realmente está al final, o permanecer en la oscuridad sin movimiento alguno rendido antes de intentarlo.

En el momento que decides sobreponerte ante circunstancias adversas de la vida, la capacidad de resiliencia es la que se está manifestando, pues te permite sacar fuerzas de donde tú crees que no tienes a pesar del dolor que estés sintiendo de determinado momento para transformarlo en un aprendizaje de construcción dentro de la percepción de la vida.

Características de una persona resiliente

Nadie sabe cómo reaccionar ante una situación hasta que se presente el momento, sin embargo, una persona resiliente presenta ciertas características notables, las cuales practica casi a diario sin notarlo:

  • Son autónomas pero conscientes de contar con personas o lazos afectivos que le apoyan en momentos difíciles.
  • Son conscientes de sus fortalezas y debilidades ya que trabajan en su autoconocimiento.
  • La creatividad e imaginación hace parte de su día, ya que no se limitan a encontrar soluciones básicas, sino toda una gama de posibilidades.
  • La lección que aprender se mezcla con adaptarse al cambio sin generar algún malestar emocional.
  • Procuran disfrutar cada momento que el presente les otorga, al estar y ser en el ahora.
  • Incluyen el humor para sobrellevar las dificultades cuando aceptan la realidad, manteniendo el auto respeto sus emociones y pensamientos.
  • Saben que pueden con todo, pero no con todo a la vez, por lo que son conscientes que si necesitan ayuda, no sienten vergüenza de pedirla, ya que la confianza en sí mismos conlleva a ser vulnerables dentro de su fortaleza.

Beneficios de ser resiliente

Cada persona se mueve por diferentes ámbitos, ya sea el trabajo, la familia, amistades, pareja, académico, deportivo, entre otros círculos donde se está expuesto a que sucedan situaciones negativas, ya sea el rompimiento con la pareja sentimental, el duelo por la pérdida de un ser querido o una simple discusión laboral, la resiliencia permite:

  • Tener un pensamiento abierto sobre que es posible cometer errores y aprender de ellos.
  • No tomar decisiones apresuradas.
  • Ser consciente, realista, sin exagerar una determinada situación.
  • Proyectan una imagen personal de acuerdo a lo que sienten, por lo que han trabajado, lo que son, cómo se perciben.
  • Fortalece las herramientas de inteligencia emocional para hacer frente a los problemas.
  • Consiguen satisfacción en sus relaciones sentimentales e interpersonales, pues son selectivos.
  • Tienden a caer menos en la depresión.
  • Adaptarse con facilidad a fuertes cambios en su vida.

Recuerda, una persona resiliente no es aquella que sonríe todo el tiempo o piensa positivo en cada momento, es aquella que conoce su dificultad, pero le saca provecho en torno al aprendizaje y no se deja vencer por ello. La vida continúa.

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea