¿Qué hacer cuando estas aburrido y no haya sentido?

que hacer cuando estas aburrido y no hayas sentido

Todos los seres humanos se han aburrido alguna vez en su vida, pero ¿Qué quiere decir esa sensación que determinamos como “aburrimiento”? Si bien, todos tenemos esos días de pereza donde realmente estamos tan desocupados que no tenemos nada que hacer cuando existen millones de posibilidades para ponernos en marcha, sin embargo, dicho estado prevalece ante los posibles estímulos que el ambiente puede proporcionar.

Por ejemplo, durante la época escolar existían clases donde no eran tan interesantes para algunos estudiantes, por lo tanto, preferían dormir  en medio de ella incluso a hacer cualquier otra cosa, por lo que se perdía fácilmente la atención a razón de que el cerebro no encuentra motivación para concentrarse en ello, por tal motivo es que en las escuelas se impartieron nuevas estratégicas de clases dinámicas donde la participación de los estudiantes era primordial, de tal manera que a pesar de que el tema era aburrido o poco atractivo para algunos, la atención de alguna forma permanecía.

Siguiendo la idea, tanto como el hecho de estar desocupado como tener abrumadoras ocupaciones, son catalogadas como las razones más probables para aburrirse y no encontrarle sentido a nada, suena un poco controversial, ¿verdad? Sin embargo, estar aburrido puede conllevar al desarrollo de capacidades creativas para intentar solucionar el problema de satisfacer su necesidad de motivación.

¿Por qué me siento aburrido?

Psicológicamente hablando, se entiendo como el estado de aburrimiento a la incapacidad mental producida por el cerebro de disfrutar a partir de la satisfacción en cuanto a la participación de actividades por la falta de atención y/o interés frente a estas. En otro sentido, las actividades no son las que provocan sentirse aburrido, sino que nosotros mismos provocamos dicha sensación de apatía hacia algo.

De ese modo, se ha evidenciado en la historia del comportamiento humano que las tareas rutinarias consideradas monótonas, pueden llegar a un punto que aburren, no se le encuentra sentido alguno de hacerla una y otra vez, provocando fatiga mental y dado que nuestro cerebro controla cada una de las funciones de nuestro cuerpo, influye directamente proporcional en la energía que le invertimos a determinadas tareas.

Entonces, el aburrimiento se ve asociada con la desmotivación humana y la fatiga mental, la cual se ve influida por los cambios evolutivos en el estilo de vida de la sociedad, es decir, en épocas pasadas, los experimentos psicológicos que involucraban la medición del estado de aburrimiento en las personas eran considerablemente alto por el índice de cansancio teniendo la relación directa al constante estrés laboral que efectuaban las personas para mantenerse a flote. Pero con la llegada de la revolución industrial, el tiempo libre con el que contaban las personas para “aburrirse” fue disminuyendo considerablemente.

Actualmente, la sensación de aburrimiento ha tomado un tipo de auge, lo irónico es que nos encontramos en una sociedad donde la proliferación de la información para mantener entretenido al ser humano aumenta cada vez más, las personas se aturden ante el hecho de haber demasiadas opciones sin tener la capacidad clara de decidir por los rápidos estímulos a los que se encuentra en el momento.

no hayas sentido a la vida Científicamente hablando, se evidencia del sentirse aburrido se da cuando los niveles de dopamina que estimulan el organismo son considerablemente bajos, por lo tanto, en la actualidad las personas buscan inconscientemente de segregar dicho neurotransmisor por medio de actividades de alto riesgo que aceleren su corazón a través de la producción de adrenalina.

En ese sentido, existen variedad de factores por los que una persona puede sentirse aburrida, dado los diferentes aspectos en ambientes de la vida en el que se desarrolla el ser humano, ya sea en el área laboral, académico, familiar, relaciones sociales, pareja sentimental, hasta personales donde se involucran las herramientas de la inteligencia emocional.   

El aburrimiento en los niños, los adolescentes y adultos

Si damos un vistazo al pasado, salir a jugar a la calle con los vecinos del barrio era el entretenimiento más efectivo para durara horas y horas después de la escuela detrás de un balón, inventando juegos de contacto físico, incluso reunirse en una casa toda la tarde con juegos de mesa, de tal manera que el aburrimiento escasas veces se aparecía en la infancia, pues de alguna u otra forma se buscaba desesperadamente algo que hacer.

No obstante, con el pasar del tiempo se muestra la evolución tecnológica mientras nos enfrentamos a una era digital en cuanto al campo del ocio y entretenimiento, los niños y adolescentes son cada vez más parte del rápido proceso de interconexión mundial que se vive día tras día, por lo tanto, es donde encontramos frecuentemente a un niño o adolescente pegado todo el tiempo tras una pantalla, ya sea celular, Tablet, televisor, computadora, videojuegos móviles, u otro aparato digital que los mantenga en constante interacción a tal punto de crear una dependencia dirigiéndolo en el camino del vicio o adicción a los aparatos tecnológicos, que en el momento que no lo tienen en sus manos, los niveles de desmotivación aumentan causando el conocido aburrimiento.

De esa manera, los niños actuales no ven más allá que el uso de aparatos electrónicos como medio de entretención, ajustando la forma de diversión a las nuevas tendencias. De igual forma, una vez se cansen de lo repetitivamente encontrado mientras navegan por los aparatos digitales, caen en el “y ahora, ¿Qué?” puesto que en sus pensamientos la creatividad puede ser limitada si no es alimentada y fortalecida adecuadamente. No tengo nada que hacer.

En tanto, la presencia constante del estado de aburrimiento durante la etapa de crecimiento y desarrollo en muchos aspectos personales y de relaciones sociales del individuo, son causantes de que se presenten baja tolerancia a sentimientos negativos como son la frustración, ansiedad, angustia, pues se consideran incapaces de manejar la monotonía, en ese caso no se habla de la costumbre creada hacia algo por la rutina que se tiene, sino la repetitiva acción sin sentir un resultado optimo, por lo que se caracterizan por desarrollar una personalidad impulsiva para satisfacer sus necesidades inmediatamente sin pensar en el otro, despertando la curiosidad a experimentar drogar o sustancias perjudiciales para su salud con tal de sentirse diferente.

Es esta etapa donde la persona quiere todo rápido al alcance de la mano con tal de no aburrirse, por lo que recurren a cualquier cosa.

En la actualidad los adultos nos encontramos en constante estimulación del ambiente que la entretención y diversión estará presente a todo momento, pero en el momento que aparece la sensación de aburrirse es dado por la saturación de esta en nuestros pensamientos pues simplemente el aburrido eres tú, más no el sinfín de tareas que existen para hacer. Por tal motivo, encuentra nuevamente aquello que te emociona, le da adrenalina, te mueve el cuerpo, alimenta el alma y hace que fluyan los buenos pensamientos para que consigas des aburrirte.

Teniendo en cuenta que las responsabilidades en la edad adulta se intensifican considerablemente, la cabeza se encuentra en constante ocupación para no pensar en más nada, pro ejemplo, cuando abunda el trabajo, la concentración de nuestro sentidos está plenamente enfocada en terminar lo que se está haciendo para luego tomar un pequeño descanso y continuar con las labores diarias, sin embargo, el mismo cuerpo se aburre la constante presión que le exigimos para cumplir con todo en el tiempo justo que de una u otra forma pide a gritos “vacaciones”.

Pero cuando estamos de vacaciones, disfrutando del tan valioso tiempo libre en familia, o con amigos, de la buena vida que el duro trabajo nos proporcionó, llegamos a un punto de aburrirnos por el simple hecho de que ya hicimos todo lo que teníamos que hacer, nos sentimos improductivos o en su defecto no hay más nada para hacer, suena un poco complicado todo esto, ¿no?

Actividades para hacer cuando estás aburrido

Todos pasamos por momentos en nuestro día, incluso en nuestras vidas donde tenemos fases de aburrimiento, desánimos, desgane, ese apagón físico y mental que simplemente nada te motiva o te produce interés para hacerlo por la simple razón de que no le encuentras sentido, generando esa sensación de pereza.

Por otro lado, todas las personas activamente productivas tienen algo que hacer, puesto que su mente está ocupada en cumplir con las responsabilidades que el afán del día a día trae, por tanto, se ve obligada a organizarse de tal manera que su día tenga las horas suficientes con tal de efectuar todos los compromisos pendientes.

Si bien, el aburrimiento llega por cualquier motivo, desde encontrarse en una posición donde la persona está tan desocupada que su estado de ánimo disminuye, hasta aburrirse por tener muchas cosas para hacer que evitas de cualquier modo desarrollar tus actividades preestablecidas. De todas las formas posibles, te dejamos algunas actividades para hacer cuando te sientas aburrido, no encuentres sentido de nada y/o del todo, pero quieres distraer tu mente para entretenerte, pues ese es el principal objetivo:

  • ¿Tienes alguna lista de cosas pendientes por hacer? Pues bien, es momentos de hacer todo en ella, ya sea armar un closet que has estado postergando por “falta de tiempo”, pintar las paredes de tu habitación que tanto habías querido hacer, terminar de doblar esa pila de ropa en la silla mágica del cuarto, u otro quehacer.
  • Vuelve a encontrarte con tus hobbies, esos que dejaste de hacer por diferentes motivos, busca algún libro de tu preferencia para leer o terminar uno que pausaste.
  • Busca a tus amigos, no hay mejor plan que reunirse con amigos que hace mucho tiempo no ves o con los más cercanos.
  • YouTube tiene demasiado contenido para pasar horas y horas de entretenimiento, busca un tema de tu gusto o explora dentro de ese universo de videos, documentales, películas, DIY para aprender hacer nuevas cosas con lo que se tenga en casa, en fin, pon a volar tu imaginación.
  • Para pasar el rato, puedes optar por ver películas, una serie, documentales, en plataformas digitales gratis o pagas donde las proporcionen.
  • Qué mejor oportunidad para cuidar de tu bienestar físico y mental mientras haces un poco de ejercicio físico, ve al gimnasio, sal a caminar al aire libre, a andar en bici, medita, practica yoga, únete a una clase de rumba o danza, ¡muévete!
  • Piensa en ti, comparte tiempo contigo mismo de calidad, tomando una ducha larga para rejuvenecer la piel, arreglarte un poco, cocinar tu comida favorita o preparar nuevos platos jamás antes cocinados.
  • ¿Tienes mascotas? Involúcrale en tus actividades, sal a pasear con ella o en su defecto a comprarle accesorios, comida, nuevos juguetes.
  • La música es la solución, escucha tu música favorita, las mejores canciones a todo volumen para ser cantadas con sentimiento, aprende sobre los instrumentos, artistas de tu preferencia o a tocar algún instrumento.
  • Estudia un poco, entra un par de conferencias académicas para aumentar tú conocimiento, actualizarte, aprender algo nuevo, o comienza un curso corto de tu interés.

Así, existen infinitas actividades posibles para realizar en un día aburrido, es cuestión de ponerle actitud a la vida, ver con ojos positivos lo maravilloso de vivir y disfrutar cada segundo que tu existencia en este efímero mundo.

 

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea