¿Cómo afecta el alcohol y la droga en el trabajo?

La vida laboral no suele ser para anda sencilla como cumplir con indicadores a tiempo, ser productivo para que se refleje en los resultados, rendir cuentas diariamente, entre otras actividades que cada profesión trae consigo, se resume a un estado común: el estrés.

Claramente, el estrés no justifica ni el consumo o el abuso del alcohol ni otras drogas que alteran la estabilidad de los sentidos.

El consumo de sustancias psicoactivas tiene una alta participación en la sociedad actual, por lo que su abuso repercute en cada uno de los ámbitos en la vida de las personas, desde el plano familiar, relaciones sociales, pareja e innegablemente el laboral, trayendo consigo engorrosas consecuencias en este último.  

¿Por qué los trabajadores consumen drogas en el medio laboral?

El estrés del día a día ha aumentado con el pasar el tiempo una vez que nos encontramos atrapados en el ámbito laboral, puesto que todo acontece tan rápido que no tomamos un respiro con el trabajo, dejamos que nos absorba la vida rápidamente hasta buscar cualquier forma para “despejar” la mente de tal abrumador hecho.

Como adultos conscientes de nuestros actos, tenemos en cuenta que el consumo de drogas y el alcohol es perjudicial para la salud, pues puede cambiar el estado neuroquímico del cerebro alterando el comportamiento, procesamiento de información, concentración, percepción del entorno, motivación y recepción de ideas. Entonces, la falta de autocontrol emocional ante el estímulo del “estrés laboral”, aumenta la vulnerabilidad del deber ser individual, el cual cae en la tentación.

De hecho, algunos trabajadores toman como excusa el consumo indebido de sustancias psicoactivas como medio de escape de la ansiedad que les produce la presión profesional, o en su defecto, para mantenerse concentrados durante una larga jornada sin tener en cuenta las connotaciones negativas que este acto conlleva.

Es preciso apuntar a que sin importar la cantidad que se consuma de alcohol u otra droga, la persona es propensa a tomar dicha acción que cree funcionarle, como un hábito convirtiéndose imperceptiblemente en una forma de adicción.

Consecuencias del consumo de alcohol y drogas en el trabajo

El ámbito laboral corresponde una parte importar de todo ser humano, ya que se trata del medio por el cual se sustenta para obtener dinero y sobrevivir en el día a día. Sin embargo, las diferentes causas que conllevan a caer en un camino donde se evidencien diferentes tipos de drogas o alcohol, traen consigo consecuencias que afecta la estabilidad profesional tales como:

  • Despido inminente e inmediato por falla al manual de convivencia y políticas del trabajo, produciendo disminución de adquisición monetaria o bajos ingresos.
  • Bajo rendimiento y productividad laboral por la falta de concentración durante el trabajo.
  • Incremento del riesgo a accidente laborales, además de presentar altos índices de posible enfermedades físicas o mentales.
  • Existencia de mal ambiente laboral entre los compañeros o continuos conflictos con jefes por tensión individual.
  • Incumplimiento en responsabilidades laborales para entregar a tiempo.
  • Deterioro de la calidad de vida: Irritabilidad, cambios de humor, somnolencia, estrés.

El consumo de alcohol y cualquier tipo de drogas no afecta solamente en el ámbito laboral, pues repercute en el plano familiar y desarrollo personal en el momento que el malestar interfiere con sus actividades, tareas, deberes y responsabilidades diarias que interfieren en el cumplimiento de las metas de vida planteadas.

Un trabajador consume drogas, ¿Qué hacer?

Para nadie es un secreto que el consumo de drogas y/o alcohol por parte del trabajador, es una falta de conducta anti laboral considerada una justa causa para su despido, el cual requiere de un proceso legal correspondiente por parte de la parte contratante, cuando el trabajador se presenta en estado de embriaguez o influencias de las drogas.

Sin embargo, dado que cada persona es libre tanto de expresar sus pensamientos como de hacer cualquier acto, existen dos escenarios para tener en cuenta en el momento de actuar ante un trabajador que consume drogas: El primero, es el consumo fuera del lugar laboral como hábito de su vida privada sin afectar el ámbito profesional al no presentarse en estado inapropiado que incumpla la ley o reglamento corporativo; El segundo, el consumo durante horas laborales en o presentarse ebrio o drogado a trabajar.

En ese sentido, las empresas tienen la obligación de realizar programas contra el consumo de drogas y altas cantidades de alcohol como método de prevención que mitigue los riesgos laborales con el fin de preservar la calidad de vida mejorando el rendimiento de sus empleados dentro del área laboral. Así, si encontraste a un compañero en estado de embriaguez en repetidas ocasiones ¿Qué harías tú? ¿Reportarlo o comunicarte directamente con él para ayudarle si presenta algún problema serio?

¿Cómo prevenir el consumo de drogas y alcohol en el trabajo?

El alcohol y cualquier otro tipo de drogas provocan discapacidad sensorial que no exige las actividades laborales desempeñadas cotidianamente, por tal motivo, prevenir su uso y consumo promueve el cumplimiento de un compromiso por parte del trabajador con la empresa y viceversa. De hecho, la prevención del acto en cuestión hace parte de la responsabilidad corporativa de mantener el bienestar individual y grupal de sus empleados.

Entorno sano, vida laboral saludable

Dicho lo anterior, la parte contratante debe contar con las estrategias necesarias tales como jornadas de sensibilización o programas de integración empresarial haciendo referente al tema, que garanticen la calidad de vida del empleado dentro del ambiente laboral para detectar a tiempo el consumo frecuente de dichas sustancias con el objetivo de que afronte su situación por su propia integridad.

De esa manera, se disminuirá los niveles de estrés rutinarios que se enfrentan día a día los empleados en su esfuerzo de rendir los mejores resultados posibles, se sentirán motivados a continuar laborando sin necesidad de buscar un “escape” u otra alternativa de concentración, por medio de una conducta responsable.

Igualmente, la implementación de buenas prácticas empresariales a través de un plan de prevención dentro del área laboral con grupos de apoyo y sesiones terapéuticas individuales durante cierto periodo de tiempo disminuirá el riesgo de los empleados en caer en las conductas adictivas.

Quizá te interese:

¿NECESITAS AYUDA?

Déjanos tus datos y uno de nuestros especialistas te llamará, consulta gratis.


Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea