Cómo evitar actitudes y pensamientos pesimistas

¡La actitud lo es todo!

Todas las personas atravesamos por momentos oscuros que no se le desea a nadie más, o diariamente somos conscientes de los acontecimientos atroces que otras personas viven a tal punto de ir perdiendo paulatinamente un poco la fe en la humanidad y la esperanza en el goce de la vida, sin embargo, depende de la actitud en cómo afrontamos dichos momentos de penumbra, lo que nos permite sobrellevarlo.

No obstante, se trata de una labor diaria que nos compete como individuos conscientes el hecho de cuestionar, analizar, reflexionar e identificar nuestros pensamientos que conllevan a actitudes las cuales dirigen el camino a partir de la percepción de la vida.

Características de una persona pesimista

Todas las personas tenemos un grado como de pesimismo como de optimismo en nuestro pensamientos, emociones y actitudes frente a la vida, pero existen ciertas características notables que predominan cuando el lado pesimismo se manifiesta fuertemente en la personalidad del individuo:

  • Lograste que resultara algo como lo esperabas ¿Te sorprende? ¿No lo esperabas? Si bien, pensar continuamente que todo lo malo siempre te pasa a ti y nada resulta como esperas porque no mereces te sucedan cosas buenas, pero en el momento que un momento de alegría destella un poco de luz en tu vida, te aterra, te sorprende, “¿Es real lo que me está pasando?”
  • Te adelantas a un acontecimiento que no ha pasado y piensas que fallarás, que te vas a equivocar, que no llegarás a cumplir el objetivo planteado.
  • Excusas y más excusas tras enfocar tu energía bajo una nube de negatividad al comenzar o si quiera pensar en hacer una tarea, en la vida cotidiana o en actividades simples de la vida, pues su alrededor lo percibe como una catástrofe viviente.
  • “Que fastidio esa persona sonriendo”, generalmente le incomoda el optimismo de quienes le rodean, ya sean personas conocidas o desconocidas, es probable que sienta disgusto por este tipo de personas ya que de cierta manera hace salir de la zona de confort.
  • “¿Será que soy capaz de hacer eso? No lo creo”, frecuentemente subestima sus propias habilidades, ya que desconfía de sus capacidades, conocimientos, pensamientos, emociones, en realidad de todo su Ser, por lo que identifica sus carencias en vez de sus virtudes.
  • Se tratan a sí mismos de forma irrespetuosa, grotesca, con sátira, menospreciándose, dado por la baja autoestima que presenta sobre sí mismo y ante las demás personas, aunque a veces pretende no demostrarlo, internamente es totalmente diferente.

¿Por qué tengo actitudes y pensamientos pesimistas?

Una persona pesimista equivale a que todo aquello que hará o dirá, saldrá mal, es decir que sus visualizaciones del futuro son enfocadas a las consecuencias negativas que conllevan sus acciones, ¿te tienes identificado/a?

Generalmente se suele agrupar en un conjunto universal las acciones, pensamientos y emociones, por creencias que previamente han sido impuestas por la sociedad, familiares o amigos, el cual cuesta discernir entre lo que somos y no nos consideramos. Por ejemplo, una persona que se considera “tímida”, no asiste a reuniones de mucha multitud por lo tanto se cohíbe de ir ya que piensa que no será de agrado para los demás o ella misma, sin embargo, le gusta hablar y cuenta con muchas amistades, entonces ¿Realmente es tímida o el entorno es quien la ha determinado de tal manera para ella “creer” que lo es?

Es preciso aclarar que el ser humano está biológicamente codificado para sobrevivir, por lo que en ocasiones adopta actitudes pesimistas como mecanismo de defensa ante un peligro que el organismo considera inminente.

En ese sentido, puedo deducir que has tenido actitudes o pensamientos pesimistas por diferentes razones, en donde las respuestas están en la historia de vida que tienes, las experiencias positivas y/o negativas, los valores formados, los principios aprendidos, las creencias desadaptadas, la falta de trabajo en el autoconocimiento, la falta de fortalecer la inteligencia emocional, generalmente te enfocas en los peores escenarios para no decepcionarte si no consigues lo planeado o evitar desilusionarte del resultado obtenido, por defenderte, por tanto, prefieres pensar negativamente para “evitar dolor”

Pero, el dolor es inevitable de sentir, entonces tu propio bienestar radica en el equilibrio que presentes entre la realidad, el pesimismo y el optimismo a partir de tu historia.

Consejos para ser más optimista

Cabe resaltar que ser optimista significa ver las cosas de manera positiva, a partir de un aprendizaje en vez de un fracaso o derrota, es sinónimo de creer que todo aquella acción o palabra saldrá bien sin importar el resultado final, ya que se cuenta con las capacidades y habilidades necesarias para llevar a cabo cualquier actividad propuesta.

Ser optimista no implica mantener una sonrisa todo el tiempo mientras tus pensamientos y emociones son un caos, por el contrario, se trata de contar con la certeza, responsabilidad, compromiso, estar abierto al aprendizaje, enfocarse en lo positivo, pues permitirá cambiar de perspectiva ante las circunstancias negativas que puedes encontrar en el camino hacia tu objetivo.

De hecho, al cambia tu percepción del mundo, cambiaras las cosas que ves, ya que la clave está en el re-aprendizaje para modificar la concepción neurológica pre-establecida que aprendemos desde la infancia, por tal motivo, es posible adoptar una nueva mentalidad al crear un hábito que se convierte de una forma de vida saludable, activa y constructiva, influyendo positivamente en los diferentes campos de tu vida.

Por esa razón, una vez aparezca el pensamiento negativo:

  • Analiza qué está detonando dicha sensación ¿Qué me preocupa, estresa o angustia?
  • Procura escribir tus pensamientos y respuestas a tus cuestionamientos internos, de tal manera que, al leerlos, podrás ver tanto con claridad como objetivamente el pesimismo irreal.
  • Calma tu mente con ayuda de la respiración profunda, para ello, cierra tus ojos y concentra toda tu atención en la respiración, inhala y exhala a medida que dejes en blanco tus pensamientos.
  • Te advierto que los pensamientos negativos no serán eliminados, pero tendrás la oportunidad de observarles para determinar la mejor solución, escenario o resultado posible, involucra las emociones, cómo te sentirías con el hecho, qué harías.

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea