Transtorno antisocial de la personalidad

transtorno antisocial de la personalidad

Al ver las noticias mundiales de personas que han cometido atentados contra la integridad física y/o mental de otro individuo, lo categorizan como un sociópata, ya que sus sentimientos impulsivos de cometes actos hostiles son desarrollados por conductas antisociales o en su defecto que van en contra de las normas establecidas.

En este caso, ir en contra de la sociedad no significa tener comportamientos rebeldes como berrinches de un adolescente intentando descubrir su identidad o de un joven que siente resentimiento con el mundo por una mala experiencia que ha tenido, por el contrario, significa manifestar conductas negativas, frías, anti empáticas, excesivamente manipulador manifestadas por mentiras repetidas, de tal manera que crean su propia idea de determinadas situaciones para su conveniencia.

Aquellos que padecen de trastorno de personalidad antisocial, son aquellos que no presentan juicio entre lo que está bien o está mal, de tal manera que ignora por completo los sentimientos y emociones de los demás, por lo que se caracterizan por se los matones, acosadores o tratar con crueldad e indiferencia a cualquier ser vivo.

¿Qué es el síndrome del trastorno antisocial de la personalidad?

Ahora bien, el síndrome del trastorno antisocial de personalidad es una afectación mental el cual produce impulsos violentos de romper las leyes, cualquier normativa o en su defecto hacer lo que le plazca sin tener en cuenta a la otra persona.

Cabe resaltar que la persona sociópata, como se le refieren a las personas que padecen de trastorno antisocial de la personalidad, no busca constantemente hacer sufrir al otro, solo que no distingue entre lo que es bueno o malo, por lo que procede a tener patrones consecutivos de explotación o desprecio hacia los derechos del otro, además de no cumplir con responsabilidades familiares, laborales ni académicas, presentan altas posibilidades de caer en las drogas y demás adicciones.

En resumen, presente trastorno se evidencian serie de patrones conductuales de violencia y desprecio hacia los demás o a las normas sociales, por lo tanto, se agrupan en categorías dependiendo del comportamiento evidenciado, es decir:

  • Agresión físico o mental tanto a personas como a animales.
  • Destrucción de infraestructuras, edificaciones, propiedades (vandalismo)
  • Repetitivos actos de fraudes, hurtos, profanos, engaños.
  • Violación de las normas sociales cometiendo actos ilegales o pensar en ello.

Causas del trastorno antisocial

Entre los factores que causan dicho trastorno, los antecedentes genéticos como composición biológica del individuo o de sus progenitores, aumentan las posibilidades del padecimiento, así mismo, los métodos de crianza de la persona durante su infancia contribuyen al desarrollo del presente trastorno, ya que el maltrato mental o físico desde temprana edad deja huella imborrable en la personalidad y desenvolvimiento del menor hasta la edad adulta.

Se le atribuye también el ambiente en donde crece, las situaciones de su entorno que enfrenta a diario de opresión, puesto que le da una perspectiva de la vida, de las personas que encontrará en el mundo y de la sociedad en general, el cual explotan sin medir las consecuencias de sus actos en donde sufren ellos mismo al tiempo que hacen sufrir a la sociedad.

Signos y síntomas del trastorno antisocial de la personalidad

Derivado del trastorno de conducta, quien lo padece suele manifestar los síntomas a mediados de su adolescencia llevando a la potencialización de los síntomas en la edad adulta, el cual se evidencian:

  • Ausencia de remordimiento o culpa por sus acciones, sin vergüenza, falta de empatía y sensibilidad por el prójimo.
  • Es egoísta, egocéntrico, sin escrúpulos, imprudente, seguro de sí mismo, obstinado, viéndose a si mismo como victima de la sociedad.
  • Capaz de manipular, de ser superficialmente encantador y cortes, capaz de inventar historias llenas de mentiras, con tal de utilizar a los demás para su propio beneficio.
  • Demostración de la necesidad de riesgo o estimulación, ya que tiende rápidamente a aburrirse con facilidad.
  • Muestra más interés por los efectos de los actos cometidos tendrán contra el después de hacerlo, que el daño causado a los demás.
  • Incapacidad de mostrar emociones reales, por lo que si se percata del sufrimiento de otra persona su apreciación será totalmente intelectual.
  • Al estar en la posición de victima todo el tiempo, su estilo de vida será como de un parasito, por lo que dependerá de otra persona o familiar para vivir, pues no realiza esfuerzo alguno para conseguir trabajo, simplemente subsistir.
  • Suele sentirse ofendido constantemente por lo que responde con impulsivos ataques de ira y conductas violentas

Test para diagnosticar trastorno antisocial

A pesar de tener claro los síntomas, signos, alertas y conductas que una persona con trastorno antisocial manifiesta en su personalidad, se suele confundir con un diagnostico que pertenece a otro trastorno conductual, por lo tanto, se emplea un psicodiagnóstico por medio de la prueba de Rorschach, el cual discrimina con exactitud cualquier rasgo antisocial a partir de su edad, estilo de vida y antecedentes basados en su comportamiento.

Sin embargo, no todos los psiquiatras y/o psicólogos están capacitados para realizar dicha prueba, por lo que se induce a la utilización de test en psicología clínica por medio de cuestionarios, entrevistas individuales cumpliendo el mismo objetivo: ver la manera en que el sujeto se enfrenta a las tareas en el mundo real.

Terapia para trastorno antisocial de la personalidad

Con el fin de tratar inmediatamente el trastorno antisocial, el paciente no se percata del daño que está haciendo, por lo que su voluntad de mejorar no tendrá una recuperación a largo plazo que mejore su calidad de vida, sin embargo, es posible llevar a cabo tratamientos fármacos incluyendo terapias cognitivas – conductuales el cual se manejen las contingencias del comportamiento del paciente.

Por tal motivo, la finalidad de las psicoterapias se centra en reducir los daños tanto como se pueda para que las consecuencias de sus actos no sean negativas para la sociedad, así se incluye controlar cada uno de los signos que se evidencien, como impulsos de ira y de violencia, abuso de sustancias tóxicas psicoactivas, entre otras afectaciones mentales.

 

Quizá te interés:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea