Cómo evitar la sobreprotección en los niños

Los miedos de los padres conllevan a tomar decisiones que obstruyen considerablemente el libre desarrollo del hijo o hija.

Ahora bien, los hijos e hijas logran ser las personas mas importantes en la vida de los padres y las madres, por lo que la capacidad de protección sobre ellos aumenta al tener una noción de lo peligroso que puede ser el mundo, ya que al tener un hijo, conlleva la responsabilidad de velar por su integridad, bienestar y felicidad en las diferentes etapas de la vida, por lo tanto evitan a toda costa que el infante sufra de alguna manera por lo que suelen cohibirlos de experimentar su propio camino, tomar decisiones propias, e incluso inducir miedos e inseguridades.

No obstante, no es culpa de los padres o madres que se tenga ese impulso por mantenerlos en una burbuja de cristal totalmente cubierta y delicada, dichas acciones se deben a la historia, métodos de crianza y experiencias de la vida que tiene el círculo familiar en general, es decir, si en la infancia de la madre, ésta fue atacada por un perro mientras jugaba con otros niños al frente de su casa, cabe la posibilidad que la madre sobreproteja a su hijo/a al prohibirle jugar fuera de su casa, incluso le transmitiría su miedo u odio a los perros al infante.

De esa manera, los padres – madres pueden actuar de manera consciente o inconsciente al sobreproteger a sus niños, puesto que, dentro de su capacidad de autoridad, ellos mismos se ven en la tarea y la obligación de educar de acuerdo con sus normas, reglas y creencias, a sus propios hijos, por lo que algunos de ellos, no tendrán la capacidad de notar cuando están exagerando, sobrepasando los límites de desarrollo o impidiendo un crecimiento sano. 

Consecuencias de los niños sobreprotegidos

¿De que se trata sobreproteger a los hijos? Como padres o madres, generalmente se desea lo mejor para ellos con tal de que no padezcan frustraciones, eviten malestares o sufran escasez, con tal de que puedan cumplir con sus metas en la vida a medida que crecen, sin embargo, en ocasiones en el camino se olvida que la vida de cada uno es individual y les pertenece a ellos, a tal punto que se cohíbe su desarrollo.

En ese sentido, mantener un equilibrio entre protección y libertad no es una tarea para nada sencilla de llevar a cabo, pero al exceder los límites de protección, trae consigo diferentes consecuencias perjudiciales para el infante, para el padre – madres, en la relación entre las dos partes, por ende, en la dinámica familiar tanto en un tiempo presente como en el futuro:

  • Los hijos pueden convertirse en personas agresivas, autoritarias, tiranas, ya que papá y mama han estado respaldando el comportamiento sin establecerle límites de deber derecho.
  • Se intensifican los miedos, de tal manera que, al intentar protegerlos de la tristeza o pesares, los hijos no desarrollen las herramientas para afrontar, enfrentar, ni gestionar aquello que le genera miedo, por lo que se cohibirá de tomar riesgo en cuando aprovechar oportunidades que se le presenten en su camino.
  • El niño no logra ser él mismo en un ambiente que se sienta libre de hacerlo dentro del contexto familiar al experimentar, por lo que les falta autonomía en sus decisiones y acciones, derivando situaciones como la falta de identidad, no poder gestionar sentimientos negativos como la frustración, entre otras.
  • Al ocultarle y apartarlos de los problemas, se le impide que se encuentren con la realidad de la vida a partir de la percepción que ellos mismos desarrollen, que se hagan responsables de sus propias acciones cuando se comenten un error o si acaso se den cuenta que se dirigen por un camino errado, en otras palabras, se les impide que se conozcan con ellos mismos.

Expresiones comunes que utilizan los padres para sobreproteger a sus hijos

No existe padre ni madre perfecto, ni hijo o hija perfecto, por tanto, existen tantas acciones como expresiones verbales que demuestra que se está sobreprotegiendo desde temprana edad de manera inconsciente, incluso consciente al pensar que todo lo que se hace es por el bien del menor.

Entonces, si como padre o madres piensas que estás siendo un poco sobreprotector, es posible que sueles decir ciertas frases a tus hijos en un tono manipulador, tales como:

  • “No hagas eso que te irá mal”
  • “No subas ahí que te caerás, te vas a hacer daño”.
  • “Si vas tú solo puede pasarte algo malo”
  • “Estas muy pequeño/a para eso”
  • “Te doy permiso sólo si yo estoy/voy contigo – te acompaño”
  • “No puedes hacer eso, se te ve mal”
  • “No seas así” “lo hiciste mal”
  • “No debes…” “¿Quieres que me moleste?”

Cómo evitar sobreproteger a tu hijo

Los padres y madres quieren lo mejor para sus hijos/as, pero traspasar ciertos límites de crianza puede causar daños contraproducentes en el crecimiento personal, social y en otros contextos de la vida del menor, por ende, es necesario dar un paso atrás con el fin de observar si el actuar es el correcto, con tal de evitar sobreprotegerles.

Para ello, procura permitirles ser, descubrirse, desarrollarse, explorar, cometer errores, de tal manera que se harán responsables conscientes de sus actos. Para ello, es necesario que le hagas entender y como padre/madre tengas en cuenta que durante el proceso actuarás como apoyo, más no como solucionador u opresor que lastime sus emociones.

Intenta crear un espacio seguro al mostrarle que confías plenamente en las capacidades del infante, realizando actividades que refuercen la relación mientras se fortalece la autonomía e independencia, en tanto, evita decir las frases mencionadas anteriormente que de cierta forma disminuye la autoestima del menor.

Aprende a controlar los impulsos como padre o madres deseando ser la sombra del menor, recuerda que es importante dejarlos vivir poco a poco, ya que también es necesario establecer límites por medio de refuerzo, ánimo y corrección de comportamientos.

 

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea